MI CUENTA |

“Las terapias integrativas dan un valor añadido a la medicina convencional y no se plantean como alternativa a la misma”

Miriam Portero, veterinaria especialista en esta materia, describe sus aplicaciones en animales de compañía y qué papel juegan junto con la medicina “tradicional”.


Miriam Portero (PhD, DVM, Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Complutense de Madrid).Miriam Portero (PhD, DVM, Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Complutense de Madrid).

Miriam Portero (PhD, DVM) es especialista en Ozonoterapia y Factores de Crecimiento inducidos con Ozono y miembro del International Scientific Committee of Ozone Therapy (ISCO3). Recientemente ha dirigido la edición de octubre de la revista Canis et Felis (nº 172), editada por Grupo Asís, sobre terapias integrativas en pequeños animales.

¿Dónde se engloban las terapias integrativas dentro de la medicina veterinaria y qué papel juegan junto con la medicina "tradicional"?

Las terapias integrativas o complementarias son, como su nombre indica, coadyuvantes de la medicina convencional e intentan dar un valor añadido a la medicina convencional, y no se plantean como "alternativa" a la misma. El fin de la medicina integrativa o complementaria es el abordaje integral de las enfermedades, combinando tratamientos convencionales con opciones terapéuticas complementarias con el objetivo de potenciar los resultados o mermar los efectos secundarios de los mismos. Por ejemplo, en animales geriátricos es muy frecuente que padezcan patologías articulares degenerativas en las que para conseguir una mejoría notable suele ser necesario emplear antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Estos pacientes geriátricos habitualmente presentan además otras comorbilidades como puede ser una enfermedad renal crónica o distintos grados de insuficiencia cardiaca en los que el uso de AINE debería minimizarse. Gracias a las terapias integrativas como la terapia láser o la ozonoterapia conseguimos “complementar” el tratamiento convencional para reducir el uso de AINE en estos pacientes.

Otro ejemplo son los pacientes con hernias de disco crónicas en los que una intervención quirúrgica no está indicada y en los que no se logra una mejoría notable con los tratamientos convencionales. En estos pacientes el empleo de terapias integrativas (terapia láser, terapia manual, acupuntura y ozonoterapia, entre otras) va a potenciar los efectos antiinflamatorios y analgésicos del tratamiento convencional mejorando los signos clínicos con la consecuente mejora de la calidad de vida.

¿Cuáles son las terapias integrativas más importantes en la clínica de animales de compañía y cuáles son sus aplicaciones principales?

Las terapias integrativas empleadas en pequeños animales son muy numerosas, con un auge notable en los últimos años. Destacan la acupuntura (aquapuntura, neumopuntura, electroacupuntura, laserpuntura, moxibustión), medicina tradicional china (fitoterapia), terapia manual (técnicas de palpación, movilización, manipulación, ajustes quiroprácticos, masaje, técnicas osteopáticas neuromusculares, articulares y del tejido conectivo), ozonoterapia, terapia neural, terapia láser, osteopatía y la medicina biorreguladora. Tienen múltiples aplicaciones. Las mascotas cada vez son más longevas y tanto los métodos diagnósticos como las opciones terapéuticas en medicina veterinaria podemos decir que están “al mismo” nivel que en medicina humana. Esto supone el diagnóstico de numerosas patologías que hace años era impensable que diagnosticásemos y tratásemos con éxito. 

Dentro de las aplicaciones de las terapias integrativas, creo que la más importante es el tratamiento de patologías que cursan con dolor o alteración de la movilidad y que merman notablemente la calidad de vida de los pacientes. Otro campo muy importante en la medicina integrativa, sobre todo en la terapia láser y la ozonoterapia, es el manejo de heridas y cicatrización.

Tu campo se centra en la ozonoterapia, ¿en qué consiste esta técnica? 

El hablar de ozonoterapia implica hablar de estrés oxidativo. El estrés oxidativo es un denominador común en un gran número de patologías (vasculares, infecciosas, neoplásicas, traumatológicas, alteraciones inmunomediadas, etc.) y este hecho hace que la ozonoterapia pueda emplearse en numerosas enfermedades. El ozono es uno de los oxidantes más potentes de la naturaleza y es muy inestable. Con esta definición cuesta creer que pueda ser beneficioso; pero precisamente su poder oxidante, paradójicamente, es el que va a originar el beneficio al aumentar la capacidad antioxidante del organismo. Con la ozonoterapia lo que producimos es una microoxidación controlada y reversible que va a originar en el organismo la activación de sistemas antioxidantes endógenos que, a su vez, regularán la producción de especies reactivas de oxígeno y por tanto la posibilidad de controlar la enfermedad. Esta microoxidación controlada sería “la chispa” que necesitan para volver a funcionar a pleno rendimiento los sistemas antioxidantes endógenos que estaban “aletargados” por un estrés oxidativo mantenido.

La ozonoterapia se basa en:

  • El fenómeno de hormesis: dosis bajas son beneficiosas y dosis altas tóxicas. 
  • El efecto precondicionante: la respuesta no se da en un valor único de dosis sino en un rango de dosis que se logran por la aplicación repetida para mantener y aumentar la tolerancia al estrés oxidativo que este induce en el organismo.

Los mecanismos básicos para el uso clínico de la ozonoterapia incluyen su acción bactericida, viricida y fungicida, sus efectos antiinflamatorios, analgésicos, detoxicantes y cicatrizantes, es regulador inmunológico y metabólico, modula el estrés oxidativo y tiene efectos sobre la síntesis de mediadores hormonales.

¿Cuáles son las rutas de administración del ozono medicinal?

El ozono, por sus múltiples mecanismos de acción, tiene numerosas aplicaciones y rutas de administración. El ozono se puede administrar vía sistémica o local. Dentro de las vías sistémicas, en pequeños animales destacan, por su facilidad de administración, la insuflación rectal de ozono medicinal y la solución salina estéril ozonizada intravenosa. Otras vías sistémicas son la autohemoterapia menor y la autohemoterapia mayor. La autohemoterapia mayor en medicina humana está empezando a ser sustituida por la solución salina ozonizada por ser una técnica más sencilla, que no requiere manipulación de sangre del paciente y con los mismos o superiores beneficios que la autohemoterapia mayor. Creo que es cuestión de tiempo (y estudios científicos) que también en medicina veterinaria ocurra lo mismo. 

Dentro de las rutas locales, podemos realizar infiltraciones con ozono gas en numerosas localizaciones como intraarticular, en puntos gatillo, subcutánea, intralesional, intradérmica, paravertebral intramuscular o intradiscal/discolisis. Uno de las rutas más antiguas y estudiadas del ozono medicinal es la administración tópica de ozono gas mediante gasificación en bolsa o de productos derivados del ozono (agua bidestilada ozonizada/ solución salina ozonizada, aceites y pomadas ozonizadas).



Sara Palasí - Portal Veterinaria

Mas noticias

Actualidad Actualidad Veterinaria

08 Diciembre 2021

08/12/2021

Cuánto influye la experiencia en el salario de los veterinarios

Actualidad Salud pública

08 Diciembre 2021

08/12/2021

El mayor vehículo para la transmisión de enfermedades infecciosas zoonóticas es el agua

Actualidad Actualidad Veterinaria

07 Diciembre 2021

07/12/2021

Manejo clínico de las patologías articulares en perros a través de la revisión de casos clínicos

Actualidad Animales de compañia

07 Diciembre 2021

07/12/2021

“En la mayoría de los posibles casos de patologías prostáticas los pacientes ya presentan signos clínicos”

Productos Animales de compañia

07 Diciembre 2021

07/12/2021

Campaña promocional “Condro Cupón”

 
 

EVENTOS