MI CUENTA |

Cuál es el papel de la industria veterinaria en el One Health y el desarrollo de vacunas


One Health, desarrollo de vacunas e industria veterinaria: tres conceptos que están a la orden del día, y que debido a la crisis sanitaria del coronavirus han adquirido mayor importancia. Por ello, la Universidad Europea organizó una mesa redonda virtual en la que especialistas del sector aportaron su visión sobre estos temas.

La mesa redonda estuvo moderada por Natividad Pérez Villalobos, profesora de la Universidad Europea y directora de su máster de Gestión Integral de Ensayos Clínicos Veteririnarios. Sus participantes fueron Cristina Muñoz Madero, jefa de servicio de preclínica y clínica y procedimientos centralizados en la AEMPS, representante española en el comité Europeo de Evaluación de Medicamentos Veterinarios, y miembro del grupo de trabajo de terapias avanzadas; Pablo Hervás, director técnico de Veterindustria; Belén Barreiro Morán, vicepresidenta de Asebio; José Ángel Escribano, director científico de la empresa Algenex; y Helena Arce, marketing manager de la división de Animal Health de LETI Pharma.

One Health y colaboración entre médicos y veterinarios

Cristina Muñoz Madero abrió la primera ronda de intervenciones, dedicada a la colaboración dentro del concepto One Health, recordando que la AEMPS ha sido durante la crisis sanitaria “un ejemplo de trabajo y colaboración” entre el ámbito médico y el veterinario, y explicó que los temas regulatorios para medicamentos para humanos y veterinarios no son muy diferentes, “incluso en veterinaria son más exigentes todavía”.

Muñoz Madero valoró también el “comportamiento ejemplar” que había demostrado la industria veterinaria durante la crisis, y añadió: “Es una frase manida paro cierta: de esta crisis hemos salido reforzados, mejorando la colaboración entre sectores”. Del mismo modo, apuntó que la medicina humana y veterinaria “tienen una agenda, solo una, y todos tenemos que colaborar”.

La industria ha estado al pie del cañón

Pablo Hervás, por su parte, destacó que durante la crisis la industria farmacéutica veterinaria ha estado al pie del cañón, y valoró muy positivamente que tanto las agencias como los ministerios habían estado “muy de nuestra parte”. El director técnico de Veterindustria señaló que se había demostrado que el de los medicamentos veterinarios “es un sector estratégico esencial, para asegurar la producción de alimentos pero también para luchar contra las zoonosis”.

Hervás quiso recordar que durante la pandemia todo el sector ha estado muy involucrado y las compañías han trabajado sin parar, con lo que se ha podido garantizar el suministro de medicamentos tanto para animales de producción como para mascotas. Sobre estas últimas, recordó, la crisis del coronavirus ha hecho destacar la importancia de los animales de compañía en los momentos del confinamiento.

“La lucha contra las zoonosis debe ser One Health”, concluyó Hervás su primera intervención. Casi todas las pandemias tienen origen animal, y hay que trabajar de forma colaborativa, tanto médicos como veterinarios, biólogos y otros especialistas”. Así mismo, recordó la experiencia que España puede aportar por su lucha ante otras crisis, como la de la lengua azul.

La visión global de los veterinarios

“Los veterinarios tenemos una visión global de la salud, probablemente más global que la de los médicos”, señaló Belén Barreiro en su primera intervención. La vicepresidenta de Asebio comentó que los veterinarios se dedican al diagnóstico, con herramientas aplicables a la sanidad animal pero que también pueden servir en otras áreas como la seguridad alimentaria, la COVID-19 o la salud humana.

También destacó el papel ejemplar durante la crisis de toda España, “que se ha volcado en buscar soluciones”, y recordó que la cadena de suministro de alimentos “ha funcionado como un reloj”, o el esfuerzo para desarrollar kits de diagnóstico de la enfermedad.

Falta de apoyos

José Ángel Escribano, que apeló a su condición de virólogo para recordar que ellos “no distinguen no distinguen entre virus animales y humanos”, se mostró “un poco crítico” ante la lentitud de reacción frente a la pandemia, que se tradujo en la incapacidad de producir EPI con rapidez, lo mismo que test diagnósticos, así como el desarrollo de vacunas rápidas “cuando en el 2009 ya hubo una pandemia” y se contaba con la experiencia de la sanidad animal en producir vacunas.

Escribano también se mostró crítico ante la posición del Gobierno, y señaló que había habido poco apoyo a la industria. “El Estado ha reaccionado tarde” frente a otros países donde ha habido importantes inversiones a industrias por parte de los gobiernos para el desarrollo de vacunas. Por ello, se mostró pesimista ante los candidatos vacunales españoles, que no podrán salir adelante sin apoyo financiero.

“Los virus que producen pandemias son muy pocos, y debería establecerse una infraestructura académica e industrial frente a estos virus recurrentes”, propuso el director científico de Algenex.

José Ángel Escribano recordó que “las tecnologías nuevas son las que hacen que avancen las vacunas”, y que pese a que la calidad de industria veterinaria española es alta, para el desarrollo de vacunas de última generación “no estoy tan seguro”.

Para remediarlo, subrayó como necesaria una mayor conexión entre lo académico y lo industrial, y apoyar económicamente las fábricas de vacunas o instrumentos de diagnóstico, algo que además incrementaría la cuota de prestigio del país. “Ojalá los políticos lo entiendan”, concluyó.

El colectivo veterinario siempre ha ofrecido su apoyo

Helena Arce señaló lo importante que es la salud animal para hacer frente a las pandemias, y recordó que el colectivo veterinario se ha ofrecido a colaborar en todo el momento durante el comienzo de la crisis. Igualmente, coincidió en la necesidad de que las institucione se impliquen.

También recordó que la crisis ha supuesto una oportunidad para que el público se haya familiarizado con términos que hasta ahora no eran familiares. “Mucha gente ha oído hablar por primera vez de PCR o de anticuerpos, y ahora un veterinario puede explicar a un cliente conceptos que ya no le resultan extraños”.

“El One Health ha llegado para quedarse”, fue la conclusión de la primera intervención de Helena Arce, que recordó que en el caso de los veterinarios ha surgido una buena oportunidad de usar herramientas contra todo tipo de zoonosis. A este respecto, valoró muy positivamente la infografía difundida por la Organización Colegial Veterinaria sobre las zoonosis, y añadió que “hay que hacer una comunicación efectiva”.

La industria veterinaria y la vacuna contra el coronavirus

¿Se adaptará la industria española a la producción de una vacuna contra el coronavirus y logrará ser autosuficiente? Esta fue la pregunta que suscitó el segundo turno de intervenciones de la mesa redonda.

España es innovadora, pero hay mucho que mejorar

“España es innovadora”, afirmó Helena Arce al comienzo de esta segunda ronda. Pero también añadió que en cuestiones de autosuficiencia “hay mucho que mejorar”. En este sentido el sector veterinario deber generar confianza y hacerse escuchar, ya que como recordó, en este momento los veterinarios no están considerados como sanitarios. “Ojalá lleguemos a la autosuficiencia, pero hace falta voluntad”, concluyó.

Una visión algo más pesimista

Jose Ángel Escribano se mostró más cauto, e incluso más pesimista de que un candidato español a la vacuna llegue al mercado sin apoyo económico exterior. Valoró también las capacidades productivas que posee la industria farmacéutica española, tanto en medicina como en veterinaria, pero mostró también la necesidad “de colaboración y acuerdos” entre compañías productoras.

En esta carrera nadie va a llegar solo

“En esta carrera por la vacuna no va a llegar nadie solo”, afirmó Belén Barreiro. Aunque la industria española tiene capacidad le falta pulmón: “no tenemos las mismas condiciones de financiación que en otros países, y eso es un hándicap”. También recordó que España cuenta con siete plantas veterinarias de fabricación de vacunas y que el Gobierno ha contactado con ellas para valorar sus capacidades, y que esto hacía esperar que pueda contarse con un fondo de reserva para acometer futuros brotes.

La reconversión de la industria no debería ser un problema

El director técnico de Veterindustria recordó que sus empresas se han volcado contra el coronavirus. Pablo Hervás señaló también que los estándares de producción de vacunas veterinarias son análogos a los de humana, y que la reconversión no debería ser un problema.

Asimismo, afirmó que se han mapeado las capacidades de la industria veterinaria, y que las empreas están en contacto con grupos que tienen candidatos vacunales. “El apoyo de las autoridades está ahí, el esfuerzo y la capacidad también”, afirmó Hervás, que subrayó el alto nivel de I+D+i. “Estamos a la vanguardia, y la industria tendrá un papel decisivo”, concluyó.

Alto potencial de la industria veterinaria

Cristina Muñoz Madero coincidió con Pablo Hervás en el alto potencial que tenía la industria veterinaria, y destacó el gran papel que desarrollaba esta industria para la producción global de vacunas. “Y no debemos olvidar que la vida sigue: los alimentos siguen siendo necesarios, y los tratamientos para animales también”, recordó.

La colaboración entre varias áreas ha sido muy productiva, afirmó Cristina Muñoz, quien puso como ejemplo el Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos (PRAN), que ha dado como resultado una reducción del 58 % en su uso. Estos buenos resultados se han dado gracias a la colaboración del ámbito de la medicina humana, de la veterinaria y del área medioambiental, con aportaciones públicas y privadas. “Con la COVID-19 también se ha dado esa colaboración, tarde pero ahora con continuidad”.

Tendencias en la producción de vacunas

El siguiente punto de la mesa redonda giró en torno a las tendencias futuras en producción de vacunas. Cristina Muñoz Madero recordó que desde la EMA se ha puesto en marcha una plataforma para el desarrollo de nuevas vacunas, y que se está introduciendo nueva legislación a nivel europeo para favorecerlas. También señaló que en el área veterinaria era pionera para hallar nuevos tratamientos y terapias, y que existían muchos mecanismos que facilitaban estos desarrollos. “El desarrollo de nuevas vacunas y terapias es imparable, y en un futuro muy próximo”, afirmó.

El hermano pobre

Para José Ángel Escribano también era notorio el desarrollo e incremento de las vacunas, que suponen la primera área de negocio de las empresas especializadas. No obstante, tal y como señaló, las vacunas veterinarias son “el hermano pobre” respecto a las de medicina humana, a pesar de que las tecnologías para su desarrollo son las mismas. “El nivel de la industria española es muy alto y el campo de las vacunas se va a ver favorecido, pero hace falta mayor inversión”, dijo.

Apostando siempre por las vacunas

Helena Arce recordó que LETI siempre ha apostado por la vacuna, y que para su fabricación cuentan con una planta con los más altos estándares. También apuntó los objetivos globales en la fabricación de estas vacunas, dirigidas tanto al tratamiento como a la prevención de zoonosis.

Precisamente la prevención y el diagnóstico son dos de las mejores herramientas para preservar la salud animal, indicó Helena Arce, que también señaló las ventajas del uso de la bioinformática para el avance de vacunas terapéuticas.

Tendencia a la prevención y el diagóstico

Pablo Hervás comentó que las vacunas han crecido un 10 % en ventas, y que existe una tendencia hacia la prevención y el diagnóstico, aunque también introdujo un nuevo factor: la predicción a través de tenclogías de Inteligencia Artificial, big data y sensores. “Hemos conseguido convertir las granjas en ordenadores”, afirmó, “y cada vez las TIC tienen mayor importancia”. Esto va a traer consigo el desarrollo muy sofisticado de terapias.

Un esfuerzo colectivo que requiere imaginación

José Ángel Escribano quiso recordar un hecho: el anterior brote de PPA en España se erradicó solo a base de diagnóstico, y esto es “un esfuerzo que tenemos que aprender”. Del mismo modo, señaló que no estaba mal mirar hacia atrás en busca de soluciones de salud animal, “como la seroterapia, que es una alternativa muy interesante”. Escribano afirmó que “toda herramienta es esencial” a la hora de encontrar nuevas soluciones, y que todo depende de un esfuerzo colectivo “que requiere imaginación”.

Cómo visibilizar al colectivo veterinario

La mesa redonda concluyó con una ronda de intervenciones sobre cómo visibilizar la importancia del papel veterinario en la sanidad.

En este sentido, Pablo Hervás afirmó que la comunicación es muy importante, y que hasta hace poco la sociedad conocía poco muchos aspectos de la realidad del sector veterinario. Señaló que la actual era una situación que había que aprovechar, y apuntó que las plataformas tecnológicas eran una iniciativa muy interesante, en la que se establecían colaboraciones entre empresas del sector pero también intersectoriales. Del mismo modo, abogó por que se fomentasen las convocatorias de apoyo de proyectos de I+D+i relacionados directamente con el enfoque One Health.

"Lo que no comunicas no se conoce

“Lo que no comunicas no se conoce”, afirmó Helena Arce, quien señaló que hay que aprovechar este momento, y queda mucho trabajo por delante, pero que es una oportunidad para lograr una valoración de la profesión en general, en la que no puede faltar el One Health.

Las empresas se han acercado, pero no el Gobierno

Para Jose Ángel Escribano la industria veterinaria ha hecho un esfuerzo de comunicación y esto ha logrado que las empresas se acerquen a ellos, pero no el Gobierno. Hemos hecho esfuerzo de comunicación, para que otras empresas se acerquen a nosotros, no el gobierno. “Sería necesario que invirtieran realmente, con seriedad, y apostar realmente por el desarrollo de una vacuna”.

La tendencia ha cambiado

Cristina Muñoz, por su parte, afirmó que el colectivo veterinario tenía “un gran fallo” y que hasta ahora no se había hecho nada en defensa de la profesión desde la Organización Colegial Veterinaria. Sin embargo, esa tendencia ha cambiado y ahora sí que hay una mayor proyección por su parte, aunque tal y como apuntó, “tal vez somos desconocidos para la Administración”.

Nos estamos haciendo visibles

Por último, Belén Barreiro afirmó que los veterinarios tienen mucho que aportar y que comunicar, y que la visibilidad del colectivo ha cambiado en los últimos años. “Nos estamos haciendo visibles”, concluyó.

Vídeo completo de la mesa redonda:

Mas noticias

Articulos Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

Nuevo protocolo quimioterapéutico para el linfoma multicéntrico o mediastínico felino de alto grado

Empresas Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

Calier dona 50 ordenadores para apoyar la formación de jóvenes durante el curso 2020-2021

Empresas Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

Grupo Zendal convoca la II edición de los Internacional Zendal Awards

Empresas Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

El Vet Symposium 2020 de Royal Canin tendrá formato de streaming

Actualidad Porcino

30 Julio 2020

30/07/2020

Desarrollan un nuevo método que detecta más fácilmente el virus de la PPA

Noticias de interés

 
 

EVENTOS