MI CUENTA |

Eficacia de un método molecular para la detección de filarias

El 11,6 por ciento de los perros analizados estaban infectados por Acanthocheilonema reconditum


Los filarioides caninos son importantes nematodos que los artrópodos transmiten a los perros. El diagnóstico de la filariosis canina se logra mediante la identificación microscópica de microfilarias, serología o PCR para ADN-filarial. El objetivo de este estudio* fue evaluar un ensayo molecular para la detección de filarias caninas en sangre de perro, para comparar su rendimiento con otras técnicas de diagnóstico, y para determinar la relación entre la concentración de microfilarias y la infección con otros patógenos de transmisión vectorial.

Se recogieron muestras de sangre de 146 perros de Costa Rica y se sometieron a la detección de filarioides caninos por cuatro métodos diferentes: la prueba de tubo de microhematocrito (MCT), el test de Knott modificado, un ensayo serológico y una prueba de disociación de alta resolución (High Resolution Melt; HRM) y PCR cuantitativa en tiempo real PCR (HRM-qPCR). También se evaluó la coinfección con otros patógenos de transmisión vectorial.

El quince por ciento de los perros fueron positivos para Dirofilaria immitis al menos por uno de los métodos. El HRM-qPCR produjo patrones de disociación distintivos para las diferentes filarias y reveló que el 11,6 % de los perros fueron infectados por Acanthocheilonema reconditum. El último ensayo tenía un límite de detección de 2,4x10-4 mf/μl y detectaba infecciones con concentraciones microfilariales más bajas en comparación con las técnicas microscópicas y el ensayo serológico. El MCT y el test de Knott sólo detectaron los perros con microfilaremias de D. immitis por encima de 0,7 mf/μl. Sin embargo, hubo una fuerte correlación entre la concentración microfilarial obtenida por la prueba modificada de Knott y el HRM-qPCR (r = 0,906, p <0,0001). Curiosamente, en un perro se encontró una infección por Cercopithifilaria bainae. Por otra parte, no se encontró asociación entre microfilaremia y coinfección y no hubo diferencia significativa en la concentración de microfilarias entre los perros infectados sólo con D. immitis y perros coinfectados con Ehrlichia canis, Anaplasma platys o Babesia vogeli.

Este es el primer informe de A. reconditum y C. bainae en Costa Rica y Centroamérica. Entre las técnicas de diagnóstico evaluadas, el HRM-qPCR mostró el rendimiento más sensible y fiable en la detección de filaroides en la sangre en comparación con el test de Knott modificado, la prueba de MCT y un ensayo serológico.

*Rojas A, Rojas D, Montenegro VM, Baneth G. Detection of Dirofilaria immitis and other arthropod-borne filarioids by an HRM real-time qPCR, blood-concentrating techniques and a serological assay in dogs from Costa Rica. Parasit Vectors. 2015 Mar 23;8(1):170. doi: 10.1186/s13071-015-0783-8.

Mas noticias

Actualidad Actualidad Veterinaria

15 Junio 2021

15/06/2021

Los veterinarios de toda Europa se comprometen a lograr un sistema de alimentación sostenible

Empresas Animales de compañia

15 Junio 2021

15/06/2021

Los perros policía regresan a las aulas para mejorar la estimulación sensorial y motriz de personas con diversidad funcional

Actualidad Rumiantes

15 Junio 2021

15/06/2021

Un manual describe las estrategias de adaptación y mitigación de vectores de transmisión en vacuno

Productos Animales de compañia

15 Junio 2021

15/06/2021

Zoetis lanza VetScan Imagyst, una nueva solución diagnóstica impulsada por inteligencia artificial

Actualidad Salud pública

15 Junio 2021

15/06/2021

Editado un informe sobre cambio climático y seguridad alimentaria

 
 

EVENTOS