MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

Repetición de celos en vacuno, cooperativismo agroganadero y procesos digestivos del porcino Ibérico

9º Foro Pfizer de Sanidad y Producción Animal en la ganadería de la Dehesa


El 9º Foro Pfizer de Sanidad y Producción Animal en la ganadería de la Dehesa se ha cerrado ayer en Cáceres con un balance muy positivo de participación. Un cuarto de millar de profesionales de la producción animal han asistido a las ponencias y han compartido sus experiencias y opiniones durante los días 11 y 12 de mayo en Cáceres.
Esta reunión se estructura tradicionalmente en una parte común, con conferencias plenarias, que este año se han celebrado en el salón de actos de la Facultad de Veterinaria de Cáceres el martes 11, y en otra en la que los asistentes se dividen por especialidades en tres salas: vacuno, ovino y porcino Ibérico. Esta parte del foro ha tenido lugar el día 12 en Hotel Extremadura, de la capital cacereña.

La falta de registros y de manejo adecuado complican la lucha contra la repetición de celos en vacuno de carne
El profesor de la Universidad de Córdoba doctor Carlos C. Pérez Marín ha impartido a los especialistas en vacuno una conferencia sobre el problema que supone el síndrome de repetición de celos en bovino de carne extensivo.

Carlos C. Pérez Marín. (Foto: AGA Comunicación)
Pérez ha comenzado explicando que los problemas más importantes con los que nos encontramos para combatir este síndrome son la ausencia de registros reproductivos de los animales, un manejo inadecuado por parte de los productores y una menor actuación veterinaria que con el vacuno lechero.
También ha incidido en la cuestión de que las referencias bibliográficas sobre este tema en el vacuno extensivo son escasas, mientras que hay mucho material publicado acerca del problema en vacuno lechero.
Lo primero que hay que hacer es contar con indicadores para evaluar la eficacia productiva: intervalos parto-cubrición, tasa de concepción y porcentaje de terneros destetados.
Las vacas repetidoras han de ser detectadas y tratarlas o eliminarlas. Se considera repetidora a una vaca cuando lleva más de 60 días con el macho y no ha quedado preñada. Estos animales suponen un incremento en los gastos de la explotación, ya que hay que invertir en medicamentos, alimentación, etc. y además tenemos menos terneros para venta.
También hay que tener en cuenta a las vacas que pierden el ternero al parto o que quedan preñadas al final de la estación. Éstas últimas provocan un descenso en los ingresos igualmente, porque producen menos terneros durante su vida reproductiva, al tener los terneros tarde los lotes son más heterogéneos y desgastan más a los sementales, además de registrar mayor número de distocias.
¿Qué hay que evitar para reducir el límite de vacas repetidoras? Las vacas de más edad dan más problemas de este tipo. También aumentan las repeticiones en rebaños con alta consanguinidad, alteraciones cromosómicas o anatómicas. Las razas de origen francés son más propensas a dar repeticiones. Por otra parte, Leptospira, Campylobacter y Haemophilus pueden producir este síndrome. Así mismo, las dietas desequilibradas o insuficientes dificultan que las vacas queden preñadas y, por último, las lactaciones largas retrasan la aparición del primer celo posparto.
Y no hay que olvidar a la otra parte del tándem... En ocasiones el problema lo está provocando el macho. Hay datos que demuestran que el 40% de los toros en el campo son subfértiles. Es fundamental valorar al toro antes de soltarlo con el rebaño y recordar que la proporción óptima de animales es de 1 toro por cada 30 vacas.

Femín López. (Foto: AGA Comunicación)
Es necesario dar un nuevo enfoque al cooperativismo agroganadero
Fermín López, jefe de servicio de Cooperativismo Agrario de la Junta de Extremadura, ha sido muy crítico con la situación actual del cooperativismo en el sector. Ha acusado a los productores de seguir haciendo cada uno la guerra por su cuenta; es habitual encontrarse en un pueblo con tres cooperativas que trabajan con los mismos productos y además “ni se hablan” entre ellas, ha explicado.
Uno de los mayores problemas con que se encuentran las estructuras cooperativas en España es que reaccionan más lentamente que las empresas. Esta mayor lentitud se debe, según López, a los personalismos que hay en las cooperativas.
Por otra parte, ha recordado que las cooperativas tienen una estructura especial donde la participación es democrática (un socio-un voto) y que el socio es propietario, no proveedor.

Las diarreas afectan por igual al porcino Ibérico que al de capa blanca
Enric Marco, asesor especialista en porcino de Marco i Collell, ha hablado sobre los procesos diarréicos, y ha recordado que tienen la misma incidencia en Ibérico que en blanco: el 20% de las urgencias en animales de cebo son por problemas digestivos. Son los segundos en importancia después de los respiratorios pero los que más repercusión económica tienen en la cuenta de resultados.
Las diarreas pueden producirse por causas infecciosas o no infecciosas. Para poder diagnosticar con precisión y rapidez las primeras hay que tener en cuenta, en primer lugar, la edad de los animales: los lactantes suelen sufrir coccidiosis, colibacilosis y clostridiosis (las dos últimas más difíciles de controlar) y en el destete los colis son los principales agentes etiológicos y las diarreas tienen pH alcalino. En la fase de cebo los cerdos Ibéricos son más resistentes y se pueden dar casos de disentería sin que haya sangre en las heces, aunque es necesario tener en cuenta este síntoma para emitir un diagnóstico presuntivo.
Por otro lado, tenemos las causas nutricionales, producidas por cambios bruscos en la alimentación, sobre todo en los cerdos jóvenes; las provocadas por intoxicaciones, como cuando hay grasa enranciada en la dieta; las que se dan cuando el pienso se contamina por suministrarlo directamente sobre el suelo o cuando se suministra agua contaminada; otra causa es el uso excesivo de antimicrobianos; y, finalmente, el alojamiento en lugares insalubres y húmedos.
Marco ha hecho hincapié en los factores que predisponen a que los animales sufran problemas digestivos: cambios
Enric Marco. (Foto: AGA Comunicación)
bruscos en la temperatura, alimentación ad líbitum, escasa ingesta de calostro, falta de higiene y niveles bajos de inmunoglobulinas.
El especialista en porcino también ha ofrecido dos consejos a seguir en las necropsias para determinar si estamos ante un caso de ileítis: hay que abrir a los animales con la cabeza hacia la derecha, para ver inmediatamente la válvula ileocecal y comprobar si hay diarrea amarilla con moco y sangre, por un lado, y por otro, conservar las muestras en formol, que es barato y permite esperar hasta una semana antes de enviarla. Además, el calor que se suele concentrar en el coche hace que las muestras se fijen más deprisa.
A la hora de dar las conclusiones de su charla, Enric Marco ha señalado que el tratamiento será eficaz sólo si el diagnóstico está bien hecho y que la bioseguridad y la desinfección correctas son importantes en cualquier sistema productivo.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañía

05 Marzo 2024

05/03/2024

El GTA actualiza su programa científico

Artículos Rumiantes

05 Marzo 2024

05/03/2024

Análisis de ciclo de vida y huella de carbono de la oveja Lojeña

Productos Animales de compañía

05 Marzo 2024

05/03/2024

Fresh Pillows Bites, deliciosos snacks rellenos para gatos

Actualidad Salud pública

05 Marzo 2024

05/03/2024

Un proyecto europeo liderado desde Galicia utiliza inteligencia artificial para diseñar un sistema alimentario seguro

Actualidad Porcino

05 Marzo 2024

05/03/2024

Cinco consejos para trabajar mejor con parideras libres

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS