MI CUENTA | NEWSLETTER
PortalVeterinaria

La premedicación con acepromazina y butorfanol mejora la calidad del examen laríngeo

Se utilizaron 10 Beagle de entre 11 y 13 meses


Los objetivos del presente estudio* fueron evaluar el movimiento aritenoideo, la calidad del examen laríngeo y el efecto del doxapram sobre el movimiento aritenoide en perros normales anestesiados con alfaxalona o propofol, con o sin premedicación con acepromazina y butorfanol. La hipótesis de los autores era que la alfaxalona proporcionaría una calidad similar de examen laríngeo y tendría un efecto equivalente en el movimiento aritenoideo en comparación con el propofol, que estas premedicaciones específicas mejorarían la calidad del examen laríngeo y que la administración de doxapram aumentaría el movimiento aritenoide en todos los tratamientos anestésicos.

El estudio fue aleatorizado, cruzado y ciego. Los animales utilizados fueron 10 Beagle hembra, de entre 11 y 13 meses y con un peso de entre 7.2 y 8,6 kg.

A los perros se les administraron cuatro tratamientos intravenosos (IV): alfaxalona (ALF), alfaxalona + acepromazina y butorfanol (ALF-AB), propofol (PRO) y propofol + AB (PRO-AB). Las dosis de AB se estandarizaron. Los perros fueron anestesiados 5 minutos más tarde mediante la administración de alfaxalona o propofol IV para lograr el efecto. Se capturó en video el movimiento de la aritenoide durante la inspiración y espiración máxima antes y después de la administración de doxapram IV (0,25 mg kg-1). Se calculó el cambio en el área de superficie de la rima glottidis (RGSA) para medir el movimiento aritenoide. Un investigador que desconocía el tratamiento calificó la calidad del examen laríngeo.

Un aumento del 20 % en RGSA fue el mínimo movimiento aritenoideo detectable. RGSA fue significativamente menor en ALF antes de aplicar doxapram en comparación con todos los otros tratamientos. Se midió un aumento <20 % en RGSA en ocho de 10 perros en PRO y en todos los perros en ALF antes de doxapram. Después de doxapram, RGSA aumentó significativamente para PRO y ALF; sin embargo, el 20 % de los perros en PRO y el 50 % de los perros en ALF aún tenían <20 % de aumento en RGSA. Se midió un aumento <20 % en RGSA en cinco de 10 perros en PRO-AB y ALF-AB antes de doxapram. Todos los perros en PRO-AB y ALF-AB con <20 % de aumento en RGSA antes de doxapram tuvieron un aumento de ≥ 20 % en RGSA después de doxapram. La calidad del examen fue significativamente mejor en PRO-AB y ALF-AB.

El uso de acepromazina y butorfanol mejoró la calidad del examen laríngeo. Cualquier impacto negativo en el movimiento aritenoide causado por estas premedicaciones se superó con doxapram. No se recomienda el uso ni de propofol ni de alfaxalona solo para la evaluación del movimiento aritenoideo.

*Radkey DI1, Hardie RJ2, Smith LJ3. Comparison of the effects of alfaxalone and propofol with acepromazine, butorphanol and/or doxapram on laryngeal motion and quality of examination in dogs. Vet Anaesth Analg. 2018 Feb 3. pii: S1467-2987(18)30003-5. doi: 10.1016/j.vaa.2017.08.014. [Epub ahead of print]

Mas noticias

Luis Planas anima a los veterinarios a seguir trabajando para mejorar el nivel de la agricultura y la ganadería

Boehringer Ingelheim imparte un taller sobre artrodesis de carpo

El Manejo Anestésico del Paciente Crítico es el tema central del congreso de la SEAAV

El MAPA se preocupa por el uso sostenible de los recursos genéticos animales

AMBiotec Balance participa en la LXXX Feria de Ganado Frisón en Galizano (Cantabria)

Noticias de interés

EVENTOS