MI CUENTA | NEWSLETTER
PortalVeterinaria

Medicina Veterinaria tradicional china


Lorena Lloret Nadal. DVM, CVA
Chi Institute of Europe,
Chi-Vets. Servicio MVTC
lorena@mvtc.es - www.mvtc.es
Imágenes cedidas por la autora


La Medicina Veterinaria Tradicional China (MVTC) es practicada en Oriente desde hace más de 3.000 años. En la actualidad, más de la mitad de los veterinarios clínicos de China ofrecen Acupuntura y Medicina Herbal China en su práctica diaria. En Europa y Estados Unidos, estas modalidades son todavía consideradas como “alternativas” a la Medicina Veterinaria Occidental (MVO).

La mayoría de la gente piensa automáticamente en Acupuntura al considerar la Medicina China; en efecto, en nuestra sociedad la Acupuntura se ha hecho con un sitio y es conocida principalmente por su acción analgésica, antiinflamatoria y de mejora del flujo sanguíneo, entre otras. Básicamente, consiste en que, mediante la inserción de unas agujas muy finas en lugares específicos del cuerpo -llamados acupuntos- se consigue la curación del paciente. Estos acupuntos se distribuyen a lo largo del cuerpo mediante un sistema de canales o meridianos por donde discurre un libre flujo de energía o Qi (Chi).

Onda y Alf durmiendo durante su sesión de acupuntura.
Acupuntura y moxibustión para Prinz.

Berta se recuperó antes de su fractura de tibia, sin secuelas. La acupuntura acelera el proceso de rehabilitación en cirugías traumatológicas.

Raja padece insuficiencia renal crónica.

Gracias a la acupuntura se evitaron sus vómitos y anorexia y mejoraron también sus niveles analíticos y, por tanto, su calidad de vida.

Esta ninfa recuperó su plumaje y dejó de picarse.

La acupuntura le ayudó también a recuperar el apetito.

MVTC
Incluso en China, la Acupuntura es sólo una parte de la MVTC. La MVTC se compone de cinco ramas o partes: Acupuntura, Medicina China Herbal, Tui-na (una forma de masaje quiropráctico y acupresión que utiliza los mismos puntos que la acupuntura pero sin la inserción de agujas), Dietoterapia y Qi-Gong (una forma de ejercicio energizante). Cada área especializada requiere experiencia para su efectiva realización.
Tilín era un conejo enano de 2 años de edad aquejado de una sinusitis crónica recidivante desde hacía más de un año. Seis sesiones de acupuntura bastaron para que pudiese volver a casa sin sintomatología.
La MVO utiliza exámenes diagnósticos como analíticas o diagnóstico por imagen, mientras que la MVTC se lleva a cabo examinando cuidadosamente el pulso arterial, la lengua y puntos de sensibilidad localizados en diferentes áreas del cuerpo del paciente. Clínicos veterinarios experimentados en ambos sistemas interpretarán los hechos y decidirán el régimen terapéutico apropiado.

La MVTC está indicada en procesos crónicos, especialmente aquéllos en los que la Medicina Occidental tan sólo puede controlar parcialmente, pero no curar.

Los profesionales veterinarios que sean capaces de crear un puente mental entre MVO y MVTC encontrarán que con la combinación de ambas medicinas obtendrán mejores resultados que por separado. Mediante la integración de los dos sistemas, podremos aprovechar los puntos fuertes de cada uno y minimizar las debilidades.

Y si añadimos, por parte de los veterinarios, la práctica de ejercicios de meditación como Tai Ji Quan o Qi Gong, aumentará la capacidad de ayudar a sus pacientes. Esto se debe a que la práctica de estos ejercicios reduce significativamente el estrés (claramente asociado a la clínica veterinaria occidental) y promueve la disponibilidad física y energía mental.Todos aquellos que practican y entienden la MVTC creen en ayudar a un animal a curarse mediante la corrección de los desequilibrios de su cuerpo.Cuando un agente causal o problema no puede ser identificado, la eliminación de síntomas es la única alternativa en la MVO. El profesional MVTC, por su parte, buscará descubrir cuál es el verdadero origen de ese desorden que está afectando al animal, no tan sólo cómo suprimir la sintomatología. Corrigiendo los desequilibrios del cuerpo, ayudamos al paciente a curarse a sí mismo.

Un correcto conocimiento y entendimiento de Los 5 Elementos, el sistema de órganos Zang-Fu, y la sistemática clasificación de diferentes síndromes de enfermedad basados en una sintomatología clínica, son las llaves diagnósticas de valoración para identificar los orígenes subyacentes de la enfermedad.

La MVTC se aplica en su origen como medicina preventiva, paliativa y curativa.


Topografía de la lengua.
Consulta
Una consulta MVTC comprende primeramente una extensa anamnesis del animal, donde el veterinario recopila el mayor número de datos posibles que le llevarán a un correcto diagnóstico MVTC. Esto es clave para el posterior éxito del tratamiento.

Mediante este cuestionario, el veterinario MVTC obtendrá una visión global del estado de salud del animal, no sólo del motivo de consulta. Así pues, pondrá especial atención a los signos obtenidos mediante la observación e interrogación, a los olores y sonidos que emite el animal, cuáles son sus costumbres, etc. Pero, sin duda alguna, son el diagnóstico de la lengua y pulso los que realmente marcan la diferencia entre MVTC y MVO.

Lengua
La lengua como microsistema es una ventana abierta al interior del organismo. Nos da una idea general del estado energético del paciente y nos indicará su evolución y prognosis. Para ello, nos fijaremos en cambios de color, forma, capa, textura o hidratación, entre otras características.


Pulso
En cuanto al pulso, la MVTC clasifica hasta 18 tipos de pulso distintos, y cada uno de ellos indica una alteración determinada en un sistema energético diferente. Se deben tener en cuenta cualidades como la fuerza, profundidad, velocidad, forma o amplitud. El diagnóstico de pulsos es una de las técnicas más complejas y difíciles que existen. Según la especie, tendremos en cuenta las características energéticas intrínsecas de cada animal a la hora de tomar el pulso.

Una vez establecido el diagnóstico, podemos comenzar a tratar.

¿Cómo son los tratamientos?
Los tratamientos de Acupuntura se realizan con agujas de acero inoxidable estériles de un solo uso. Existe un momento (D´Qi) de sensibilidad dolorosa cuando la aguja penetra en la piel, en ciertas áreas. Esto siempre varía de un animal a otro y de sesión en sesión. Una vez que las agujas están en su sitio, los animales se relajan, y quedan adormilados.

La Acupuntura es una de las terapias más seguras que existen, siempre que sea practicadas por veterinarios acupuntores especializados en ello.

Los métodos empleados más frecuentemente son: aguja seca (acupuntura convencional), electro-acupuntura, acuapuntura, neumopuntura, moxibustión y láser-puntura.

Cada caso es único, por lo que no podemos hablar de una pauta exacta para una enfermedad determinada. Las sesiones varían desde dos semanales hasta una sesión cada seis meses, y en ocasiones más tiempo; depende de la cronicidad de la enfermedad, la respuesta del individuo y el desequilibrio que estemos tratando. La duración de las sesiones varía entre 30 y 60 minutos. La acupuntura no precisa de sedación previa, en ningún caso. Los tratamientos de Acupuntura se complementan con Medicina Herbal China, Terapia Alimentaria y Masaje Tui-na, en cada caso indicado.

Tinieblas, serpiente del género Morelia viridis, se benefició de sus sesiones de acupuntura para recuperar el apetito y equilibrar su homeostasis.
Indicaciones
Puesto que es una medicina paralela a la nuestra, cualquier enfermedad puede ser tratada mediante MVTC, aunque algunas patologías son tratadas con mayor frecuencia en la clínica diaria:
• Afecciones músculo-esqueléticas: diagnóstico de cojeras, alivio del dolor, artritis/artrosis, espondilosis, reumatismo, síndrome de disco intervertebral con compresión medular, esguinces, tirones, espasmos musculares, miositis, cojeras, enfermedad articular degenerativa crónica, síndrome de cauda equina, displasia de cadera y osteoartrosis coxofemoral y laminitis.
• Alteraciones nerviosas y neurológicas: paresia, parálisis y dolor como resultado de traumatismos, epilepsia, síndrome vestibular geriátrico, mielopatía degenerativa, alteraciones de la médula espinal y esclerosis múltiple.
• Alteraciones reproductivas: tratamientos de fertilidad, ovarios quísticos, cuerpo lúteo persistente, estimulación al celo en yeguas, celos silenciosos, pseudogestación, inducción al parto/aborto, retención placentaria, prolapso de útero y parálisis peniana.
• Patologías gastrointestinales: náuseas y vómitos idiopáticos en gatos, diarrea, constipación, íleo paralítico o megaesófago.
• Alteraciones dermatológicas: dermatitis, dermatosis, granuloma por lamido, alergias y picores.
• Patologías respiratorias crónicas: EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), asma bronquial, sinusitis crónicas y parálisis laríngea.
• Otitis crónicas y recidivantes.
• Alteraciones del comportamiento, agresividad, insomnio, inactividad.
• Rehabilitación de cirugías traumatológicas.
• Mejora de la respuesta inmunológica.
• Mejora de la calidad de vida de pacientes geriátricos.
• Mejora de la actuación de animales deportivos.
• Diagnóstico de cojeras.
• Diagnóstico de compra-venta de équidos.

Cualquier animal es susceptible de ser tratado exitosamente con MVTC y, aunque estas terapias son más populares para caballos, perros y gatos, hoy en día no es raro ver en nuestra clínica especies “exóticas” que se ven beneficiadas por estos tratamientos.

La tortuga Miranda (Testudo groeca) recibió tres sesiones de acupuntura para mejorar su función renal y estimular su apetito. El tratamiento fue un éxito.

Mas noticias

¿Qué bacterias producen la queratitis bacteriana felina y cuál es el antibiótico más eficaz?

El 21 de julio se celebra el Día Internacional de Perro

Un equipo internacional de investigadores para desarrollar alternativas a los antibióticos

Veterinarios y farmacéuticos van de la mano en la dispensación de medicamentos

Los veterinarios chilenos se equiparan con los españoles

Noticias de interés

EVENTOS