MI CUENTA | NEWSLETTER

Peticiones para construir un futuro veterinario


El viernes 12 de julio se celebran elecciones al Consejo General de Colegios Veterinarios de España. Durante los días previos se han ido conociendo las propuestas de las distintas candidaturas que se presentan, pero esta convocatoria ha servido también para que otras agrupaciones aprovechen para recordar algunas de sus reivindicaciones de cara al futuro de la profesión veterinaria.

Es el caso de USVEMA (Unión Sindical Veterinaria de Madrid), que junto al Grupo del Sindicato de Galicia y al de Canarias han compartido sus peticiones a los candidatos del Consejo General de Veterinarios. En el documento, los sindicatos firmantes muestran sus inquietudes en temas tan relevantes como la relación entre el colectivo de Farmacia y el de Veterinaria, o con respecto a qué actitud esperamos que tome el Consejo que se vaya a formar tras las elecciones. "Desde nuestra posición entendemos que es necesario construir un futuro veterinario con el esfuerzo del conjunto de todo el colectivo", señalan.

Estas son algunas de las peticiones que las organizaciones sindicales veterinarias trasladan a los candidatos al Consejo, a fin de que se consiga una institución más transparente, comprometida con todo el sector y con vocación de trabajo cooperativo:

  • Volvemos a adjuntar el documento que hicimos llegar al anterior Consejo General, donde se reflejan nuestras propuestas de modificación del Código Deontológico y que, aunque en su momento se desestimaron, consideramos imprescindibles.
  • Pedimos encarecidamente al futuro nuevo Consejo una actitud activa, comprometida y estratégica frente a los nuevos retos que se presentan. Queremos un Consejo que no tenga miedo de luchar por los intereses del colectivo veterinario, que deje la pasividad a un lado y que se mantenga firme y presente ante las adversidades que sufrimos a diario.
  • Consideramos imprescindible un Consejo transparente y accesible.
  • Proponemos la creación de un Observatorio de responsabilidad social a nivel nacional compuesto por representantes colegiales, sindicatos profesionales y empresas veterinarias, donde puedan recogerse las quejas de los colegiados para su posterior análisis y así ser presentadas en una memoria anual. Pensamos que sería un buen foro de diálogo entre todas las partes.
  • Como actualmente no formamos parte de las Especialidades Sanitarias y creemos que no se ha dado la importancia necesaria a este hecho, queremos que, como representantes del colectivo veterinario, valoren y lleven a cabo las medidas necesarias para conseguir este derecho. Por tanto, reclamamos que nuestros centros de trabajo sean considerados Centros Sanitarios.
  • Queremos un Consejo General que vele por la ética profesional, inspeccionando y castigando todas aquellas acciones contrarias a la misma. Es imperdonable que el Consejo permita aquellas acciones que, no siendo acordes al Código Deontológico, son pasadas por alto una y otra vez, sobre todo las llevadas a cabo por los propios compañeros veterinarios. En este punto, hacemos hincapié en las condiciones profesionales carentes de dignidad: vemos necesaria una mayor implicación del Consejo en cuanto a la protección de los trabajadores de esta profesión, velando por el cumplimiento de unos requisitos mínimos de salario y horarios.
  • Esperamos del nuevo Consejo una actitud valiente e inquebrantable ante toda situación de intrusismo o de omisión de responsabilidad, unos representantes que no cedan ante la necesidad de denunciar y luchar frente a situaciones injustas para nuestro colectivo. Contamos con que mantenga especial vigilancia en el sector de la fisioterapia y aquellas farmacias donde, por ejemplo, se cambie el fármaco y dosis prescrito, alegando que no existen y llegando incluso a cambiar las indicaciones del veterinario.
  • Con respecto al uso de fármacos, existe una alegalidad en cuanto al empleo de los de uso hospitalario. Las farmacias pueden adquirir fármacos de uso hospitalario pero no pueden realizar su venta y, mucho menos, a las clínicas veterinarias. Hay fármacos de uso hospitalario que las clínicas necesitan emplear como pueden ser los fármacos de quimioterapia, dificultándose en gran medida su aplicación a nuestros pacientes.
    Solicitamos que exista una cascada de prescripción, al igual que ocurre en fármacos de humana, y que se respete, realizando una labor de vigilancia sobre las farmacias que los dispensan. Es imprescindible corregir la forma en la que seguimos trabajando para poder vender medicamentos veterinarios en la que actualmente se está realizando una cesión al propietario y, para ello, hay que aumentar el IVA del medicamento del 4 al 21 por ciento.
  • En relación con el punto anterior, también queremos: una vía rápida de denuncia ante cualquier alteración en la dispensación de fármacos y en la cascada de prescripción, así como un mayor control sobre las cooperativas y la cabaña ganadera para asegurar, por un lado, la economía del veterinario y, por otro, el cumplimiento del Plan Nacional de Resistencias a Antibióticos de la AEMPS. No concebimos que no podamos vender medicamentos y que, sin embargo, las vacunas puedan ser vendidas en cualquier establecimiento, lo mismo que ocurre con los OTC.
  • Pedimos retomar la Especialidad de Pequeños Animales, tomando como ejemplo los pasos conseguidos en la de équidos.
  • Consideramos prioritario establecer una Formación Continuada de calidad, marcando una serie de baremos que promuevan la excelencia laboral.
  • Vemos necesario promover y hacer factible el concepto de One Health, creando una sinergia real con Medicina Humana y Enfermería, siendo este punto un beneficio para la Salud Pública.
  • Proponemos que en el nuevo Consejo General haya representación e implicación de gente joven, con ganas de trabajar y cambiar las cosas, que puedan aportar una visión nueva y más representativa del colectivo actual. La organización colegial debe tener perspectiva de futuro y no quedarse anclada en una representación que se aleja de la realidad y necesidades del momento.
  • Exigimos, por supuesto, una bajada del IVA en nuestros servicios.
  • Nos parece imprescindible tener una base de datos de identificación animal estatal. Carece de sentido que un veterinario autorizado no tenga acceso a los datos desde cualquier parte del territorio nacional.
  • Creemos que sería positivo establecer unos precios oficiales en los procedimientos obligatorios como puede ser la identificación, vacunación o expedición de certificados.
  • Solicitamos la unificación de toda la normativa que atañe a la profesión veterinaria a nivel nacional.
  • Nos parece interesante la creación de una mesa permanente de comunicación (entre sindicatos profesionales, patronal, Consejo y asociaciones), que vele por el cumplimiento de los objetivos y proyectos prometidos.

Mas noticias

45° Congreso de WSAVA y 26° EuroCongress de FECAVA

¿Son susceptibles de mejora genética las características queseras de la leche de oveja Assaf?

¿Son fiables los test de detección de alergias en saliva y suero?

Relación entre el consumo de energía metabolizable y el crecimiento en perros

España se convierte en el segundo suministrador de porcino de China

Noticias de interés

EVENTOS