MI CUENTA |

“Los veterinarios se ven sometidos a ciertas condiciones que los hacen vulnerables a los trastornos mentales”

La psicóloga Christina Arellano explica que el profesional de la Veterinaria, por muy acostumbrado que esté al trabajo duro, no debe asumir que el desgaste emocional es algo normal.


Christina Arellano, psicóloga y directora administrativa de Habilitándote.Christina Arellano, psicóloga y directora administrativa de Habilitándote.

Christina Arellano, psicóloga y directora administrativa de Habilitándote, explica que el veterinario está muy acostumbrado al trabajo duro y asume que el desgaste emocional (y físico) es algo normal, llegando a moverse en un estado elevado de estrés donde descuida sus emociones, salud, relaciones, etc. En este punto, levantar la mano y pedir ayuda sin que se sienta vulnerable es esencial para evitar problemas serios.

¿La veterinaria es una profesión con predisposición a padecer problemas mentales?

Más que hablar de “problemas mentales”, podemos identificar ciertas condiciones en el trabajo de los veterinarios que desencadenan un deterioro en su salud mental, entendiendo como salud mental un estado de bienestar en el que la persona es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a su comunidad. La salud mental es algo más que la ausencia de trastornos mentales es parte integral de la salud y está determinada por múltiples factores socioeconómicos, biológicos y medioambientales.

El médico veterinario está muy acostumbrado al “trabajo duro” y asume que el desgaste emocional (y físico) es algo “normal”, llegando a moverse en un estado elevado de estrés donde descuida sus emociones, salud, relaciones, etc.

¿Cuáles son los factores de mayor riesgo?

Lo contrario a bienestar integral o salud mental sería caer en un nivel elevado de agotamiento profesional o burnout, condición mental caracterizada por disminución del desempeño laboral, sensación de impotencia y frustración e incapacidad para alcanzar objetivos o metas laborales.

Algunos de los factores que causan este agotamiento profesional son: aburrimiento y estrés, crisis en el desarrollo de la carrera profesional que genera mucha frustración, pobres condiciones económicas a pesar del esfuerzo y trabajo duro, Sobrecarga de trabajo y falta de estimulación o reconocimiento a la labor realizada, sentimientos de indefensión ante ciertas situaciones frecuentes en el área laboral, entre otros.

¿Qué enfermedades pueden ser las más comunes?

Más que hablar de enfermedades, me gustaría nombrar síntomas muy claros que pueden ser una alerta para identificar que estamos descuidando nuestra salud mental, estos se presentan en diferentes ámbitos, por ejemplo, síntomas psicosomáticos como dolor de cabeza, problemas gastrointestinales, alteraciones de sueño, etc. Conductuales como comportamientos violentos o imprudentes, ausentismo laboral, incapacidad para relajarse, abuso de sustancias tóxicas etc. y también pueden presentarse síntomas emocionales como intolerancia, ansiedad, e impaciencia o irritabilidad, dificultad para concentrarse, etc. Si uno o varios de estos síntomas se alargan en el tiempo son señales de que necesitamos ayuda, de que no estamos pudiendo manejar de manera óptima el nivel de estrés que tenemos encima.

¿Cómo se detectan los síntomas de una posible depresión?

Para dar un diagnóstico confiable y certero de depresión, es necesario acudir a un médico y ser tratado por él, es de altísimo riesgo autodiagnosticarse y/o automedicarse; sin embargo, muchos de los síntomas que hemos mencionado pueden ser señales de un posible cuadro de depresión. No negar estos síntomas, sino por lo contrario, identificarlos y atenderlos puede prevenir problemas más serios.

Los médicos veterinarios se ven sometidos a ciertas condiciones que los hacen vulnerables a este tipo de trastornos mentales, como un importante desgaste emocional y estrés laboral asociado directamente al tipo de trabajo que realizan, poco reconocimiento social a pesar de su gran preparación y esfuerzo, extensas jornadas de trabajo sin comer, sin descansar, mucha soledad en las jornadas de trabajo, ambientes laborales poco comprensivos por parte de algunos propietarios, exigiendo vocación para atención gratuita, desgaste por empatía al ver sufrir a sus pacientes.

¿Qué se debe hacer para disfrutar plenamente de esta profesión?

Necesitamos empezar por (1) aceptar que no somos “superhéroes”; (2) que no es algo “normal” vivir sumergidos en el estés; (3) ser capaces de identificar nuestras emociones y aceptarlas porque no me hace un mal médico descansar, comer, decir estoy cansado, tengo miedo, me siento frustrado, etc.; y (4) se vale levantar la mano y pedir ayuda sin sentirnos vulnerables.

La pandemia nos ha llevado a valorar situaciones que antes pasaban de largo, como nuestra salud, relaciones con los demás, incluso nuestra libertad. El gremio veterinario no es la excepción y tendría que aprovechar esta oportunidad de replantearse sus condiciones de trabajo, intereses y prioridades.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

06 Mayo 2021

06/05/2021

¡Participa en la encuesta anual de Argos!

Empresas Animales de compañia

06 Mayo 2021

06/05/2021

El Centro Terapéutico del Alzheimer de Reus recupera sus actividades con animales gracias a Ceva Salud Animal

Productos Animales de compañia

06 Mayo 2021

06/05/2021

Gama dermatológica de Royal Canin, el cuidado de enfermedades cutáneas de gatos y perros a través de la nutrición

Actualidad Animales de compañia

06 Mayo 2021

06/05/2021

El estudio del osteosarcoma canino y humano van de la mano

Actualidad Animales de compañia

06 Mayo 2021

06/05/2021

“La idea del profesional veterinario que debe saber hacer de todo cada vez es menos frecuente”

 
 

EVENTOS