MI CUENTA | NEWSLETTER

Tratamiento de la otitis externa crónica mediante la ablación completa del conducto auditivo externo, nuestra experiencia


Introducción

La otitis externa es una patología sumamente común en la clínica diaria. Los protocolos de diagnóstico y tratamiento están bien establecidos.

Muchas veces por fracaso en el diagnóstico precoz, la dificultad para instaurar un tratamiento adecuado, ya sea por desatención de los propietarios, agresividad de los pacientes, u otras causas, hacen que muchos casos evolucionen en forma crónica, presentando hiperplasia e hipertrofia epitelial, estenosis, calcificación y osificación del cartílago auricular, determinando un cuadro angustioso tanto para el animal, como para los propietarios que antes de conocer la posibilidad quirúrgica se encuentran francamente desalentados.

Esta técnica que por cierto no es poco compleja, debe indicarse sólo en los procesos crónicos severos o cuando otros tratamientos médicos y quirúrgicos menos agresivos hallan fracasado.

Estos casos deben ser cuidadosamente evaluados y determinar la presencia de otitis media concurrente, debido a que al eliminar la vía de drenaje con la ablación, debe recurrirse a la osteotomía de la bulla timpánica y drenaje del oído medio.

Materiales y métodos

Fueron tratados mediante esta técnica 18 perros desde marzo de 1995 hasta noviembre de 1999.

La distribución de razas fue la siguiente, 9 ovejeros alemanes, 4 cocker spaniel, 3 mestizos y 2 caniches.

En sólo 2 casos, que fueron un ovejero alemán y un caniche se realizó en forma bilateral. Todos los casos habían recibido tratamientos médicos previos, y sólo 6 habían tenido diagnóstico bacteriológico y antibiograma anteriormente.

Solamente uno había recibido tratamiento quirúrgico previo (ablación de la pared lateral).

Todos presentaban estenosis, calcificación, fístulas y hasta miasis, que hacían imposible cualquier otro tratamiento.

A todos se le tomaron muestras para cultivo y antibiograma antes de la cirugía.

Técnica quirúrgica

Se prepara la zona para un procedimiento aséptico, se realiza una incisión paralela al borde superior del canal vertical, y una segunda incisión perpendicular sobre la línea media del mismo, hasta unirla con la anterior.

Se diseca el conducto auditivo vertical, identificando y evitando los vasos auriculares, temporal superficial, arteria maxilar, nervio facial (VII) y glándula parótida, se mantuvo el plano de divulsión lo más cerca posible del conducto debido a que en los que la hiperplasia y calcificación eran severas hacían dificultosa la identificación de estas estructuras.

Se procede de igual manera con el conducto horizontal, hasta su unión con el hueso petroso, se elimina por completo con tijeras y gubias el canal horizontal remanente unido al hueso.

En este momento encontramos en todos los casos la ausencia de la membrana timpánica, y la presencia de desechos y hasta larvas en algunos casos, dentro de la bulla timpánica. Por tal motivo se realizó una osteotomía lateral con gubias, curetaje y lavado de la misma evitando la región dorso medial, donde se alojan las estructuras auditivas internas, para luego colocar un sistema de drenaje entrada salida, que consiste en una sonda tipo K 30 o 33 según el tamaño del animal al que se le coloca un drenaje de Penrose en el extremo. Ésta se introduce por dorsal detrás del pabellón auricular y emerge en ventral, haciendo pasar su región fenestrada dentro de la cavidad timpánica para su irrigación.

Se sutura el subcutáneo y la piel con material monofilamento no absorbible 3-0 o 4-0, formando una herida en T.

Luego se coloca un vendaje robusto rodeando toda la cabeza.

Se administraron los antibióticos, que resultaron del hisopado previo a la cirugía.

Se realizaron lavajes a través del sistema entrada salida, con solución fisiológica ClNa 0,9 % + iodo povidona en una dilución (1:10) cada 12 hs, con el respectivo cambio de vendaje durante 5 días. Luego el lavado y cambio de vendaje se realizó cada 24 hs durante 15 días, tiempo durante el cual se siguió administrando el antibiótico.

A los 15 días se retiró el drenaje, los puntos y se mantuvo el vendaje por 5 días más con cambios diarios.

Resultados

Todos los resultados fueron satisfactorios. Todos recuperaron una calidad de vida normal, que habían perdido en muchos casos hacía años.

No se presentó infección de los tejidos blandos en ninguno de los casos, la complicación más frecuente fue la presencia de síndrome vestibular transitorio (2 casos), que resolvió en 10 a 15 días aproximadamente, en los que se administraron corticoides por 5 días (PO).

La parálisis del nervio facial (3 casos) con desviación leve de la cara y falta o disminución del reflejo palpebral, en estos casos suponemos que se debió a la lesión inadvertida de dicho nervio por la hiperplasia y calcificación del conducto auditivo. En ninguno de los casos se presentaron complicaciones importantes como úlceras de córnea por la falta del reflejo palpebral.

En los que se realizó en forma bilateral perdieron la audición, y en los que tenían orejas erectas, se observó una deformación meramente estética, que podría evitarse a expensas de no eliminar parte del conducto vertical medial, cosa que no privilegiamos en función de una eliminación completa, para evitar complicaciones.

Discusión

Esta enfermedad crónica lleva al animal a tener una mala calidad de vida, y a sus propietarios les infunde una sensación de impotencia, juntamente conlleva un costo económico elevado debido a sucesivos tratamientos sin resultados favorables, que en muchos casos se plantea la posibilidad de la eutanasia.

No observamos altos porcentajes de complicaciones, en nuestros pacientes, como citan algunos autores (1).

Creemos que una adecuada indicación, junto a una meticulosa técnica quirúrgica y estrechos controles postoperatorios, conllevan a una solución definitiva de esta angustiosa enfermedad.

Bibliografía

  1. Smeak, D. D.: Ablación total del canal auditivo, en Bojrab, j. Técnicas actuales en cirugía de pequeñas especies. Intermedica, Argentina 1993; 141-146.

  2. Slatter, D. H.: Texto de cirugía de los pequeños animales. Salvat. Barcelona, España 762-771.

  3. Sharp, D. S.: Chronic otitis externa and otitis media treated by total ear canal ablation and ventral bulla thitteen dogs, Vet Surg 19:162,190

  4. Daniel, D.S.: Cirugía del conducto auditivo externo y de la oreja, en Birchard y Sherding Interamericana, México, D.F 1996:4455-464.

  5. Smeak, D.D., De Hollf W, D.: Total ear canal ablation, Vet Surg 15:161,1986.

  6. Ellenport, C.R.: Oído (órganos vestíbulo coclear [auris]), en Sison, S-Grossman, J.D. Anatomía de los animales domesticos. Salvat, Barcelona 1982 1938-1951.

Mas noticias

¿Tiene ventajas el pastoreo nocturno en sistemas automatizados de ordeño?

La raza influye en el microbioma fecal de los perros

Grupo Asís regala tres inscripciones para el Congreso AVEPA-SEVC

La suplementación conjunta de fibra y treonina mejora la respuesta humoral en pollos

Franciso Igea, vicepresidente de Castilla y León, a los veterinarios: “Les agradecemos su trabajo”

Noticias de interés

EVENTOS