MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

El estrés del transporte en gatos y qué podemos hacer al respecto

El objetivo de este estudio fue medir los efectos de un protocolo de transporte en los parámetros preanestésicos, fsiológicos y parámetros comportamentales.



Esta información aparece publicada en el número 220 de la revista Argos (julio/agosto de 2021), que se puede leer íntegramente aquí.

Los veterinarios experimentamos a diario las consecuencias del estrés que sufren los gatos en las visitas a la clínica veterinaria. Aunque se han desarrollado guías de transporte para los felinos, basadas en la comprensión de su comportamiento, hay pocas evidencias científicas sobre los beneficios su aplicación y del impacto del estrés en el gato.

Aunque en los gatos el vínculo con sus cuidadores (y con otros animales incluidos congéneres convivientes) puede ser muy elevado, la base segura en su especie la constituye principalmente su territorio. En las visitas al veterinario se produce una separación brusca y forzada del territorio, un enclaustramiento en el transportín, un viaje generalmente en coche y una llegada a un territorio en el mejor de los casos desconocido (y en mucho otros casos asociado ya a experiencias negativas). En la clínica, la proximidad de individuos desconocidos (personas, perros y otros gatos) va añadiendo motivos de ansiedad y estrés. Por último, otro factor de estrés recientemente demostrado es la separación del cuidador en la clínica para exploraciones o procedimientos.

Ya se había demostrado en estudios previos que todo este estrés provocaba alteraciones en los parámetros fisiológicos que habitualmente se miden en la clínica como frecuencia cardiaca y respiratoria, temperatura y presión arterial.

También teníamos evidencias de que varias medicaciones ansiolíticas (trazodona, gabapentina) reducían el estrés si se administraban en las horas previas a la visita. Estas medicaciones que utilizan la vía oral están expuestas a inconvenientes como la dificultad de la vía oral forzada o la conveniencia del ayuno para una posible sedación, si se administra con comida.

También hay algunas evidencias de que el manejo ambiental con feromonas puede mejorar la percepción del gato en ambientes extraños como en la clínica, pero probablemente el mejor método para adaptar el paciente felino al transporte es la desensibilización y contracondicionamiento del transportín e incluso del coche. Sin embargo, esto es un proceso de aprendizaje que lleva tiempo y esfuerzo y en nuestra experiencia la mayoría de los cuidadores rechazan ya que el beneficio solo lo podrán aplicar una o dos veces al año.

El objetivo de nuestro estudio fue, teniendo en cuenta las percepciones previas de los veterinarios y el conocimiento del manejo de bajo estrés ya descrito, medir los efectos de un protocolo de transporte en los parámetros preanestésicos (tiempo que tardan en sedarse, profundidad de la sedación, dosis de inducción anestésica), parámetros fsiológicos (frecuencia cardiaca y respiratoria, cortisol sanguíneo) y parámetros comportamentales (facilidad de manejo). Nuestra hipótesis fue que si el protocolo de transporte tenía algún efecto positivo en el estrés, los parámetros medidos mejorarían.

Acceda a la versión digital de la revista Argos para leer la información al completo.

Mas noticias

Eventos Agenda

12 Junio 2024

12/06/2024

333 Experience Encargados de Granja y Recursos Humanos 2024

Empresas Animales de compañía

12 Junio 2024

12/06/2024

“Castración o esterilización. ¿Qué es mejor para su bienestar?”

Productos Animales de compañía

12 Junio 2024

12/06/2024

VetNova da un giro a su línea odontológica Clunia

Artículos Rumiantes

12 Junio 2024

12/06/2024

¿Por qué usar tratamientos dirigidos en el control parasitario?

Actualidad Rumiantes

12 Junio 2024

12/06/2024

Este jueves 13 de junio termina el plazo de inscripción al Foro Nacional del Caprino

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS