MI CUENTA |

“La mayoría de los animales que llegan están sin identificar; tenemos un problema de base y muy preocupante”

Es obligatorio identificar a los perros de compañía desde 1952, sin embargo no se cumple. Según Juan Carlos Ortiz, presidente de AVEM, esta es una de las raíces del abandono en nuestro país.


Juan Carlos Ortiz, Presidente de la Asociación Española de Veterinarios Municipales (AVEM).Juan Carlos Ortiz, Presidente de la Asociación Española de Veterinarios Municipales (AVEM).

Hasta el 2020 ¿cuál era la causa principal de abandono? ¿Y actualmente?

Sobre las causas del abandono, no considero que hayan cambiado antes o después del año 2020. Lo que sí es lamentable es que no exista una estadística oficial fiable. Solo tenemos los datos de una entidad privada que analiza los datos recibidos de las entidades de protección animal y de los centros de recogida de animales que voluntariamente le facilitan. No obstante, quisiera hacer una serie de consideraciones sobre este tema, las causas de abandono de perros, intentando llegar al origen o causa primera. 

En España, El Decreto de 17 de mayo de 1952, del Ministerio de la Gobernación, declaraba el obligatorio registro y matrícula de los perros y la vacunación a los mismos por cuenta de sus dueños. Es interesante leer los tres primeros artículos de este decreto. Establece la obligatoriedad de la matriculación de los perros, hoy identificación, la vacunación contra la rabia y, a los ayuntamientos, “organizarán los Ayuntamientos con la mayor diligencia el indispensable servicio que requiera la recogida y captura de perros vagabundos o indocumentados, o, en general, de dueño desconocido, y el secuestro y observación de los sospechosos de contaminación pública, habilitando para ello los depósitos suficientes, en consecuencia con el censo canino y la importancia de la población”. 

Esa asignación de responsabilidad y de autoridad a los ayuntamientos sobre el control de los perros se repite en las diferentes leyes de protección animal emanadas de las Comunidades Autónomas. Tenemos por tanto una base legal para actuar y una administración, los ayuntamientos, con la responsabilidad de controlar a los perros y al resto de animales de compañía. Tradicionalmente, el foco de atención sobre el problema del abandono se ha puesto en los centros de recogida de animales, especialmente en los oficiales, dependientes de las administraciones locales. Es consecuencia de unas políticas reactivas ante este problema del abandono por parte de los ayuntamientos con el resultado que todos conocemos. Cada vez hay más animales abandonados. Si tenemos en cuenta que el 66 % de los perros que llegan a los centros, y el 95 % de los gatos (según los datos de los animales que llegan a los centros oficiales gestionados por veterinarios municipales), están sin identificar, podemos pensar que tenemos un problema de base y muy preocupante. Interpretando estos datos, sobre los 306.000* animales (183.103 perros y 123.403 gatos) que se supone son abandonados, 121.000 perros y 117.000 gatos tampoco estarían vacunados contra rabia. Y presumiblemente contra ninguna otra zoonosis. Si tenemos en cuenta lo ocurrido en Ceuta y en Melilla en el último mes, con la aparición de dos focos de rabia, tenemos motivos para preocuparnos.

¿En qué línea se debe trabajar en la prevención del abandono y para detectar aquellos aspectos que puedan contribuir a mejorar el problema?

El control/gestión de los animales de compañía en una ciudad, que le corresponde al ayuntamiento, comienza desde que una persona adopta, recibe o adquiere un animal de compañía. Es como una cadena de hechos, situaciones e hitos a lo largo de la vida de los animales y de su convivencia con los hombres en su compañía. El último eslabón es el centro de recogida de animales. Este eslabón es el reflejo de todo lo que se haya hecho, bien o mal, a lo largo de un periodo de tiempo. Centros abarrotados de animales indican una gran ineficacia en la gestión de este problema. Centros vacíos presuponen una gestión proactiva y eficaz. De cualquier manera, el objetivo ha de ser “abandono cero”, pero para llegar a ello requiere un trabajo profesional, bien planificado, basado en un Plan de gestión, llevado a cabo por técnicos que conozcan bien el funcionamiento de los ayuntamientos, especialmente el administrativo, la normativa y a los animales en su relación con el ser humano. El plan ha de ser personalizado, para cada ayuntamiento, con un estudio previo de la situación.

Nosotros, desde nuestra asociación, estamos ya colaborando con varios ayuntamientos, que carecen de veterinario municipal, para implementar un plan de gestión de animales de compañía. Igualmente, hemos encargado un estudio sobre la gestión que se realiza en los ayuntamientos sobre los animales de compañía en todos los ayuntamientos con una población censada superior a 20.000 habitantes. Por el momento ya contamos con datos de más de 250 consistorios con una información muy interesante.

¿Existe un perfil de persona que abandona? 

Lo del perfil suena a FBI y a delincuentes, y en algunos casos lo son, presuntos hasta que sentencie un juez. Básicamente son personas irresponsables, con poca o nula consideración o apego – respeto por los animales, en algunos casos impulsivos, en otros inmaduros, que ven en el perro a un “objeto” de su propiedad que les confiere un estatus frente a su círculo más cercano. Si avanzamos en esta línea llegamos a los delincuentes que utilizan a los perros como armas y en peleas de perros. Lo más significativo en este asunto es la impunidad en la cual se mueven estas personas. Es muy difícil la imputación de cualquier infracción administrativa o de un delito de presunto maltrato ya que partimos de la base de que, en la gran mayoría de los casos, los animales están sin identificar. En la mayor parte de los ayuntamientos de nuestro país no hay medios, ni cualificación de su personal para gestionar con eficacia este asunto.

Actualmente existen en España 8.131 ayuntamientos. Más de 5.000 no llegan a una población censada de 1.000 habitantes y solo 414 superan un censo de 20.000, aunque muchos de ellos tienen una población flotante muy superior. Bien, pues de estos ayuntamientos con más de 20.000 habitantes, solo el 20 % cuentan con veterinario municipal. O, dicho de otra manera, el 80 % de los ayuntamientos con esa población carecen de personal funcionario cualificado en relación con los animales de compañía, capaz de organizar su gestión y velar por su salud y
bienestar.

*Datos infografía sobre el abandono 2020 de la Fundación Affinity.



Natalia Sagarra - Portal Veterinaria

Mas noticias

Actualidad Actualidad Veterinaria

26 Noviembre 2021

26/11/2021

El ministerio admite hasta el 10 de diciembre comentarios al proyecto del decreto sobre medicamentos veterinarios

Actualidad Actualidad Veterinaria

26 Noviembre 2021

26/11/2021

“En la lucha frente a las resistencias antimicrobianas tenemos que trabajar en One Health

Actualidad Porcino

26 Noviembre 2021

26/11/2021

Vietnam ha sacrificado el triple de cerdos que el año pasado para frenar los brotes de PPA

Actualidad Animales de compañia

26 Noviembre 2021

26/11/2021

Grupo Asís regala un lote de sus productos en el Congreso Andaluz de Veterinarios 2021

Actualidad Porcino

26 Noviembre 2021

26/11/2021

El VII Congreso Anavepor confirma la vuelta a la actividad presencial del sector porcino

 
 

EVENTOS