MI CUENTA |

Los veterinarios gaditanos se mueven para prevenir la fiebre del Nilo Occidental

Una acción One Health distribuye cajas nido para la anidación y control de pájaros insectívoros y recuerda la importancia de estas aves para controlar el virus.


Una de las cajas nido que el Colegio de Veterinarios de Cádiz ha instalado para controlar el virus del Nilo Occidental. (Imagen: Colvet Cádiz)Una de las cajas nido que el Colegio de Veterinarios de Cádiz ha instalado para controlar el virus del Nilo Occidental. (Imagen: Colvet Cádiz)

El Ilustre Colegio de Veterinarios de Cádiz (Colvet Cádiz) ha puesto en marcha un proyecto de prevención de la fiebre del Nilo Occidental, para el que se ha coordinado con la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Junta de Andalucía. El proyecto consiste en la distribución de cajas nido para pájaros insectívoros, que se entregaron a ganaderos colaboradores, con el compromiso de colocación y comunicación de coordenadas. Hoy en día dichas cajas están colocadas, y ahora corresponde hacer un seguimiento de anidación y protección de las insectívoras. La distribución de estas cajas nido se ha realizado ajustándose a las zonas de incidencia del virus del Nilo Occidental de años anteriores,

Este proyecto busca sensibilizar a la población desde una perspectiva One Health para que contribuya y tome conciencia de la importancia que tienen los pájaros insectívoros a la hora de controlar y prevenir los problemas generados por determinados insectos, especialmente mosquitos, que actúan como vectores del virus del Nilo Occidental y otras enfermedades zoonóticas que en las últimas temporadas han afectado a la provincia de Cádiz, así como Huelva y Sevilla.

Con este proyecto Colvet Cádiz incide en el enfoque One Health, ya que actuando sobre el medioambiente y los animales se contribuye a la decisiva mejora de la salud en general y de la salud de las personas en particular. Además, también mantiene la vertiente social que es habitual en las acciones elaboradas desde el colegio provincial. En este caso, las cajas nido han sido realizadas por alumnos de la asociación AFANAS, dentro del marco de responsabilidad social corporativa de Colvet Cádiz.

El ecosistema de la provincia de Cádiz está sometido a la amenaza del cambio climático, que contribuye a la presencia de enfermedades debido a la proliferación de insectos vectores. Ello obliga a disponer de todos los recursos ya que las temperaturas de desarrollo de los insectos hematófagos en la provincia gaditana, debido a sus condiciones climáticas y geográficas, la hacen una zona propicia casi todo el año por sus inviernos más cortos.

La colaboración entre la Administración y Colvet Cádiz es fundamental en aras de trabajar bajo el concepto One Health, una colaboración interdisciplinar para el cuidado de las personas, los animales y medioambiente. La interrelación entre estos tres campos acelera los avances biomédicos, mejora la salud pública, amplía la base de conocimientos científicos y optimiza la formación y el cuidado médico, salvando muchas vidas, insisten desde Colvet Cádiz.

Transmitida por la picadura de un insecto

La fiebre del Nilo Occidental o encefalitis del Oeste del Nilo es producida por un virus (West Nile Virus – WNV) es una enfermedad infecciosa no contagiosa causada por un arbovirus incluido en la familia Flaviviridae que afecta principalmente a aves, pero que también puede afectar a mamíferos y causar causar enfermedad tanto en caballos, como en personas. Es una enfermedad que se transmite por la picadura de un insecto, generalmente mosquitos del género Culex.

Las aves son consideradas reservorio de la enfermedad, actuando normalmente como portadores sanos y con un papel decisivo en la diseminación del virus. El mosquito infectado puede transmitir la enfermedad a équidos (especialmente a caballos), aunque también es posible la transmisión a personas, por lo que se considera una enfermedad zoonótica. Los mosquitos no se infectan al picar a los caballos, ni se transmite entre caballos y personas.

La mayoría de las infecciones por este virus cursan de forma asintomática, aunque en algunos casos se manifiesta fiebre y sintomatología nerviosa y en los graves se llega a producir la muerte de los animales. La mayor parte de los équidos afectados se recuperan progresivamente.

En personas la mayoría de los casos también son asintomáticos, aunque puede llegar a presentarse fiebre moderada, dolor de cabeza e inflamación ganglionar. En algunos casos, sobre todo en las personas de mayor edad, se han registrado complicaciones como encefalitis o meningitis aséptica, llegándose incluso al fallecimiento. No existen tratamientos específicos para la enfermedad, solo tratamientos sintomáticos. El año pasado se detectaron un total de 49 focos de en caballos y numerosos casos en personas, que llegaron a causar tres fallecimientos.

Control de los mosquitos vectores

La prevención, tanto para personas como para équidos o aves se basa en el control de los mosquitos vectores, evitando los sitios potenciales de cría de los mosquitos, como charcas, lagunas o recipientes donde se pueda acumular agua, medio donde se crían las larvas. Además, es importante la utilización de repelentes o insecticidas, así como evitar las salidas al exterior en las horas de actividad del vector. En el caso de los équidos existe una vacuna contra la enfermedad que puede ser administrada por el veterinario de explotación.      

En Andalucía existe un plan de vigilancia en el que la labor realizada por los veterinarios de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía de la provincia sirve de base para la toma de decisiones por parte de las autoridades sobre la sanidad animal y otros aspectos de la salud pública. También destaca la labor que se realiza desde la administración local, los diferentes ayuntamientos y la Diputación, bajo la coordinación y supervisión de la Delegación de Salud y Familia, mediante el Plan Municipal de Vigilancia y Control Vectorial.

Desde 2010, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ejecuta un Programa de Vigilancia y Control de la Encefalitis del Oeste del Nilo en équidos domésticos y aves cautivas en Andalucía, que realiza un control mediante centinelaje para la vigilancia activa a través del control serológico, para detectar la circulación viral y adelantarse a los casos clínicos.

Esta vigilancia activa en la provincia se realiza mediante chequeos rutinarios, normalmente en ocho explotaciones de équidos y dos de aves cautivas, localizadas en zoológicos o reservas en la provincia de Cádiz. Las explotaciones son seleccionadas preferentemente en áreas con casos positivos a la enfermedad en los años anteriores, comenzado la vigilancia en el mes de mayo. Por otro lado, la vigilancia pasiva consiste en la recepción de avisos de casos sospechosos de la enfermedad por parte de ganaderos o veterinarios clínicos, que son investigados desde las oficinas comarcales agrarias.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

27 Octubre 2021

27/10/2021

La industria española del petfood incrementó su facturación un 5,6 por ciento en 2020

Actualidad Animales de compañia

27 Octubre 2021

27/10/2021

Nexo analiza con sus franquiciados y Nacho Mérida el futuro del sector veterinario

Actualidad Rumiantes

27 Octubre 2021

27/10/2021

El transporte de ganado en barco estará más controlado

Actualidad Animales de compañia

27 Octubre 2021

27/10/2021

“Por favor, no compréis animales braquicéfalos”

Actualidad Avicultura

27 Octubre 2021

27/10/2021

La gripe aviar en humanos repunta en China y hace sospechar de nuevas variantes que mutan rápidamente

 
 

EVENTOS