MI CUENTA | REGISTRARME
PortalVeterinaria

El hongo Cordyceps militaris puede acabar con la procesionaria del pino


Imagen de Marc Pascual (Pixabay)Imagen de Marc Pascual (Pixabay)

Investigadores de la Cátedra de Micología de la ETS de Ingenierías Agrarias del Campus de la UVa en Palencia han testado en los pinares de pino piñonero del Cerrato (Palencia) que el hongo Cordyceps militaris ejerce sobre las orugas un control biológico eficaz como ecoinsecticida natural, según informa el director de la Cátedra, Juan Andrés Oria de Rueda, a Dicyt.

Investigadores de la Cátedra de Micología de la ETS de Ingenierías Agrarias del Campus de la UVa en Palencia han testado en los pinares de pino piñonero del Cerrato (Palencia) que el hongo Cordyceps militaris ejerce sobre las orugas un control biológico eficaz como ecoinsecticida natural, según informa el director de la Cátedra, Juan Andrés Oria de Rueda, a Dicyt.
La oruga de la procesionaria del pino es una de las plagas más destructivas de los bosques mediterráneos y también de parques y jardines, provocando además alergias. También es una plaga bien conocida por veterinarios y propietarios de perros: el contacto se puede producir con la hilera de procesionaria del pino en movimiento, con nidos caídos al suelo que hacen desprender en el entorno los pelos urticantes de los que están recubiertas o, muy ocasionalmente, con pelos llevados por el viento que pueden producir, por ejemplo, afecciones oculares. No obstante, suele afectar de forma más frecuente a la boca: primero se observan erosiones y posteriormente úlceras que, dependiendo de la eficacia del tratamiento, evolucionarán hacia la curación o se harán más graves. Otra posibilidad es la aspiración durante el olfateo, que causa rinitis aguda. A diferencia de los casos que se pueden dar en personas, las lesiones cutáneas son poco frecuentes.

Calor y pocas lluvias

Al inusual calor, hay que sumar la escasez de lluvias de estos últimos meses, lo que está adelantando los efectos de la procesionaria en los bosques de todo el territorio español. En concreto, en Castilla y León este problema de salud forestal y social es acuciante, pero también en Cataluña, Valencia, Castilla-La Mancha, Madrid, Extremadura, Galicia o Andalucía se están viendo especialmente afectados.
La presencia de las orugas de procesionaria se delata por los característicos bolsones blancos y sedosos en las ramas de los árboles, sobre todo en pinos y cedros, donde se guarecen sus colonias. En primavera descienden en largas filas o procesiones, de donde viene su nombre, hasta el suelo, donde se entierran y pasan a pupas a través de su metamorfosis. Según los investigadores la eficacia de este hongo ecoinsecticida contra las orugas enterradas en el suelo es, en algunas cepas, del 100 %.
Si bien hay distintas aves insectívoras capaces de controlar a estos insectos como las abubillas, cucos, críalos, chotacabras (come polillas adultas) y otros pájaros pequeños (carboneros y herrerillos capuchinos), varias de estas especies son migratorias y a veces no llegan antes de que las orugas desciendan de los árboles y se hayan enterrado.

Ventajas del uso de Cordyceps militaris

Los investigadores de la Cátedra de Micología, tras los estudios realizados en los dos últimos años en colaboración con empresas de jardinería y otras especializadas, encontraron que los hongos silvestres como el Cordyceps militaris, de forma de maza y color naranja, localizados en la comarca palentina del Cerrato pueden llegar a acabar con más del 80 % de las orugas de la procesionaria enterradas, y el tratamiento es inofensivo, según ha declarado Oria de Rueda.
Alguna cepa incluso llega a eliminar al 90-100% de las orugas y pupas afectadas, lo cual es de una eficacia sorprendente. Una vez que se selecciona la cepa o variedad de hongo ecoinsecticida más eficaz frente a la procesionaria se procede a replicar el hongo para posteriormente hacerlo multiplicar a gran escala. Entonces se hace el tratamiento en el monte pulverizando una solución de agua con esporas.
Las ventajas de la utilización del hongo ecoinsecticida Cordyceps es múltiple, por un lado, se trata de un tratamiento ecológico natural que evita la utilización de productos químicos agresivos; y por otro, el hongo estudiado no es perjudicial para personas y animales domésticos, solamente para las orugas y pupas de la plaga, produciendo esporas que se dispersan por el aire hasta que se ven interceptadas por los pelos de las orugas.

Mas noticias

Las jornadas de AVESA sobre seguridad alimentaria concluyen con estas 19 conclusiones

Imagen de rihaij (Pixabay)

El papel de los hongos en la enfermedad respiratoria equina

Adelantándose al estrés por calor

Rabobank analiza las consecuencias de la PPA en China

Grupo Asís regala un lote de sus productos en Iberzoo+Propet

Noticias de interés

EVENTOS