MI CUENTA | REGISTRARME
PortalVeterinaria

La colegiación de oficio, medida de control profesional y aseguramiento de buenas praxis veterinarias


Ignacio Oroquieta y Regina Serrano, durante la reunión (imagen: Colegio de Veterinarios de Sevilla).Ignacio Oroquieta y Regina Serrano, durante la reunión (imagen: Colegio de Veterinarios de Sevilla).

El Colegio de Veterinarios de Sevilla se reunió con Regina Serrano Ferrero, la nueva delegada territorial de Sevilla de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, para analizar temas de máximo interés para los profesionales. A la cita acudieron Ignacio Oroquieta, presidente colegial, Santiago Sánchez-Apellániz, secretario, y Consuelo Valdés, vocal.  Entre otros temas, se abordó la situación de los veterinarios que trabajan en la Consejería de Salud, la Delegación Territorial y el Servicio Andaluz de Salud (SAS), y que actualmente no están colegiados, trasladando la necesidad de estarlo y la importancia de la colegiación de oficio como medida de control profesional y aseguramiento de las buenas praxis en cualquiera de los ámbitos de actuación del veterinario, sobre todo teniendo en cuenta que es la única delegación de salud en donde no ha sido requerido a sus trabajadores. 

En cuanto a la situación profesional, los asistentes transmitieron la necesidad de regular los centros veterinarios, tanto los consultorios, las clínicas y los hospitales, como centros sanitarios, y su preocupación por ser la profesión veterinaria la única profesión sanitaria excluida de la especialización del Sistema Nacional de Salud.

Por otro lado, se dejó patente la falta de regulación de la profesión veterinaria como carrera profesional en sanidad, aludiendo al Decreto 70/2008, de 26 de febrero, por el que se regula la plantilla orgánica, las funciones, las retribuciones, la jornada y horario de trabajo, el acceso y la provisión de puestos de trabajo del Cuerpo Superior Facultativo de Instituciones Sanitarias de la Junta de Andalucía.

Seguridad alimentaria

A propósito de las capacidades relacionadas con la seguridad y calidad alimentaria, se pudo tratar la situación actual de las competencias para el control de la carne de caza, que vienen definidas por el Decreto 165/2018, de 18 de septiembre, por el que se regulan las condiciones sanitarias de la carne de caza en Andalucía con destino a consumo humano, donde en el artículo 20 se regula la figura de persona cazadora formada de forma que “cualquier persona cazadora, guarda de coto u otra persona que asista a la cacería podrá actuar como tal”.

A tal efecto, desde el Colegio de Sevilla resaltan la figura del profesional veterinario como único profesional capacitado con conocimientos sólidos sobre anatomía, fisiología, alteraciones patológicas y normas de higiene, entre otras, para la realización de un examen exhaustivo y válido que garantice la salud Pública sin poner en riesgo a la población.

Mas noticias

Las jornadas de AVESA sobre seguridad alimentaria concluyen con estas 19 conclusiones

Imagen de rihaij (Pixabay)

El papel de los hongos en la enfermedad respiratoria equina

Adelantándose al estrés por calor

Rabobank analiza las consecuencias de la PPA en China

Grupo Asís regala un lote de sus productos en Iberzoo+Propet

Noticias de interés

EVENTOS