MI CUENTA | NEWSLETTER
PortalVeterinaria

Una nueva prueba puede diagnosticar las cepas emergentes de parvovirus canino

Detecta simultáneamente las cepas ya existentes 2a y 2b


El parvovirus canino es una enfermedad de distribución mundial altamente contagiosa que afecta a perros domésticos y salvajes. Puede ser mortal en los perros o cachorros inmunocomprometidos que aún no han sido vacunados, afirmó Richard Oberst, del Diagnostic Laboratory.

El equipo de diagnóstico molecular ha desarrollado una prueba más nueva y más eficaz que puede detectar una cepa emergente 2c del virus mientras que simultáneamente detecta las cepas ya existentes 2a y 2b.

“El parvovirus canino es una enfermedad muy grave”, dijo Oberst. “Por lo general, los perros que tienen parvovirus canino ya están inmunosuprimidos, no sólo debido a su corta edad y a que tienen un sistema inmunológico inmaduro, sino también por tener parásitos intestinales.”

El parvovirus canino causa enteritis hemorrágica que provoca diarrea con sangre durante varios días después de la exposición al virus. Se propaga de un perro a otro a través del contacto con las heces. El virus infecta a los linfocitos y causa la supresión inmunológica, dijo Oberst, pero también puede causar que los perros sangren hasta la muerte a través de sus intestinos.

En la década de 1970 se produjo un brote importante de parvovirus en todo el mundo e involucró una forma patógena del virus que mató a muchos perros. Desde la década de 1970, el virus ha evolucionado hasta convertirse en las cepas del tipo 2a y 2b que se encuentran en todo el mundo. Recientemente también ha surgido un tipo 2c.

“A pesar de que el parvovirus no parece ser la causa de los mismos brotes generalizados que vimos en la década de 1970, una gran cantidad de perros siguen siendo infectados y mueren debido a la enfermedad”, dijo Oberst.

A menudo, las tasas de supervivencia dependen de la rapidez y precisión con las que se detecta el virus. Las pruebas comerciales para los veterinarios no son tan eficaces en la detección de nuevas cepas del virus 2c, dijo Oberst, y han dado lugar a algunos resultados negativos falsos.

Jianfa Bai, profesor asistente de medicina diagnóstica, y sus colaboradores en el Kansas State University Diagnostic Laboratory desarrollaron una prueba PCR para detectar la cepa 2c del virus y las cepas 2a y 2b. Aunque el laboratorio de diagnóstico ha sido capaz de hacer las pruebas para las cepas 2a y 2b durante años, la nueva prueba amplía las capacidades del laboratorio para detectar rápidamente y con precisión el parvovirus canino.

“Con este test podemos probar todas las cepas simultáneamente y diferenciar qué cepas del virus pueden realmente ser la causa de la infección”, dijo Oberst. “Ese es el aspecto único de esta prueba.”

Si bien el parvovirus canino es una enfermedad grave, la buena noticia para los propietarios es que la enfermedad se puede prevenir mediante la vacunación, dijo Oberst. Incluir a un perro en un programa de vacunación tan pronto como sea posible es la mejor manera de prevenir la propagación del virus. “Es totalmente prevenible si los perros son competentemente inmunes y se han introducido en un programa de vacunación a una edad temprana, antes de que pudieran estar expuestos al virus”, dijo Oberst. “Por eso es muy importante conseguir perros vacunados y que su sistema inmunológico esté preparado para la exposición al parvovirus.”

Los perros jóvenes -generalmente entre 6 y 16 semanas de edad- son más propensos a mostrar síntomas porque todavía no se han vacunado o están inmunocomprometidos. Los signos de parvovirus incluyen fiebre, diarrea con sangre o letargo. Si los dueños sospechan que su perro tiene parvovirus canino, deben hablar con su veterinario. Se recomienda que lo separen de los perros sanos para que el virus no se propague así como el uso de cloro para desinfectar las superficies con las que el perro infectado con parvovirus puede haber estado en contacto.

Si bien el virus no infecta a los seres humanos, los investigadores están viendo que el parvovirus puede infectar a los gatos, pero no necesariamente con los graves problemas clínicos encontrados en los perros. Oberst dijo que se necesitan más estudios para aprender más sobre la variedad felina.

El artículo completo se puede encontrar en www.sciencedaily.com.

Mas noticias

ISFM European Feline Congress 2019

Efectos del manejo durante la recolección sobre el comportamiento y bienestar de broilers

Jornada técnica: Zoonosis en perros y gatos por vectores hematófagos y parasitarios

España se coloca a la cabeza de Europa en la producción de piensos

Cuidado con el golpe de calor

Noticias de interés

EVENTOS