MI CUENTA | NEWSLETTER

Vocación y especialización, factores determinantes en la carrera de veterinaria


Miles de estudiantes deciden su futuro universitario durante estos días en los que realizan el examen de selectividad. La Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC) ha analizado el futuro laboral y profesional de los cientos de jóvenes que escogerán veterinaria como primera opción universitaria.

Las previsiones apuntan a que durante el curso escolar 2019-2020 las solicitudes de matriculación en las facultades de veterinaria crecerán y llegarán incluso a superar las más de 7.000 peticiones de acceso al grado que se obtuvieron el pasado año. No obstante, el panorama es algo desalentador dentro de la profesión, ya que se ha producido un incremento del paro del 11,28 %, según el último informe del Servicio Publico de Empleo Estatal (SEPE). Esto es, en parte, debido al excesivo número de facultades y, por tanto, de graduados que salen de ellas anualmente, lo que ha desencadenado un incremento de la precariedad laboral.

Tal y como señala Jaime Díaz, gerente de AMVAC, España es, junto con Italia, el país europeo con mayor número de facultades de veterinaria, 13 en total y con posibilidades sobre la mesa de incluso abrir alguna más: "Lo alarmante de esta situación es que estos datos suponen casi el doble de lo recomendado según los habitantes, los estudiantes y el número de mascotas en total que hay en el país”. 

Por ello, desde AMVAC lanzan una serie de recomendaciones para los futuros estudiantes de veterinaria con el objetivo de lograr un trabajo que dignifique y valore el sector.

Especialización

Entre otros factores, la especialización se ha convertido en un requisito imprescindible para lograr mejores salidas profesionales. “Cardiología, traumatología, oftalmología… formarse en alguna de las áreas veterinarias no solo ayuda a los estudiantes a convertirse en grandes profesionales, sino que les ayuda a diferenciarse y a destacar”, señala el gerente de AMVAC. Además, recalca que "no debemos olvidarnos de todas las salidas profesionales disponibles, como la seguridad alimentaria, la ganadería, la educación o la investigación", ya que “más allá de la clínica veterinaria hay grandes oportunidades, no hay que cerrarse puertas en el mercado”, apunta. 

Formación continuada

En segundo lugar, el veterinario debe realizar una formación continuada durante toda su trayectoria laboral en la que incorpore “las nuevas tecnologías y tratamientos aplicados a la salud animal, lo que además nos permite dar a conocer a la sociedad la amplia formación científica y versatilidad de nuestros profesionales y a asociarnos a una profesión en constante evolución”, señala Díaz.

Largo recorrido laboral

Por último, desde AMVAC recomiendan a los estudiantes de veterinaria “no encasillarse en una sola salida profesional pues, como decimos, además de ser una profesión preciosa y muy gratificante, con esfuerzo y formación continuada tendrán mucho recorrido laboral”, finaliza Jaime Díaz.

Peticiones al Gobierno

AMVAC recuerda al Gobierno, así como a los ministerios de Trabajo y Educación, la necesidad de "dignificar una profesión tan necesaria para el cuidado de la salud pública". Por ello, aboga por un control real del número de facultades de veterinaria en España, así como del número de matriculados. Cabe recordar la necesidad de establecer un convenio colectivo nacional, el reconocimiento oficial de la especialización veterinaria y la equiparación con el resto de las profesiones sanitarias, con la consiguiente bajada del IVA, que en la actualidad está en el 21%.


Mas noticias

Curso con experto: Casos clínicos de medicina felina

Curso con experto: Capacitación para el personal auxiliar de centros veterinarios (2ª parte)

Cytopoint celebra dos años resolviendo casos de dermatitis atópica con éxito

Perros de terapia acompañan a los niños en su vuelta al colegio

AVEE crea un directorio de veterinarios fisioterapeutas equinos

Noticias de interés

EVENTOS