MI CUENTA |

“Los veterinarios serán los encargados de desarrollar modelos animales para evaluar la eficacia de vacunas y tratamientos contra el coronavirus”


Cristina Cano Gómez.Cristina Cano Gómez.

El trabajo que los veterinarios están llevando a cabo para frenar la expansión del coronavirus es notable, pese a que no se reconozca en toda su medida. Los profesionales de la veterinaria contribuyen al conocimiento de la pandemia desde distintos frentes, y uno de ellos son los centros de investigación.

En uno de ellos, el Centro de Investigación en Sanidad Animal (INIA-CISA) desarrollan su quehacer diario como investigadoras Cristina Cano Gómez y Elisa Pérez Ramírez, que explican las principales líneas de trabajo del centro, incluyendo las que tienen que ver con la COVID-19.

¿Cuáles son las labores del Centro de Investigación en Sanidad Animal?

La principal labor del centro es la investigación de las enfermedades infecciosas emergentes y zoonóticas que afectan a los animales y que tienen un alto impacto económico y sanitario. Para ello cuenta con un grupo multidisciplinar de investigadores que llevan a cabo su labor científica en las áreas de la epidemiología y vigilancia sanitaria, inmunología, patología, diagnóstico y desarrollo de vacunas.

¿Con qué instalaciones cuenta el centro?

El centro dispone de una instalación de Alta Seguridad Biológica con niveles de contención NCB3 y 4 (para la OIE) así como un animalario NCB3 diseñado para albergar distintas especies animales. Esta peculiaridad le hace ser uno de los principales centros de referencia en España para trabajar con agentes de alto riesgo biológico, como el virus de la peste porcina africana, y el único reconocido para realizar experimentos “in vivo" con el virus de la fiebre aftosa. En nuestro centro además se llevan a cabo diferentes estudios con agentes zoonóticos como por ejemplo SARS-CoV-1, virus de la fiebre del Valle del Rift, virus del Nilo Occidental o priones, de gran repercusión en salud pública o en seguridad alimentaria.

Ustedes colaboran también con algunas organizaciones internacionales. ¿Cuál es su trabajo con ellas?

Como centro de referencia para la FAO en materia de bioseguridad, el Centro de Investigación en Sanidad Animal realiza actividades de cooperación, asesoría y asistencia internacional en bioseguridad y en instalaciones de biocontención. Además, el CISA es Laboratorio de Referencia de la Unión Europea y de la FAO para peste porcina africana. Entre sus funciones destaca una intensa actividad en el diagnóstico de confirmación, la transferencia tecnológica y el asesoramiento científico-técnico a laboratorios nacionales de referencia de países de todos los continentes. 

¿Cuál ha sido el trabajo que ha desarrollado el CISA en la crisis del coronavirus?

Al inicio de la pandemia del SARS-CoV-2, el centro tuvo que parar temporalmente sus actividades científicas debido a la declaración del estado de alarma. Sin embargo, no fue un parón total. El personal del CISA tiene una amplia experiencia en el diagnóstico de enfermedades animales y sabía que podía ayudar a mitigar los efectos que estaba produciendo la pandemia. Disponía del equipamiento necesario, de personal muy especializado y con gran experiencia en análisis virológico por PCR.

Gracias al apoyo institucional del INIA y en coordinación con las autoridades sanitarias y con Madrid Salud se comenzó a realizar el diagnóstico del SARS-CoV-2 por PCR al personal esencial del Ayuntamiento de Madrid (bomberos, policía municipal, SAMUR, protección civil, servicios funerarios, etc.) llevando a cabo más de 300 pruebas diagnósticas al día con resultados en 24 horas.

Esta labor que continua en la actualidad está siendo muy importante porque la detección del virus en profesionales asintomáticos supone su retirada del servicio, evitando así la transmisión a sus posibles contactos y protegiendo por lo tanto a los servicios esenciales del ayuntamiento y a la sociedad en general.

Durante este tiempo, investigadores del CISA han realizado también estudios de evaluación de diferentes pruebas de detección de anticuerpos frente a SARS-CoV-2.

¿Y cuál ha sido la evolución en cuanto a volumen de trabajo?

Al inicio de la pandemia nos centramos en el diagnóstico molecular por PCR del SARS-CoV-2, y posteriormente se sumaron los estudios de detección de anticuerpos. A mediados de mayo se alcanzó el objetivo propuesto de 10.000 análisis por PCR y la carga de trabajo en diagnóstico de Covid-19 bajó considerablemente. Actualmente, estamos realizando aproximadamente 300 test de PCR semanales.

¿Han ido recuperando la actividad normal previa a la pandemia?

Una vez declarada la ciencia como actividad esencial, en la medida de lo posible y siguiendo las directrices dictadas por el INIA, el personal investigador ha ido incorporándose de nuevo al trabajo para retomar las líneas de investigación que habían quedado en suspenso al inicio de la pandemia. A estos estudios se unen ahora otros relacionados con el nuevo coronavirus, como son la evaluación de vacunas y tratamientos en modelos animales, mejoras en las técnicas de diagnóstico o el desarrollo de métodos para la desinfección de superficies.

Elisa Pérez Ramírez.Elisa Pérez Ramírez.

Hablaban antes de que son un grupo interdisciplinar. ¿Cómo es la colaboración entre investigadores de distintas áreas?

Somos de la opinión de que la suma de fuerzas te hace avanzar y en ciencia la colaboración siempre ha sido muy necesaria con una clara tendencia a integrar distintos perfiles profesionales en los grupos de investigación para alcanzar satisfactoriamente los objetivos planteados. Lo habitual cuando se solicita un proyecto de investigación es la colaboración de diferentes centros tanto nacionales como internacionales aportando cada cual sus conocimientos, instalaciones, personal especializado, etc.

Por poner un ejemplo, la creación del equipo de diagnóstico de COVID-19 es un modelo práctico y eficiente de colaboración multidisciplinar. Al inicio de la pandemia se pidió la colaboración voluntaria de técnicos de laboratorio, científicos biólogos, químicos, farmacéuticos y veterinarios de diferentes áreas de investigación del CISA, así como de personal imprescindible para poder llevar dichos trabajos con garantías de bioseguridad. La respuesta fue extraordinaria, permitiendo aunar el trabajo de investigadores y técnicos de diferentes áreas que nunca habían trabajado juntos para un bien común, luchar contra la pandemia. En este caso, ha sido una experiencia muy gratificante y enriquecedora ver la buena disposición del personal del CISA trabajando como un solo equipo.

¿Creen que la labor de los veterinarios ha estado suficientemente reconocida en esta crisis?

Lo cierto es que no mucho. El hecho de que la COVID-19 sea una enfermedad zoonótica debería haber sido suficiente para que los sectores de medicina humana, animal y salud pública hubieran cooperado más desde el principio. Todos conocemos los beneficios de la colaboración interdisciplinar (One Health), donde unas especialidades complementan a otras. Sin embargo, nos cuesta mucho llevarlo a la práctica. Y esta hubiera sido una ocasión ideal para demostrar que trabajando juntos llegamos más lejos.

¿A qué creen que puede deberse este poco reconocimiento?

Creemos que en gran parte es debido a que la profesión veterinaria sigue sin reconocerse como una profesión sanitaria por gran parte de la población y las instituciones. Hay muchísimo desconocimiento de la profesión más allá de las clínicas de pequeños animales o los veterinarios de granjas. Sin embargo, los veterinarios y veterinarias realizamos otras muchas labores fundamentales para la Salud Pública. Somos expertos en zoonosis, en microbiología, en inmunología, en diagnóstico y epidemiología. Estamos acostumbrados a trabajar con poblaciones o colectividades y creemos que todos esos conocimientos son enormemente útiles para afrontar un reto sanitario de estas dimensiones.

¿Y la labor de la investigación veterinaria en concreto, está reconocida?

Hay mucha gente que desconoce que muchísimos veterinarios y veterinarias realizan tareas de investigación que son fundamentales para la prevención y control de muchas enfermedades zoonóticas, para garantizar la seguridad alimentaria, para el desarrollo de vacunas y modelos animales, etc.

También tenemos en España expertos epidemiólogos veterinarios que están muy acostumbrados a trabajar con poblaciones aplicando estrategias de contención, vigilancia y control de movimientos que serían enormemente útiles en el contexto actual. Estos investigadores podrían aportar muchísimo si se conformaran comités de gestión de crisis multidisciplinares, como ha ocurrido en otros países.

En España tenemos centros de investigación en sanidad animal, como el nuestro, en los que se lleva a cabo una investigación puntera de gran repercusión para la salud y la economía del país. Durante esta crisis hemos demostrado que los investigadores e investigadoras somos capaces de emplear nuestras instalaciones, conocimientos y personal para ponerlas al servicio de la sociedad.

¿Podrían hacer una previsión de futuro respecto a la crisis del coronavirus desde su perspectiva?

Desde la perspectiva veterinaria cremos que aún hay muchas preguntas sin responder que son muy relevantes para poder controlar la epidemia actual y evitar que vuelva a ocurrir. La investigación veterinaria es imprescindible para poder llegar a saber cuál fue el origen de esta epidemia, qué especie o especies estuvieron implicadas, cómo fue el mecanismo de transmisión. También serán los veterinarios y las veterinarias los encargados de desarrollar modelos animales que permitan estudiar diferentes aspectos de la infección y evaluar la eficacia de vacunas y tratamientos. 

Asimismo, y teniendo en cuenta los casos de COVID-19 en granjas de visones en Países Bajos, será muy importante estudiar qué especies animales son susceptibles a la infección y si alguna de ellas podría llegar a actuar como reservorio.

Mas noticias

Empresas Animales de compañia

28 Julio 2021

28/07/2021

Elanco apuesta por la concienciación social en su nueva campaña de desparasitación de mascotas

Productos Animales de compañia

28 Julio 2021

28/07/2021

Natura vet, ahora también para gatos

Productos Animales de compañia

28 Julio 2021

28/07/2021

Juguetes sostenibles West Paw Seaflex

Actualidad Avicultura

28 Julio 2021

28/07/2021

Aprobada la nueva Ley de ordenación del sector avícola con el fin de mejorar las condiciones ambientales y sanitarias

Actualidad Actualidad Veterinaria

28 Julio 2021

28/07/2021

Veterindustria se reúne con la nueva directora ejecutiva de AESAN

 
 

EVENTOS