MI CUENTA | NEWSLETTER

Los veterinarios recuerdan el alto grado de seguridad de los sistemas de control alimentario


En relación con el brote de listeriosis en carne mechada detectado en Andalucía, el Consejo General de Colegios Veterinarios de España ha manifestado a través de un comunicado que la Veterinaria de Salud Pública es una actividad básica del sistema sanitario, y corresponde a los veterinarios el control de la higiene, la tecnología en la producción y elaboración de alimentos de origen animal, además de la prevención y la lucha contra las enfermedades animales, principalmente las zoonosis. “Desde hace 170 años (Reglamento para las Subdelegaciones de Sanidad Interior del Reino, de 24 de julio de 1848) hasta hoy en día con la ley de Ordenación de las Profesiones sanitarias, el ejercicio de la Veterinaria queda comprendido en el ámbito Sanitario”, recuerdan.

“Entre medicina humana y animal no hay líneas divisorias. Dos de cada tres enfermedades son compartidas por los animales y las personas. El veterinario es un actor imprescindible e incuestionable en la estrategia One Health (Una Salud), como subrayan la OMS, OIE, FAO, y el Banco mundial. Nuestra aportación a problemas como la triquinelosis, brucelosis, salmonelosis, hidatidosis, encefalopatía espongiforme bovina, tularemia, gripe aviar, y otras enfermedades emergentes hacen que el trabajo del veterinario adquiera un papel protagonista, por más que insuficientemente conocido al ser una labor preventiva y no asistencial”.

Tranquilidad ante el brote de listeriosis

Ante el caso de listeriosis aparecido en la carne mechada en Andalucía, desde el Consejo General de Colegios Veterinarios de España quieren enviar a la población un mensaje de tranquilidad indicando que a partir de la grave crisis alimentaria de las vacas locas se hizo una profunda revisión legislativa y organizativa en la Unión Europea que nos situó como el entorno más exigente en materia de seguridad alimentaria a nivel mundial.

Todas las industrias y empresas alimentarias españolas están sometidas a un sistema interno de autocontrol que las Administraciones públicas sanitarias deben supervisar periódicamente, conformando así un sistema rápido, eficaz y totalmente operativo ante cualquier problema que afecte a la población a través de los alimentos.

En la infección alimentaria vinculada a la carne mechada, es obvio que el microorganismo se ha introducido en un punto de la cadena de producción, y debido a las especiales características de la bacteria (prolongado periodo de incubación en algunos casos), ha tenido tiempo de propagarse de forma indeseada, pero el problema se ha detectado y se ha corregido con la mayor celeridad, afirman.

“Queremos transmitir un mensaje de tranquilidad y de confianza a la población ya que tanto en la práctica privada como en las administraciones sanitarias hay profesionales veterinarios en vanguardia que de forma callada velan por nuestra salud, ¡¡pero están ahí!!”, recuerda el Consejo.

Los veterinarios andaluces también se manifiestan

El Colegio Oficial de Veterinarios de Sevilla emitió también un comunicado en el que señalaba que el sistema de seguridad alimentaria que rige en la comunidad autónoma de Andalucía y en toda España es uno de los más seguros de todo el mundo. “De hecho”, añaden, “nuestro modelo ha sido adoptado por muchos otros países de nuestro entorno. Dicho sistema, basado en un mecanismo de doble control (por una parte, el denominado autocontrol que deben ejercer las propias empresas productoras, y por otra parte el control ejercido desde la Administración Pública competente), cuenta para su puesta en práctica con un amplio elenco de profesionales sanitarios, veterinarios en su mayor parte, altamente cualificados, que día a día, tanto desde el sector público como desde el privado, velan por mantener el alto nivel de seguridad alimentaria de que goza nuestro sistema en la actualidad. Si bien es cierto que el riesgo cero en seguridad alimentaria no existe”.

El Colegio Oficial de Veterinarios de Sevilla muestra su total respaldo y consideración hacía todos estos profesionales y a su denodada labor, poco conocida y reconocida por los consumidores y la sociedad en general.

Igualmente, mostraron su apoyo a la Consejería de Salud y Familias en la gestión de esta delicada situación de crisis, así como la confianza en la competencia que para ello vienen demostrando los profesionales que la integran, considerando que en momentos como este, resulta fundamental aunar esfuerzos en aras de un objetivo prioritario como es la defensa de la salud pública.

Para el Colegio de Veterinarios de Sevilla el brote de listerosis declarado obedece sin duda alguna a un hecho puntual y perfectamente localizado provocado, muy probablemente, por la falta de higiene en el proceso productivo del producto, lo que denota la más que probable existencia de fallos en los sistemas de autocontrol interno de la industria productora y, en especial, la más que posible ausencia de controles de listeria de acuerdo al reglamento CE 2073/2005 de la Unión Europea.

Por último, señalaban que a día de hoy no existen evidencias de que la carne de cerdo utilizada sea la responsable de la infección, sino más bien el proceso de manipulación que se produce tras el horneado de la carne. Por tal motivo no existe razón alguna para difundir una alerta alimentaria en la que se recomiende dejar de consumir productos procedentes del cerdo cuya salubridad sigue estando totalmente garantizada.

Mas noticias

Nuevo método de detección de enfermedades cardiacas en gatos

Hacia un modelo más respetuoso con el medio ambiente

Los veterinarios tienen voz y voto en la CEOE

La clínica veterinaria Vetamic se incorpora al grupo AniCura

Bayer pone en marcha la Petshop Academy

Noticias de interés

EVENTOS