MI CUENTA |

Asturias da luz verde a la vacunación prioritaria de los veterinarios

SIVEPA, no obstante, advierte que la mala gestión de la vacunación crea riesgos laborales y de salud pública innecesarios y discriminatorios.


Imagen: Pixabay.Imagen: Pixabay.

El Principado de Asturias ha accedido a que los veterinarios en ejercicio, como parte del sistema sanitario, puedan vacunarse de forma preferente ante la COVID-19. Se trata de una reivindicación que el Colegio de Veterinarios de Asturias había planteado ante el Gobierno regional, que finalmente ha accedido a incluir a estos profesionales sanitarios entre los grupos prioritarios.

El proceso de vacunación se llevará a cabo tanto entre los veterinarios colegiados, como entre el resto de los trabajadores de los centros veterinarios. 

La Junta de Gobierno del Colegio ha venido manteniendo reuniones durante los dos últimos meses, con la Consejería de Salud del Principado, Gerencia del Servicio de Salud (Sespa), así como con responsables del Gobierno regional y de la Delegación de Gobierno, para hacer constar que los veterinarios desarrollan de forma permanente una actividad esencial en salud pública, seguridad alimentaria, salud y bienestar animal.

Respecto del proceso de vacunación, que tendrá carácter voluntario, el Colegio Oficial de Veterinarios anunciará próximamente días el protocolo a seguir.

La satisfacción no ha sido unánime

Sin embargo, la noticia de la vacunación de los veterinarios asturianos no ha sido recibida con satisfacción por todos los miembros del colectivo: el Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (SIVEPA) registró el viernes día 5 de marzo un documento dirigido al consejero de Salud, al director general de Salud Pública y a los Consejos de Seguridad y Salud de las Consejerías de Salud, de Medio Rural y Cohesión Territorial y de Administración Autonómica y Medio Ambiente, para que se siga un patrón homogéneo de alta prioridad en la vacunación de todos los veterinarios de la Administración y de la clínica privada.

"En la actualidad están ocurriendo situaciones absurdas y peligrosas para la salud pública y la de los propios facultativos veterinarios. Los veterinarios pertenecientes a la Consejería de Salud se han vacunado o no dependiendo, no de sus funciones, sino del local donde trabajan. Aquellos que tienen su puesto en un centro de salud junto con otros sanitarios asistenciales han sido vacunados en último lugar, por detrás incluso del personal de limpieza. Aquellos que tienen su puesto en otros edificios, o también en centros de salud pero que no están en las mismas dependencias que el personal asistencial, aún no han sido vacunados, incluso en los casos en que el trabajador es considerado de un grupo de riesgo", señala SIVEPA.

A este desorden, prosiguen explicando, hay que sumar que los veterinarios de las consejerías de Medio Rural y Medio Ambiente tampoco han sido vacunados independientemente de que en su puesto tengan labores de control e inspección frente a zoonosis comunes, seguridad alimentaria o la propia COVID-19: "La falta de vacunación de estos sanitarios con funciones tan importantes en establecimientos tan delicados, crea importantes riesgos laborales y de salud pública, que además son evitables e innecesarios".

Mayores y menores realizan las mismas funciones

"Por otro lado, en el ámbito privado, el Colegio ha anunciado que los facultativos en ejercicio se incluirán en el grupo 3c, tal y como anunció el Ministerio de Sanidad el pasado 1 de marzo, y no en el 3b como correspondería a nuestra profesión en el ejercicio clínico por su labor esencial de protección de la salud pública; pero es que, además, realizando las mismas funciones los mayores y los menores de 55 años, sólo se vacunará, por ahora, a los menores de 55 años, con lo que el grupo de mayor riesgo quedaría sin vacunar", advierten.

Por todo ello, SIVEPA ha solicitado que la totalidad de los veterinarios que ejerzan funciones de control e inspección frente a la COVID-19, o en el campo de la seguridad alimentaria, sean vacunados en el grupo 2 junto con otros sanitarios de primera línea, pues todos ellos trabajan de forma presencial, entre otras cosas, previniendo la transmisión ambiental del agente zoonótico SARS CoV-2 en lugares altamente sensibles como residencias geriátricas, colegios u hospitales, por poner algunos ejemplos. "Sus labores abarcan tanto la seguridad alimentaria como el control específico de la transmisión de la COVID-19, o incluso las investigaciones de brotes COVID-19 activos", aclaran.

Para los veterinarios clínicos SIVEPA ha solicitado que sean incluidos en el grupo 3b de vacunación sin distinción de edad, y no en el 3c como se pretende en estos momentos, "pues sus funciones de control de todo tipo de zoonosis en animales de compañía y producción, son hasta tal punto esenciales para el mantenimiento de la salud pública, que cualquier merma de su actividad se traduce inmediatamente en una elevación de este tipo de enfermedades en la población, cosa que no nos podemos permitir por muchas razones, entre otras porque nuestro sistema hospitalario está ya muy tensionado".

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

16 Abril 2021

16/04/2021

“La unión de Nextmune y Diavet nos hará más fuertes: en este caso, 1+1 va a ser más que dos”

Actualidad Animales de compañia

16 Abril 2021

16/04/2021

Últimas aportaciones científicas en alergia y dermatología veterinaria

Actualidad Rumiantes

16 Abril 2021

16/04/2021

“Los rebaños de raza Latxa han demostrado su resiliencia, si bien es cierto que a corto plazo se enfrentan a problemas”

Actualidad Actualidad Veterinaria

16 Abril 2021

16/04/2021

Los veterinarios recordarán que son “esenciales para la sociedad” el próximo Día Mundial de la Veterinaria

Actualidad Actualidad Veterinaria

16 Abril 2021

16/04/2021

La Asociación Mundial Veterinaria y HealthforAnimals buscan la mejor respuesta de los veterinarios en la crisis de la COVID-19

 
 

EVENTOS