MI CUENTA |

La FVE señala las tareas para la sostenibilidad alimentaria donde los veterinarios son cruciales

La Federación de Veterinarios de Europa aprobó en su última Asamblea un documento que muestra su compromiso mediante la promoción de la salud, el bienestar y la salud pública de los animales.


La Federación de Veterinarios de Europa (FVE) aprobó en su última Asamblea un documento que muestra su compromiso con la sostenibilidad de los sistemas alimentarios mediante la promoción de la salud, el bienestar y la salud pública de los animales. Igualmente, recuerda la necesidad de seguir invirtiendo en una serie de áreas cruciales para mejorar esa sostenibilidad, y en las que los veterinarios son una parte fundamental. Las áreas a las que se refiere son:

One Health

Los veterinarios contribuyen al enfoque One Health a través de una mejor comunicación, colaboración y trabajo en red con otros profesionales de salud animal, salud humana y salud ambiental. Una labor importante es el seguimiento y vigilancia de enfermedades en animales, minimizando así la probabilidad de eventos de desbordamiento zoonótico.

Igualmente, los veterinarios están a la vanguardia de la protección de la salud pública, utilizando sus conocimientos y experiencia en enfermedades infecciosas y epidemiología. Por ejemplo, durante la pandemia de COVID-19 ha habido conceptos utilizados habitualmente por los veterinarios que han pasado al vocabulario del público en general por primera vez: la gestión de la densidad de población óptima, la cuarentena de los animales que presentan signos clínicos y la bioseguridad entre los grupos de animales de producción son prácticas profesionales normales para los veterinarios. De igual modo, el sector veterinario contribuye al perfeccionamiento del uso de medicamentos, mediante la investigación, el desarrollo y la aplicación de terapias y vacunas innovadoras.

Además, y con la participación de los veterinarios, el enfoque transdisciplinario de Una sola salud también se puede aplicar con éxito para mejorar la sostenibilidad en los sistemas ganaderos.

Inocuidad y seguridad alimentaria

Los veterinarios desempeñan un papel fundamental en todos los puntos de las redes de suministro de alimentos: producción, procesamiento, transporte y distribución segura de productos de origen animal.

En 2000, la Unión Europea lanzó su Libro Blanco sobre Seguridad Alimentaria como el comienzo para una nueva base legal para la producción correcta de alimentos y piensos y el control de la seguridad alimentaria. Veinte años más tarde, reconociendo que la legislación europea proporciona un estándar global para los alimentos, la Comisión Europea emitió la Estrategia "De la granja a la mesa", con el objetivo de acelerar la transición a sistemas alimentarios justos, saludables y respetuosos con el medio ambiente.

La FVE recuerda que ha mostrado su compromiso con este enfoque desde el principio, y apunta que el papel de los veterinarios desde la granja hasta la mesa, garantizando la seguridad alimentaria y la seguridad alimentaria, también ha sido reconocido y promovido por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

La experiencia de los veterinarios en asuntos regulatorios como los arreglos sanitarios y fitosanitarios, el comercio internacional, la certificación sanitaria y las normas de seguridad alimentaria, convierte a los veterinarios en partes interesadas clave en la sostenibilidad de los sistemas alimentarios.

Salud y bienestar animal

Los veterinarios reconocen el vínculo inextricable entre la salud y el bienestar del ganado en la granja. Al preservar la salud de los animales y garantizar que todos los animales experimenten una vida digna de ser vivida o, idealmente, una buena vida, se mejora el bienestar animal.

El bienestar del ganado abarca una gran cantidad de componentes, incluido el manejo de la crías, la nutrición, las manipulaciones, el transporte y el bienestar en el sacrificio, etc. La mejora de la salud y el bienestar de los animales a su vez conduce a:

  • Reducción del uso de antimicrobianos y medicamentos.
  • Transporte de ganado más eficiente y que ahorra tiempo.
  • Condiciones de sacrificio humanitarias.
  • Mejoras de la producción y productividad de alimentos.
  • Huella medioambiental reducida por unidad de producto;
  • Colaboración racionalizada y eficaz entre ganaderos, veterinarios, nutricionistas y criadores para garantizar las mejores prácticas.

Uso responsable de antimicrobianos

En consonancia con la prohibición de la UE del uso de antibióticos para promover el crecimiento en 2006, los veterinarios y ganaderos en general han estado trabajando arduamente para reducir los niveles de antibióticos administrados a los animales de producción. El trabajo de veterinarios y ganaderos para reducir el uso de antimicrobianos se ha enfocado particularmente en reducir el uso relativo de colistina, fluoroquinolonas y cefalosporinas de tercera y cuarta generación.

La investigación veterinaria está a la vanguardia del reemplazo de antimicrobianos a través de enfoques preventivos que implican una bioseguridad mejorada, una cría mejorada y un uso estratégico de vacunas. También hay mucho interés en mejorar la salud del ganado y reducir el uso de antimicrobianos mediante la manipulación del microbioma utilizando aditivos alimentarios como pre, pro y proteobióticos.

Los veterinarios también están trabajando arduamente en el impacto ambiental del uso de antimicrobianos en la producción animal, en productos animales (por ejemplo, carne, leche, miel) y mediante la eliminación de subproductos animales (por ejemplo, estiércol). También se están desarrollando nuevas tecnologías para los estanques utilizados en la acuicultura para eliminar los medicamentos de origen animal del agua antes de liberarlos al medio ambiente.

Desde 2011, la FVE es miembro activo de la Plataforma Europea para el Uso Responsable de Medicamentos en Animales (EPRUMA), que tiene como objetivo promover el uso responsable de antibióticos entre sus miembros. La FVE, a través de la red de partes interesadas en la resistencia a los antimicrobianos, una red paneuropea dirigida por la sociedad civil, promueve campañas y buenas prácticas que integran las perspectivas de los seres humanos, los animales y el medio ambiente.

Protección del medio ambiente

La producción de alimentos y la seguridad alimentaria dependen de la conservación de los ecosistemas. Al comprender de manera integral el panorama general, los veterinarios desempeñan un papel importante en la gestión ambiental, en tierra y mar, ayudando a los ganaderos a adaptarse a los factores ambientales cambiantes, como el cambio climático. Por ejemplo, los veterinarios contribuyen a afrontar la creciente importancia de las enfermedades transmitidas por vectores en el norte de Europa como la lengua azul o el virus de Schmallenberg.

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) disminuyeron un 4 % en 2019 en la UE-27, en comparación con el año anterior y un 24 % en comparación con 1990. Desde 2014, los GEI europeos siempre se mantuvieron por debajo del objetivo del 20 % para 2020. Reconociendo esto, y considerando que una cuarta parte de las emisiones de GEI del mundo provienen de la agricultura, la ganadería, la silvicultura y el cambio de uso de la tierra, se están aplicando una serie de innovaciones a nivel de las granjas.

En este sentido los veterinarios están involucrados en la adopción de nuevas tecnologías y prácticas agrícolas eficientes en GEI (por ejemplo, digestión anaeróbica que convierte desechos animales en metano biogás como fuente renovable de energía y biorrefinerías de estiércol para biofertilizantes producción).

Es relativamente fácil medir las emisiones de GEI del ganado, mientras que es mucho más difícil comprender el secuestro de carbono en los sistemas de pastos. En este aspecto los veterinarios contribuyen activamente al debate sobre la contribución del ganado a las emisiones generales de GEI (por ejemplo, demostrando GWP *: un medio de informar emisiones equivalentes al calentamiento que captura los impactos contrastantes de los contaminantes climáticos de vida corta y larga (clic) . 

Economía circular

La Veterinaria contribuye a la salud económica europea reduciendo y conteniendo los brotes de enfermedades y sus efectos directos, indirectos e inducidos. Al promover las cadenas de valor alimentarias y la producción de biomasa, los veterinarios agregan valor y desempeñan un papel de liderazgo en sus comunidades, con tareas fundamentales como la reducción de residuos en zonas y la recuperación de piensos y energía a partir de subproductos animales, el reciclaje y donación de alimentos, o la cría de insectos como nuevas fuentes de proteínas. Del mismo modo, la fabricación de alimentos para mascotas ya contribuye a la economía circular mediante el uso de carne recuperada mecánicamente para ofrecer un equilibrio de canales mejorado y una reducción de residuos como subproductos.

El camino que queda por recorrer

La FVE ha resumido también los objetivos de sostenibilidad de la profesión veterinaria, que se alinean con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU:

  • Biodiversidad y preservación de la vida silvestre.
  • Calentamiento cero neto.
  • Una sociedad sin desperdicios.
  • Una buena vida para los animales.
  • Salud y población sana.
  • Agua limpia suficientey alimentos seguros para todos.

Para la población, los veterinarios de toda Europa generalmente se consideran profesionales de confianza, con muchos "puntos de contacto" con profesionales aliados, así como con el público en general.

Como tales, los veterinarios son fundamentales para promover la sostenibilidad en el sector agroalimentario al comunicar la ciencia real detrás de la producción animal y alimentaria segura. Además, esperan trabajar y colaborar con las instituciones de la UE y todas las partes interesadas relevantes para:

  1. Reconocer los esfuerzos y los resultados obtenidos hasta ahora por el sector agroalimentario para seguir mejorando la sostenibilidad de los sistemas alimentarios de la UE.
  2. Establecer y alinearse más con métricas comunes cuando se trata de emisiones de GEI, prácticas ganaderas, economía circular y estándares de salud y bienestar animal.
  3. Seguir estableciendo metas comunes y mensurables para ayudar y ayudar a los sectores agrícolas en la transición hacia los objetivos "De la granja a la mesa".
  4. Seguir estableciendo políticas de financiación para avanzar hacia un enfoque equilibrado que ayude a los ganaderos, pescadores y productores de acuicultura.
  5. Apoyar a los planificadores de políticas para crear conciencia y comunicar a los consumidores el valor de los productos de sistemas alimentarios sostenibles.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

23 Julio 2021

23/07/2021

Lluís Ferrer, Laia Solano y Guadalupe Miró resuelven dudas sobre la leishmaniosis en las charlas Leish Talks de LETI Pharma

Empresas Porcino

23 Julio 2021

23/07/2021

MSD Animal Health lanza la campaña “Las 4 a raya”

Empresas Animales de compañia

23 Julio 2021

23/07/2021

Una nueva plataforma de expertos en osteoartritis canina

Empresas Avicultura

23 Julio 2021

23/07/2021

Recría de pollitas, manejo en aviarios y salud digestiva de las aves, ejes del III Encuentro Profesional de Puesta Alternativa de Nanta

Actualidad Equino

23 Julio 2021

23/07/2021

La EFSA identifica las bacterias resistentes a los antibióticos más relevantes en la medicina equina

 
 

EVENTOS