MI CUENTA |

Mucha variación y pocos genes

La cría selectiva de razas por parte del ser humano ha afectado a la variación genética de los perros


Un Gran Danés mide más de un metro desde el pie hasta el hombro y puede fácilmente alcanzar los 90 kilos de peso. Un Chihuahua cabe cómodamente en un bolso. Las razas de perros domésticos presentan una variedad en forma y tamaño del cuerpo -sin mencionar color del manto y longitud del pelo- que no es comparable a la de ningún otro mamífero terrestre. Pero, según un nuevo estudio, tan solo de dos a seis regiones del ADN canino son las responsables de la mayor parte de esta diversidad. Estos últimos años, los investigadores han relacionado ciertos rasgos caninos -desde la talla a la forma del pelo- con mutaciones específicas del ADN. Esta nueva línea de investigación fue posible gracias al Dog Genome Project en 2005 realizado por el National Human Genome Research Institute (NHGRI) en Bethesda, Maryland. No obstante, los investigadors no han realizado un análisis a gran escala de estos rasgos en una amplia variedad de razas. Como consecuencia, no saben si dichos caracteres están gobernados por un gran número de regiones genéticas, cada una con pequeños efectos, o por unas pocas regiones con grandes efectos.

Por este motivo un equipo liderado por dos genetistas Carlos Bustamante, de la Stanford University en Palo Alto, California, y Elaine Ostrander, de NHGRI, analizaron la información genética de 915 perros domésticos de 80 razas diferentes. Compararon el ADN de los perros en busca de secuencias que diferían en una sola base, conocidas como polimorfismos de un solo nucleótido. Una vez descubierto dónde difería el ADN, compararon esas diferencias entre perros con, por ejemplo, piernas cortas/largas u orejas tiesas/caídas. En total, los investigadores identificaron 51 regiones en el genoma que contribuían a las variaciones físicas entre las razas. Estas regiones se podían agrupar en áreas más largas del genoma denominadas loci con un efecto cuantitativo detectable (quantitative trait loci o QTL), que se sabe que contienen genes que producen un carácter físico específico, como el pelo enmarañado. Según qué rasgos se comparan, las diferencias genéticas entre dos o seis de estas regiones -que incluyen genes de muchos de los cuales todavía no se ha realizado un mapa para descubrir rasgos específicos- pueden ser responsables del 80% de la variación en las características físicas entre perros, dice Bustamante. Esto difiere de forma significativa de los humanos, continúa, cuya variación física está diseminada más ampliamente en su genoma y, a menudo, comprende cientos o miles de regiones.

¿Por qué esta diferencia?
El culpable más probable es la presión selectiva ejercida por el ser humano al realizar una crianza selectiva, afirman los investigadores. Otra de las co-autoras, Heidi Parker, genetista de NHGRI, afirma que debido a que las personas inicialmente criaron perros para obtener rasgos específicos -como, talla corporal pequeña o temperamento tranquilo- la selección creó un "cuello de botella" que redujo la variación genética de la descendencia, dejándola con tan solo unos pequeños clusters específicos de regiones genéticas variables. Los genes de estos clusters, como aquellos que contienen información sobre la longitud de la lengua o de la pata, fueron seleccionados entonces por los humanos para crear la razas de perro que reconocemos hoy en día. Las apariencias cambiaron de forma drástica mientras que la arquitectura genética en general permaneció sin cambios. "No existe ninguna razón para inventarse una nueva manera de ser bajo cuando ya tienes una que trabaja perfectamente bien" dice Parker. Bustamante afirma que la investigación -que apareció online en PLoS Biology y que se resume en ScienceNow- puede ser importante para la salud humana, porque los perros y personas están estrechamente vinculados. "Los perros viven con nosotros y comparten el mismo ambiente de modo que están expuestos a los mismos agentes que nosotros".

Mas noticias

Empresas Animales de compañia

18 Enero 2022

18/01/2022

Novedad editorial: Enfermedades dermatológicas felinas desde un enfoque clínico

Actualidad Actualidad Veterinaria

18 Enero 2022

18/01/2022

Pilar Molina, nueva directora general de Virbac España

Actualidad Actualidad Veterinaria

18 Enero 2022

18/01/2022

Fallece Juan Contreras Villanueva, histórico presidente del Colegio de Veterinarios de Valencia

Actualidad Animales de compañia

18 Enero 2022

18/01/2022

El Proyecto Vetbonds pide la colaboración de los veterinarios para analizar el vínculo entre las personas y sus animales de compañía

Actualidad Porcino

18 Enero 2022

18/01/2022

Galicia destina 400.000 euros para compensar el sacrificio obligatorio de animales

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS