MI CUENTA | NEWSLETTER

Ricardo Coedo: “CaniLeish® estará muy pronto en España”

La primera vacuna contra leishmaniosis canina registrada en Europa


Ricardo Coedo, field veterinary advisor y responsable del Departamento Técnico de Animales de Compañía de Virbac España S.A., explica en la siguiente entrevista cómo funciona la vacuna contra leishmaniosis que la compañía está comenzando a comercializar en Europa.

CaniLeish® es la primera vacuna frente a la leishmaniosis registrada en Europa. ¿Cómo ha conseguido Virbac este logro?
La historia de la investigación de CaniLeish® empezó a principios de los años 80, cuando se identificaron una clase de proteínas, las PSE (proteínas secretadas-excretadas), en varias especies de parásitos unicelulares como Leishmania.

En los años 90, el IRD (Institut de Recherche pour le Développement) desarrolló un innovador medio de cultivo para Leishmania infantum sin células ni suero.

En 1998, BVT, compañía especializada en diagnóstico (y hoy 100% perteneciente a Virbac), y el IRD decidieron trabajar conjuntamente para evaluar el uso de los antígenos PSE junto con un adyuvante (MDP) para la vacunación contra la leishmaniosis canina. El Departamento de I+D de Virbac se unió a BVT y al IRD en 2003 para respaldar este proyecto, invirtiendo considerablemente en experiencia, tiempo y recursos económicos para redefinir, mejorar y completar el desarrollo del producto hasta llegar a la situación actual. Durante este tiempo también se definieron los parámetros para la producción industrial y se cambió el adyuvante por QA-21, que ofrece mejor tolerancia y es conocido por estimular la respuesta inmunitaria tipo Th1.

¿Qué tipo de respuesta inmunitaria debe desarrollarse frente a la leishmaniosis para que la protección sea eficaz?
La resistencia a la leishmaniosis canina está asociada a una fuerte inmunidad Th1 mediada por células, con un predominio de las citoquinas Th1. Una vacuna eficaz, por tanto, ha de ser capaz de estimular específicamente una respuesta predominantemente Th1.

¿Cuál es el mecanismo de acción de CaniLeish®?
CaniLeish® estimula una respuesta inmunitaria de memoria específica y duradera con predominio Th1 capaz de estimular la respuesta leishmanicida correcta en los macrófagos.

Con respecto a sus ingredientes activos, háblenos de las PSE…
Las PSE son proteínas secretadas y excretadas por el parásito durante el proceso del cultivo. Estas proteínas son altamente inmunógenas e inducen una respuesta inmunitaria apropiada y específica contra Leishmania infantum.

CaniLeish® contiene una selección específica de proteínas parasitarias y no un extracto proteico total del parásito. ¿Qué implicaciones tiene este hecho en la eficacia y en la seguridad de la vacuna?
Las proteínas PSE estimulan mejor la inmunidad mediada por células que los extractos de parásito entero, y evitan además los riesgos asociados a ese tipo de extractos. El método de fabricación asegura que en la vacuna sólo hay PSE puras. No hay proteínas séricas, ni medios a base de huevo, ni células procedentes del cultivo. No hay leishmanias ni ningún otro organismo en la vacuna, lo que asegura un producto puro y estéril que no supone ningún riesgo, ni siquiera para los animales con un compromiso inmunológico.

El adyuvante, QA-21, es el mismo que el empleado en la vacuna Leucogen®. ¿Qué características le han convertido en el elegido para CaniLeish®?
El adyuvante QA-21 es un extracto altamente purificado de la saponina Quil-A. Estimula la respuesta Th-1 y la proliferación de linfocitos T citotóxicos, por lo que es ideal para una vacuna dirigida contra patógenos intracelulares. QA-21 tiene un excelente perfil de seguridad, como ha demostrado tras su empleo durante años en vacunas para humanos y animales.

Han realizado un ensayo con desafío experimental. Según sus resultados, ¿cuánto tiempo dura la inmunidad lograda por la vacuna?
En este estudio, en el que se administró un desafío intravenoso masivo con promastigotes virulentos de L. infantum un año después de haber completado la primovacunación, las distintas respuestas al desafío en los dos grupos demuestran un claro beneficio de la vacunación con CaniLeish®, lo que confirma que la inmunidad tiene una duración mínima de un año.

También han realizado un ensayo de campo en condiciones extremas. ¿Qué diferencias se produjeron, en cuanto al desarrollo de síntomas clínicos de leishmaniosis, entre los animales vacunados y los del grupo control?
En este estudio, el desafío natural fue tan elevado que el 23,1% de los perros control desarrollaron leishmaniosis sintomática en dos años. Incluso en estas condiciones extremas, improbables en la práctica, el 92,7% de los perros vacunados con CaniLeish® permanecieron protegidos y no desarrollaron leishmaniosis sintomática. La vacunación con CaniLeish® disminuye drásticamente el riesgo de desarrollar una infección activa y de progresar hacia las fases sintomáticas.

¿Qué resultados han obtenido en sus estudios de seguridad?
Los estudios específicos de seguridad, realizados en más de 400 perros, han confirmado que CaniLeish® tiene un buen perfil de seguridad.

Después de la inyección pueden aparecer reacciones locales transitorias y moderadas, tales como inflamación, nódulo, dolor a la palpación o eritema. Estas reacciones se resuelven espontáneamente en 2 a 15 días sin tratamiento, en casi todos los casos.

Igual que ocurre con todas las vacunas, un pequeño número de perros puede experimentar letargo o una ligera hipertermia durante un corto periodo de tiempo tras la vacunación. No se detectaron reacciones alérgicas a la vacuna durante ninguno de los estudios.

¿Es segura también en animales portadores del parásito? ¿Se debe realizar algún test serológico antes de administrarla?
Los estudios clínicos confirman que el uso de CaniLeish® en animales infectados no supone ningún riesgo. Pero dado que la eficacia de la vacuna sólo se ha establecido en perros negativos a Leishmania, hoy por hoy se desconoce la utilidad de la misma para retrasar o prevenir la progresión en perros ya infectados. Por tanto, se recomienda vacunar sólo a animales negativos. La opción más práctica es realizar un test serológico rápido en la propia clínica para no tener que posponer la vacunación. Para ello, es preciso emplear un test con elevada especificidad y altamente sensible, como Speed Leish K, que, por su alta fiabilidad, permite vacunar de inmediato a los animales negativos. En el caso de un resultado positivo es conveniente profundizar más en el diagnóstico: además de otras pruebas, es importante realizar una IFI que nos permita obtener una titulación y observar su evolución en los siguientes meses. Finalmente, si se confirma el diagnóstico de leishmaniosis, ese animal no se debe vacunar.

¿A partir de qué edad se puede realizar la primovacunación? ¿Cuál sería la pauta en cachorros? ¿Y en perros adultos?
CaniLeish® está indicada para ser utilizada en perros a partir de los seis meses de edad. La primovacunación consiste en tres inyecciones administradas a intervalos de tres semanas, tanto en cachorros como en adultos. Es necesaria una revacunación anual posterior para mantener esta inmunidad.

¿Se debe separar la administración de CaniLeish® de otras vacunas?
La recomendación actual consiste en separar el momento de vacunación con CaniLeish® del resto de vacunas un mínimo de dos semanas.

Mas noticias

23rd Congress of the European Society of Veterinary and Comparative Nutrition

VI Congreso de la Organización Iberoamericana de Porcicultura

XL Congreso Anaporc

¿Piensos con umami para mejorar el consumo de los lechones destetados?

Imagen de Marzena P. (Pixabay)

Se ha abierto el plazo de preinscripción para obtener el Certificado Español en Clínica Equina de 2020

Noticias de interés

EVENTOS