MI CUENTA | NEWSLETTER

Aumenta la presión para que se reduzca el IVA veterinario


El debate de la baja del IVA veterinario vuelve a estar sobre la mesa del Gobierno. Durante las últimas semanas, miles de profesionales están reclamando de nuevo un IVA reducido del 10 % para los servicios veterinarios. De hecho, ya se han recogido casi medio millón de firmas para rebajar el gravamen impuesto a las clínicas veterinarias y se están convocando multitudinarias manifestaciones de apoyo a esta solicitud y de otras reinvindicaciones de mejora para la profesión veterinaria, como la que se celebró recientemente en Vigo.

Ante esta situación, la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC) quiere mostrar su apoyo a cualquier iniciativa que redunde en el reconocimiento de la veterinaria como una profesión sanitaria. “Esperamos que este tipo de iniciativas movilicen el sector de la veterinaria en general y terminen por recalar en los diferentes grupos políticos”, explican desde la junta directiva de AMVAC.

La bajada del IVA veterinario lleva años sonando en los presupuestos generales del estado, pero no terminan por materializarse. “En octubre de 2016 se aprobó una propuesta no de ley para bajar el IVA veterinario al 10 %, de hecho, en los últimos proyectos de presupuestos generales esta vieja reclamación del sector estaba incluida”, añaden.

“Los veterinarios clínicos prestamos un servicio profesional de salud pública, como cualquier otro sanitario, pero somos los únicos que mantenemos el IVA al 21 % en nuestras consultas. El veterinario desempeña un papel fundamental en la prevención y control de enfermedades y es el máximo especialista en garantizar la calidad de los alimentos que consumimos”, incide la junta de la asociación en un comunicado.

Empeoramiento de la salud pública

En el año 2012 se produjo la subida del IVA a los servicios veterinarios. Por entonces, la mayoría de las clínicas veterinarias no repercutió la subida en sus precios, por lo que, según apuntan desde AMVAC, el cliente, en muchos casos no ha notado la diferencia; mientras que las clínicas han absorbido esa reducción en los ingresos, lo que a largo plazo puede suponer una reducción en la calidad del servicio si la situación no revierte: “Una reducción en la calidad del servicio veterinario conlleva un empeoramiento de la salud pública”, explican.

No solo eso, desde 2012, y según datos de AMVAC, se han cerrado más de 700 centros veterinarios en España y se han detectado enfermedades como la rabia, el virus de Crimea Congo o el reciente brote de listeriosis, que se ha convertido en la mayor alerta sanitaria de los últimos años, y para las que su prevención depende directamente del profesional veterinario. “El IVA al 21 % en el sector está afectando a las clínicas veterinarias de animales de compañía, a los clientes y a las mascotas; pero también a la sociedad en general y a la salud pública”, concluye AMVAC, que “apoya y apoyará cualquier iniciativa que incida en mejorar las condiciones del colectivo de veterinarios de pequeños animales”.


Mas noticias

Pronóstico de la diabetes mellitus tras el diagnóstico

Los grillos son una fuente potencial de proteínas y fibras para perros

Nuevo modelo de desafío in ovo para cepas virulentas de Escherichia coli

Pablo Iglesias se centra en los derechos de los animales y en la bajada del IVA de los servicios veterinarios

La labor de María Martínez Valladares en parasitología veterinaria recibe un premio internacional

Noticias de interés

EVENTOS