MI CUENTA |

Otitis proliferativa necrotizante bilateral asociada a otitis media unilateral en un gato

En este caso en particular se produjeron complicaciones neurológicas debido a la progresión de la enfermedad hacia el oído medio.


Esta información aparece publicada en el número 226 de la revista Argos (marzo de 2021), que se puede leer íntegramente aquí.

La particularidad de este caso es la otitis media asociada, con sus consecuencias neurológicas, ya que la otitis proliferativa necrotizante suele acarrear afectaciones agresivas localmente, pero normalmente sin complicaciones más allá de una otitis externa.

Se presenta en consulta dermatológica un Gato Común Europeo, macho no castrado de 8 meses, por prurito intenso y moderado dolor auricular bilateral de tres días de evolución. El animal fue recogido de la calle a los 4 meses de edad, aproximadamente. En el momento de la consulta, el animal llevaba una vida semilibre sin otros animales de compañía en su hábitat más próximo. No estaba testado para FeLV-FIV, ni vacunado, ni se le habían administrado tratamientos antiparasitarios. Su alimentación se basaba en pienso de gama media y comida enlatada.

El estado general del animal era bueno, excepto por las molestias derivadas de la afectación dermatológica. Lo propietarios no presentaban ninguna afectación que se pudiera relacionar con el caso en cuestión. Como único historial médico previo cabe mencionar que un mes y medio antes le dispararon, lo que le provocó un neumotórax y disnea, que se resolvió favorablemente. No obstante, sigue presentando el proyectil, que atravesó el tórax, alojado a nivel subcutáneo en el área torácica derecha.

El animal presentaba una buena condición física, aunque se observó un leve incremento de los ganglios linfáticos submandibulares y retrofaríngeos. El resto de la exploración general fue normal. La exploración dermatológica mostró alteraciones únicamente a nivel auricular. Presentaba molestias a la palpación de manera bilateral, pero especialmente del lado derecho. Se observó que durante la consulta intentaba rascarse insistentemente esta región. Debido al rascado de la zona, presentaba algunas excoriaciones a nivel de la zona dorsal del cuello. No había alteraciones en la parte externa ni en los bordes de los pabellones auriculares, pero sí en la parte cóncava cerca de los pliegues auriculares y en la entrada del conducto vertical, donde se observaron: eritema, pequeñas costras e hiperplasia leve, acompañada de la presencia de secreción marronácea ceruminosa.

Acceda a la versión digital de la revista Argos para leer la información al completo.



Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

11 Mayo 2021

11/05/2021

Ecuphar presenta Epicare y Lococare

Actualidad Actualidad Veterinaria

11 Mayo 2021

11/05/2021

“La red de identificación animal que tenemos funciona, falta homogeneizar las leyes de todas las comunidades”

Empresas Rumiantes

11 Mayo 2021

11/05/2021

El último webinar de Ceva Salud Animal dedicado a los pequeños rumiantes y Eprecis reúne a un centenar de veterinarios

Actualidad Salud pública

11 Mayo 2021

11/05/2021

Un estudio concluye que el riesgo cero no es posible en seguridad alimentaria

Actualidad Animales de compañia

11 Mayo 2021

11/05/2021

Los veterinarios recuerdan que son clave en el control de las colonias felinas y la salud pública

 
 

EVENTOS