MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

La cría selectiva ha modificado el cerebro de los perros

Un estudio ha puesto de manifiesto la gran plasticidad del genoma canino


Por primera vez los científicos han demostrado que la cría selectiva del perro doméstico ha cambiado de forma drástica no sólo el aspecto de los animales sino también su cerebro. Según una publicación que aparece en redorbit.com investigadores de la University of New South Wales (UNSW) y University of Sydney han descubierto que el cerebro de muchas razas braquicéfalas han rotado 15 grados hacia adelante, mientras que la región cerebral encargada del olfato se ha recolocado.
Las grandes variaciones en el tamaño y forma del cráneo canino se han conseguido durante más de 12.000 años de cría en la que se buscaban rasgos funcionales y estéticos. El descubrimiento de esta dramática reorganización del cerebro de los perros plantea importantes cuestiones sobre su impacto en la conducta de los mismos.
Los investigadores, que pertenecen al Brain and Ageing Research Program de la UNSW y a la Facultad de Veterinaria de la University of Sydney, utilizaron imágenes de resonancia magnética para observar los cerebros de un amplio abanico de razas.
El coautor del estudio, el Dr Michael Valenzuela, de la School of Psychiatry de la UNSW afirma que "encontramos correlaciones fuertes e independientes entre el tamaño y forma del cráneo del perro y la rotación cerebral y la posición del lóbulo olfactorio".
"A medida que la forma de la cabeza o el cráneo del perro se aplana el cerebro se desplaza hacia adelante y el centro cerebral del olfato desciende hasta la posición más baja del cráneo" continúa diciendo el Dr Valenzuela.

Gran plasticidad del genoma canino
Los autores apuntan que ningún otro animal salvo el perro ha disfrutado del nivel de afecto y compañerismo que le ha ofrecido el ser humano y que tampoco ninguno ha experimentado esta sistémica y deliberada intervención en su biología a través de las razas. La existencia de una gran variedad sugiere que el genoma canino posee un nivel de plasticidad único.
"Los perros parecen ser enormemente sensibles a la intervención humana mediante la cría. Es increíble que el cerebro canino pueda acomodar estas enormes diferencias en la forma del cráneo a través de estos cambios; es algo que no se ha documentado en otras especies" dice el Dr Valenzuela.
Los impactos sobre la salud de las patologías específicas de cada raza —como la encefalitis del Dogo y los problemas de cadera del Pastor Alemán—, están bien documentados; no obstante, hasta la fecha poco se sabe de los efectos de la intervención humana en el cerebro del perro.
El profesor asociado Paul McGreevy de la University of Sydney y coautor del estudio señala: "Pensamos que los perros viven en un mundo de olores, sin embargo este hallazgo claramente sugiere que el mundo oloroso de un perro es totalmente diferente del de otro".
"El paso siguiente —afirma el Dr Valenzuela—, consiste en tratar de averiguar si estos cambios en la organización cerebral también están ligados a diferencias sistemáticas en la función cerebral canina".

Mas noticias

Empresas Animales de compañía

22 Febrero 2024

22/02/2024

Últimos días para registrarse en el WebSeminar “Senvelgo: el cambio de paradigma en el tratamiento de la diabetes”

Actualidad Salud pública

22 Febrero 2024

22/02/2024

El Sindicato Veterinario de Castilla y León prosigue con sus reuniones para sacar adelante la Ley de Salud Pública

Artículos Rumiantes

22 Febrero 2024

22/02/2024

Conectados al ganado: revolucionando la gestión en extensivo con collares de geolocalización

Empresas Animales de compañía

22 Febrero 2024

22/02/2024

Douxo S3, una solución integral para el cuidado de la piel de los gatos

Actualidad Salud pública

22 Febrero 2024

22/02/2024

El proyecto de ciencia ciudadana Mosquito Alert recibe el premio internacional WSA 2023

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS