MI CUENTA |

Veterinarios veteranos contra la pandemia

La Veterinaria aporta voluntarios para realizar tareas de seguimiento de casos sospechosos de COVID-19 y de los positivos, así como para vigilar sus relaciones personales mediante llamadas telefónicas.


Los veterinarios más veteranos siguen al pie del cañón en Andalucía. Dado que los rastreos efectivos son un elemento clave en la batalla contra la COVID-19, muchos profesionales sanitarios se están ofreciendo como voluntarios para ayudar. En este sentido, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y los colegios profesionales de médicos, farmacéuticos y veterinarios han firmado sendos convenios para establecer un marco colaborativo para el desarrollo de actividades voluntarias por personal jubilado que lo solicite.

Una vez más queda reflejado el carácter vocacional de la veterinaria, cuyos profesionales más veteranos no se quedan al margen de la realidad que atraviesa el país y quieren contribuir a frenar lo antes posible el avance de la pandemia. Los veterinarios, que cuentan con la formación necesaria para desarrollar esta labor, siguen demostrando que están preparados para ayudar.

El objetivo de este acuerdo es articular el procedimiento para labores de seguimiento de pacientes con COVID-19 y sus contactos en el sistema sanitario público de Andalucía: seguimientos de sospechosos, positivos y sus relaciones mediante llamadas telefónicas de control para asegurar de que cumplen el aislamiento y las recomendaciones sanitarias, bajo el control de los responsables que establecen los protocolos.

El SAS se compromete a disponer los medios materiales para que los profesionales jubilados que voluntariamente participan en seguimiento del coronavirus puedan realizar adecuadamente sus funciones, así como de dotarles del apoyo de los recursos humanos que precisen para sus tareas.

La actuación que se lleve a cabo en la ejecución de este convenio en modo alguno supondrá desempeño actividad laboral que colisione con la situación de jubilado en la que se encuentran estos profesionales, debiendo cumplirse, en todo momento, la normativa que resulte aplicable a dicha situación.

El personal jubilado que se incorpore a dichas actuaciones de seguimiento deberá acatar las instrucciones que establezca el SAS respecto al desarrollo de la actividad de rastreo. Además, se les impartirá la formación necesaria para desarrollar las tareas de seguimiento de la COVID-19.

Liberar a médicos y enfermeros

El objetivo de esta colaboración es que el personal de medicina y enfermería pase a realizar una labor de asistencia sanitaria, dado que muchos profesionales se encuentran ahora desarrollando labores de rastreo. “Mientras más rastreadores vengan a través de colegios profesionales, mejor para nosotros, porque más médicos y enfermeros liberamos de esas tareas”, explicó Jesús Aguirre, consejero de Salud, quien precisó que cerca de 5.000 médicos y enfermeros están haciendo rastreos por las tardes.

“El Servicio Andaluz de Salud quiere agradecer públicamente a estos profesionales su labor voluntaria y su deseo de poner a disposición de la ciudadanía su práctica clínica, docente, investigadora y académica, además de su tiempo y experiencia”, apuntó Miguel Ángel Guzmán, director gerente del SAS.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

23 Noviembre 2020

23/11/2020

Diagnóstico ecográfico en animales exóticos a un nuevo nivel

Empresas Animales de compañia

23 Noviembre 2020

23/11/2020

Dechra muestra este martes 24 de noviembre cómo diagnosticar las otitis más complejas

Actualidad Animales de compañia

23 Noviembre 2020

23/11/2020

Puntos clave en la lucha contra las resistencias a los antibióticos en la clínica veterinaria

Actualidad Rumiantes

23 Noviembre 2020

23/11/2020

La producción de ovino y caprino ya cuenta con su sello de bienestar animal

Actualidad Actualidad Veterinaria

23 Noviembre 2020

23/11/2020

“Ningún sector puede resolver este problema por sí solo”

Noticias de interés

 
 

EVENTOS