MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

Desarrollada una prueba genética que predice el riesgo de sufrir lesiones del ligamento cruzado en perros

La prueba, llevada a cabo en la Universidad de Wisconsin-Madison, solo requiere una muestra de sangre o un hisopo de la mejilla que se puede recolectar en casa.


Un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin-Madison ha desarrollado una prueba genética, la primera de su tipo, que identifica el riesgo de que un perro sufra daños en los ligamentos cruzados. 

La prueba se desarrolló al principio para el Labrador, una raza con un alto riesgo de desarrollar la enfermedad, en septiembre de 2021. El equipo ahora espera extender la herramienta a otras razas susceptibles, como el Terranova y el Rottweiler. 

El importante papel de la genética

Similar al ligamento cruzado anterior (LCA) en humanos, el ligamento cruzado craneal canino juega un papel crucial en la estabilización de la articulación de la rodilla. Aunque cualquier perro se puede romper el ligamento, rara vez ocurre solo por una lesión. Según indican los científicos, el deterioro del ligamento cruzado, que aumenta la posibilidad de ruptura, está muy influenciado por la genética.

Identificar si un perro tiene más probabilidades de romperse un ligamento cruzado debido a la genética permite a su propietario y al veterinario tomar medidas preventivas para así evitar la recuperación y los costes asociados a esta lesión.

Combinación de varias variantes genéticas

La nueva prueba ha sido desarrollada por el profesor Peter Muir, quien, junto con su equipo, analizó el genoma de más de 1.000 perros de raza Labrador en EE. UU. Según Muir, los marcadores genéticos de la ruptura del ligamento cruzado son más complejos que los marcadores de otros rasgos. La mayoría de las pruebas genéticas buscan una mutación de ADN en particular para determinar si una enfermedad o rasgo en concreto está presente. Sin embargo, en la ruptura del ligamento cruzado contribuyen varias variantes genéticas que se encuentran en el genoma del perro.

"Existen muchas pequeñas variantes que actúan juntas", explica Muir, "por lo tanto, cualquier Labrador que herede suficientes variantes de efecto pequeño en combinación tendrá un alto riesgo genético de ruptura del ligamento cruzado".

Alrededor del 62 % del riesgo es genético en el Labrador

Sus hallazgos les permitieron determinar el riesgo genético de desarrollar una ruptura del ligamento cruzado en los labradores. Encontraron una estimación de heredabilidad de 0,62, lo que significa que por cada Labrador que desarrolla una ruptura del ligamento cruzado, alrededor del 62 % del riesgo es genético y aproximadamente el 38 % es ambiental.

A partir de este estudio, ahora se puede realizar en el laboratorio una prueba de riesgo genético de ruptura del ligamento cruzado para perros labradores con una precisión del 98 %. De cara al futuro, el equipo espera seguir investigando las pruebas genéticas tanto para animales como para humanos.



Genetic test identifies dogs' risk of cruciate ligament damage. Vn online.

Mas noticias

Actualidad Salud pública

03 Febrero 2023

03/02/2023

Ocho recomendaciones para controlar la transmisión de la gripe aviar a las personas

Artículos Animales de compañía

03 Febrero 2023

03/02/2023

Ciertas razas deberían someterse a pruebas de detección de cáncer a edades tempranas

Artículos Salud pública

03 Febrero 2023

03/02/2023

Los buitres son portadores de bacterias resistentes a antibióticos que pueden ser una amenaza para la salud pública

Empresas Animales de compañía

03 Febrero 2023

03/02/2023

Distrivet lanza su programa de valor añadido

Productos Animales de compañía

03 Febrero 2023

03/02/2023

Calier relanza Banacep Vet 20 mg para la insuficiencia cardiaca congestiva en perros

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS