MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

La pirotecnia tiene efectos negativos a nivel físico y psicológico en perros y gatos

El Colegio de Veterinarios de Barcelona recuerda que un 25 % y un 50 % de los animales experimentan miedo por este ruido. Diversos estudios revelan efectos de estrés postraumático equiparables a los producidos en humanos.


Imagen de diana.grytsku en Freepik.Imagen de diana.grytsku en Freepik.

El Colegio de Veterinarios de Barcelona (COVB) advierte, ante la inminente celebración de la verbena de San Juan y de otras fiestas de verano, que la pirotecnia tiene efectos negativos tanto a nivel físico como psicológico en animales. En este caso, con especial interés en los animales domésticos, a los que puede afectar física y psicológicamente.

Este miedo es muy frecuente porque los artículos pirotécnicos producen sonidos imprevisibles, no controlables y muy fuertes, y porque la sensibilidad auditiva de perros y gatos es muy superior a la de las personas, especialmente en el caso de sonidos muy agudos. Así, los perros, de media, tienen un rango de audición de 10.000 a 50.000 Hz, mientras que el ser humano solo abarca de 16.000 a 20.000 Hz.

La distancia a la que un perro puede escuchar un sonido es cuatro veces superior a la de un humano. En el caso de los gatos, el oído aún está más desarrollado, e incluso, tiene una sensibilidad acústica superior, por lo que también son mucho más sensibles a la contaminación acústica provocada por la pirotecnia.

Las explosiones dañan por tanto su aparato auditivo. La pérdida de audición y el tinnitus por sonidos de disparo (140db) están descritos en perro, por ello no hay que exponerlos en un radio cercano a las explosiones (pirotecnia alcanza 190db).

Psíquicamente, se estima que entre un 25 % y un 50 % de los gatos y de los perros experimentan miedo por el ruido de los fuegos artificiales y de los petardos, al ser estímulos nocivos no anticipables, que escapan a su control y entendimiento. Esta respuesta puede ser en forma de simple parálisis al escuchar el sonido, pasando por saliveo, temblores, taquicardia, vocalizaciones (los ladridos son un signo de alarma y de miedo intenso), orina y defecación incontroladas y finalmente intentos de esconderse o huir de manera imprevisible. Son estas últimas, una causa directa de accidentes, atropellos, caídas desde ventanas y balcones etc.

Es la época en la que se registran más animales extraviados por lo que es muy importante tener debidamente identificado al animal con microchip y alguna chapa identificativa, además de asegurar bien el arnés y no liberarlos mientras pasean durante estas fechas.


Libro recomendado

Manual de etología canina

El autor describe con detalle en qué consiste cada trastorno, qué causas se le atribuyen y qué tratamiento se puede aplicar: educación del perro, cambios de conducta, administración de fármacos o feromonas.

VER LIBRO

Mas noticias

Artículos Animales de compañía

19 Julio 2024

19/07/2024

Un equipo veterinario reconstruye un complejo defecto nasomaxilar y labial en un perro

Actualidad Rumiantes

19 Julio 2024

19/07/2024

Un componente molecular podría ser clave en los casos de contagio de gripe aviar en vacas

Actualidad Animales de compañía

19 Julio 2024

19/07/2024

Reino Unido aprueba la primera carne cultivada como alimento para mascotas de Europa

Actualidad Animales de compañía

19 Julio 2024

19/07/2024

“La probabilidad de que se dé un golpe de calor en un perro es superior a que se dé en una persona”

Empresas Animales de compañía

19 Julio 2024

19/07/2024

Centauro hace una donación de material a la Facultad de Veterinaria de la UAB

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS