MI CUENTA |

Mucopolisacaridosis en gatos


Introducción

Las mucopolisacaridosis (MPS) comprenden un grupo de enfermedades genéticas debidas a la deficiencia de enzimas lisosomales específicas, y consecuentemente a ello se producen insuficiencias en el metabolismo de los glucosaminoglicanos, cuyos metabolitos se acumulan en diferentes tejidos y se excretan en exceso en la orina.

La incapacidad de metabolizar en forma adecuada los aminoglicanos (como los sulfatos de condroitina, queratano y heparano) lleva a anormalidades en los tejidos ricos en tales sustancias, como cartílago, tejido conectivo y córnea.

En el hombre se reconocen siete tipos de mucopolisacaridosis, cada una de ellas es originada por una deficiencia enzimática específica. En perros, se encontraron 3 tipos de MPS, dos de ellas que describiremos en los gatos y una tercera (Síndrome de Morquio, en el hombre) por deficiencia de beta glucuronidasa.

En los gatos, por el momento se conocen dos tipos de mucopolisacaridosis, que se heredan en forma autosómica recesiva:

La mucopolisacaridosis tipo I ( Síndrome de Hurler humano) causada por la deficiencia de alfa-L-iduronidasa y la mucopolisacaridosis tipo VI ( Síndrome de Maroteaux-Lamy humano) por déficit de arilsulfatasa B.

Los cuadros clínicos son semejantes.

Mucopolisacaridosis Tipo I:

Se describe en gatos domésticos jóvenes, de pelo corto. También se presenta en los perros.

Generalmente se diagnostica a los pocos meses de edad, en otros casos los signos clínicos recién se manifiestan en los adultos jóvenes.

Los gatitos afectados son más pequeños que sus hermanos normales.

Se observa claudicación progresiva, dismorfia facial con cabeza pequeña y plana, cara ancha con depresión del puente nasal, ojos muy separados, orejas pequeñas, opacidad corneal difusa, múltiples displasias óseas, fusión vertebral sobre la unión cervicotoráxica, pectus excavatum (deformación esternal cóncava) y subluxación coxofemoral bilateral. Es común la insuficiencia valvular mitral y la atrofia retinal.

Pueden presentarse deficiencias neurológicas que sugieren enfermedad multifocal del tronco cerebral y médula espinal cervical y torácica.

Hay eliminación de cantidades excesivas de glucosaminoglicanos en la orina (en forma de sulfatos de dermatano y heparano) y el almacenamiento de esta sustancia es evidente en fibroblastos y neuronas.

La alfa -L- iduronidasa es deficiente en todos los tejidos analizados, incluidos los leucocitos periféricos; estas células son las utilizadas para identificar a los animales afectados y portadores.

En la necropsia se observa: hepatoesplenomegalia; las válvulas auriculoventriculares izquierdas frecuentemente son defectuosas, finas y blancas. Los ventrículos cerebrales son anormalmente grandes. A la observación microscópica, en el SNC se hallan neuronas tumefactas y vacuoladas y con microscopía electrónica se ven claramente los lisosomas con grandes acúmulos de mucopolisacáridos en las neuronas, fibroblastos, hepatocitos y neutrófilos.

La medición de la actividad enzimática lisosomal en leucocitos periféricos y fibroblastos revelan una deficiencia marcada de alfa-L-iduronidasa, no así de otras enzimas lisosomales.

Mucopolisacaridosis Tipo VI:

Se observa en gatos Siameses jóvenes, de 2 o 3 meses de edad. También se describe en perros. La afección se reconoció por primera vez en una gata Siamés en 1976.

El cuadro es semejante al anterior : tamaño reducido, cola más corta, dismorfismo facial con cabeza pequeña, cara aplanada, hocico corto y ancho, puente nasal deprimido, párpados superiores hinchados y caídos, y a veces opacidad corneal. También suele verse: pectus excavatum, deficiencia neurológica multifocal y atrofia retinal. El andar es torpe y tienen reducida la movilidad cervical.

En los leucocitos circulantes hay cuerpos de inclusión metacromáticos.

El 25% de los gatos afectados, a los 4 - 7 meses de edad presentan signos clínicos de disfunción medular toracolumbar resultantes a la compresión por las protrusiones óseas focales dentro del canal vertebral. La sintomatología comprende distintos grados de paresia posterior, en un principio asumen una postura agazapada, caminan como agachados, posteriormente suele progresar a paraplejía, incontinencia y reducción de la nocicepción. A veces, se presentan convulsiones.

La manipulación de cabeza y cuello puede resultar dolorosa.

Estudios complementarios

En las placas radiográficas de columna podemos observar: fusión de vértebras cervicales, fusión variable de vértebras torácicas y lumbares, proliferación y protrusión ósea dentro del canal raquídeo en región toráxica y lumbar ( que causa mielocompresión) y proliferación ósea en los orificios intervertebrales (que lleva a compresión radicular). La proliferación ósea periarticular lleva a la anquilosis al avanzar el proceso.

Los signos radiológicos son similares a los de la hipervitaminosis A

Generalmente los cambios proliferativos óseos y la mielocompresión asociada ya aparecen antes del año de edad y quizás no sean progresivos.

En pelvis, es frecuente observar subluxación coxofemoral, con acetábulos poco profundos y cabezas femorales aplanadas.

La mielografía nos confirma la mielocompresión.

La extracción de LCR puede ser difícil, a causa de los cambios proliferativos alrededor de la vértebras.

En el tipo VI, el examen de un extendido de sangre puede revelar la presencia de un exceso de material granular metacromático grosero en la mayoría de los neutrófilos, y el 3% de los leucocitos está representado por células grandes que contienen gránulos basófilos.

La orina de los gatos afectados muestra la presencia de excesiva cantidad de mucopolisacáridos, principalmente sulfato de dermatano, en muchos casos la concentración es 90 veces mayor que la normal.

Esto se determina fácilmente dejando secar una gota de orina en un portaobjetos y tiñiendo después los mucopolisacáridos con azul de toluidina, se compara con testigos y se confirman niveles mucho más elevados en los animales afectados.

Actualmente se realiza con una muestra de orina, una prueba llamada "MPS Spot Test", que consiste en una electroforesis destinada a separar y cuantificar los distintos mucopolisacáridos que pudieran estar presentes.

La confirmación diagnóstica es mediante la medición de la actividad enzimática lisosomal (arilsulfatasa B) en los leucocitos, que en los afectados es claramente deficiente. Es característico que estos animales con MPS tengan aumentados niveles de otras enzimas lisosomales.

Tratamiento

No hay un tratamiento específico, sólo sintomático, para aliviar los signos.

Puede ser necesaria la descompresión quirúrgica de la médula en estadíos iniciales de la enfermedad.

Hay estudios que demuestran que los cambios esqueléticos no son progresivos tras los 9 meses de edad, de ser así, la cirugía descompresiva podría lograr la resolución de los signos neurológicos con buen pronóstico.

En la actualidad no hay tratamiento para la enzimopatía lisosómica subyacente. El trasplante de médula ósea se investiga como posible terapia, hay algunos estudios que demostraron la efectividad, con mejoría de los signos en los pacientes sometidos a trasplante de médula ósea histocompatible.

Presentación de un caso clínico

Se recibe en nuestra clínica un felino hembra, mestiza, de pelo corto y de 3 años de edad. El motivo de la consulta es la dificultad para deambular, debilidad y tambaleo del tren posterior.

Tiene antecedentes de piodermia perineal complicada con miasis y síndrome vestibular, del que quedó como secuela la cabeza ladeada.

A la revisación se observa: paraparesia; en miembros posteriores la propiocepción es normal y reflejos normales a aumentados, dermatitis perivulvar, manto apelmazado en mitad posterior del cuerpo, reflejos pupilares normales, rigidez y dolor al movimiento del cuello. Resto de examen clínico sin particularidades.

Mantiene buen apetito.

En las placas radiográficas (*) (Fig. Nº 1, 2 y 3) de columna vertebral se observa: falta de definición anatómica que desvirtúa los cuerpos vertebrales de T3 - T4 y T5 con neoformación de tejido aparentemente óseo de límites precisos, que une todas las vértebras dorsales y que se proyecta 1cm por debajo de los cuerpos vertebrales. Las severas calcificaciones que acompañan en ventral a la columna toracolumbar fusionan sus vértebras en un solo bloque, dificultando la definición de cuerpo vertebral, disco intervertebral y foramen de conjunción.

La silueta gástrica se encuentra desplazada hacia caudal y lateral izquierdo, sugiriendo una hepatomegalia asociada.

Pulse aquí para agrandar la imagen

Fig. Nº 1: Placa radiográfica latero-lateral columna toracolumbar.

Pulse aquí para agrandar la imagen

Fig. Nº 2: Ampliación de la imagen radiológica anterior.

Pulse aquí para agrandar la imagen

Fig. Nº 3: Vista ventrodorsal de la columna vertebral toracolumbar.

Análisis de sangre

Hemograma

SERIE ROJA

SERIE BLANCA

Hematíes

6.780.000/mm3

Leucocitos

32.500/mm3

Hemoglobina

9,8 g/dl

Neutrófilos cayado

0%

Hematocrito

42%

Neutrófilos segmentados

91%

Volumen corpuscular medio

61Umm3

Linfocitos

3%

Hemoglobina corpuscular media

14 pg

Eosinófilos

2%

Average de C.C. de Hg

24%

Basófilos

0%

Aspecto de Hematíes

Ligera anisocitosis

Monocitos

3%

Plaquetas

Forma y tamaño normal al frotis

BIOQUÍMICA SANGUÍNEA

Calcemia

10,1 mg/dl

Fosfatemia

6,59 mg/dl.

  • la leucocitosis y alteración de la fórmula leucocitaria (neutrofilia) se atribuyen a que ya estaba en tratamiento con corticoides.

Diagnósticos diferenciales

La hipervitaminosis A, si bien fue un posible diagnóstico inicial, se descartó considerando que los propietarios aseguraron que siempre comió alimento balanceado de buena calidad como única fuente de alimentación y no recibió suplementación vitamínica.

Considerando los niveles séricos normales de calcio y fósforo, se descartan endocrinopatías tipo hiperparatiroidismo, sin apreciarse tampoco alteraciones en zona tiroides-paratiroides a la revisación- palpación minuciosa.

La mucopolisacaridosis, necesita para confirmarse los análisis de orina y sangre ya descriptos, los que no se realizan en nuestro país, siendo necesario remitir las muestras a E.E.U.U. Los propietarios decidieron no seguir con las pruebas diagnósticas.

Diagnóstico presuntivo

Mucopolisacaridosis.

Tratamiento

Para aliviar signos: Dexametasona inyectable, 2 mg/kg. Tuvo alguna mejoría clínica, pero conociendo el pronóstico los propietarios deciden la eutanasia.

Bibliografía

  • Breton, L.: A case of mucopolysaccharidosis VI in a cat. JAAHA 19:891, 1983.

  • Chaher, M.T y Cornero,F. Mucopolisacaridosis tipo VI en un Pinscher Miniatura. Primer Congreso Nacional de Aveaca, Memorias, página 136. Bs. As, julio de 2001.

  • Cowell K.R., Jezyk P.F., Haskins M.E. & Patterson D.F. (1976) Mucopolysaccharidosis in a cat. J. Am. Vet. Med. Ass. 169, 334-339.

  • Haskins, M.E.: Mucopolysaccharide storage desease in three families of cats with arylsulfatase B deficiency: Leukocite studies and carrier identification. Pediatr Res 13:1203, 1979.

  • Haskins, M.E. The pathology of feline arylsulfatase B deficient mucopolysaccharidosis. Am. J. Pathol.101;657-674, 1980.

  • Haskins, M.E. : Mucopolysaccharidosis in a domestic short-haired cat- a disease distinct from that seen in the Siamese cat. JAVMA 175:384, 1979.

  • Haskins,M.E.: alfa-L-iduronidase deficiency in a cat: A model of mucopolysaccharidosis I. Pediatr Res 13: 1294, 1979.

  • Haskins, M.E. Animal Models of Inherited Metabolic Diseases. Liss, New York,1982 pp177-201.

  • Haskins, M.E.: Spinal cord compression and hindlimb paresis in cats with mucopolysaccharidosis VI. JAVMA 182:983, 1983.

  • Haskins, M.E., Betaglucuronidase deficiency in a dog. A model of human mucopolysaccharidosis VII. Pediatr Res 18:980, 1984.

  • Jezyk P.F., Haskins M.E., Patterson D.F., Mellman W.J. & Greenstein M. (1977) Mucopolysaccharidosis in a cat with arylsulfatase B deficiency: A model of Maroteaux-Lamy syndrome. Science 198, 834-836. 1977.

  • Konde, I.J.: Radiographically visualized skeletal changes associated with mucopolysaccharidosis VI in cats. Vet Radiol 28:223, 1987.

  • Langweiler, M.: Mucopolysaccharidosis in a litter of cats. JAAHA 14:748, 1978.

  • Mc Govern M.M. Animal model studies of alleliam: characterization of arylsulfatase B mutations in homoallelic and heteroallelic (genetic compound) homozygotes with feline mucopolysaccharidosis VI. Genetics 110: 733-749, 1985.

  • Mc Govern M.M. An improved method for heterozygous identification in feline and human mucopolysaccharidosis VI, arylsulfatase B deficiency. Enzyme 26: 206-210, 1981.

  • Mc Govern M.M. Purification and properties of feline and human arylsulfatase B isozymes. J. Biol. Chem. 257: 12605- 12610, 1982.

  • Pedersen, Niels C. Feline Husbandry. Editorial Mosby 1991.

  • Pennock, C.A. and Barnes, I.C. The mucopolysaccharidosis. J. Med Genet Biol 13: 169, 1976.

  • Schalm, O.W. : Mucopolysaccharidosis. Canine Prac 12.29, 1977.

  • Skull,R.M. Canine alfa-L-iduronidase deficiency: A model of mucopolysaccharidosis I. Anim J Path 109:244, 1982.

  • Spellacy, E. : A canine model of human alfa-L-iduronidase deficiency. Proc Natl Acad Sci USA 80: 6091, 1983.

  • Vine D.T. Feline mucopolysaccharidosis IV: purification and characterization of the residual arylsulfatase B activity. Am.J.Hum.Genet. 33: 916-927, 1981.

Mas noticias

Actualidad Actualidad Veterinaria

07 Diciembre 2021

07/12/2021

Manejo clínico de las patologías articulares en perros a través de la revisión de casos clínicos

Productos Animales de compañia

07 Diciembre 2021

07/12/2021

Campaña promocional “Condro Cupón”

Empresas Animales de compañia

07 Diciembre 2021

07/12/2021

Nutrición basada en la evidencia científica

Productos Animales de compañia

07 Diciembre 2021

07/12/2021

Douxo S3 Calm Pads, nueva solución para ayudar a aliviar la irritación de la piel en zonas sensibles localizadas

Actualidad Animales de compañia

03 Diciembre 2021

03/12/2021

“Desde el principio, nuestra tienda online ha sido una apuesta para dar valor a la recomendación veterinaria”

 
 

EVENTOS