MI CUENTA |

Análisis de los estudios sobre la efectividad de suplementar con calostro

Efectos beneficiosos de los suplementos de calostro en la dieta para cachorros y gatitos (y III)




Clémentine Jean-Philippe, DVM, Ph.D.
European Scientific Comunication Manager. Nestlé Purina PetCare.

En los estudios expuestos en el artículo "Efectos beneficiosos de los suplementos de calostro en la dieta para cachorros y gatitos (II)", la alimentación con una dieta con suplemento de calostro estimuló la respuesta inmunitaria específica de los animales frente a la vacunación (medida por la mejor producción de anticuerpos IgG específicos tras la vacunación frente al VMC o VRF). A pesar de que estas respuestas fueron específicas frente al VMC o el VRF, también indican una respuesta sistémica general mejorada. Este tipo de respuesta puede describirse como el mantenimiento de un sistema inmunitario "preparado", lo que significa que tendrá una respuesta más fuerte y duradera cuando sea expuesto a un patógeno. En consecuencia, es probable que el sistema inmunitario de los cachorros y gatitos alimentados con una dieta suplementada con calostro responda mejor cuando se expone a un agente infeccioso o a vacunas administradas como parte de la atención veterinaria rutinaria.

También se ha observado una estimulación inmunitaria de la mucosa intestinal (aumento de la producción de IgA secretora en el intestino) que probablemente mejore la exclusión de los patógenos en la luz intestinal y disminuya la sensibilidad a los trastornos digestivos en los cachorros y gatitos. La IgA secretora evita la adherencia de los patógenos a la superficie de la mucosa, transporta los patógenos del exterior de las células hacia la luz, se une a los virus y evita su multiplicación. Finalmente, la IgA intestinal se excreta en las heces.

La mayoría de las inmunoglobulinas de la dieta llegan al intestino delgado y pueden unirse a las células inmunitarias y estimularlas, reforzando el estado inmunitario.

¿Por qué actúa así el calostro?


Una posible explicación del mecanismo de acción del calostro en la dieta como estimulante de la respuesta inmunitaria sistémica y local podría estar vinculada al contenido en inmunoglobulinas. Las inmunoglobulinas son moléculas con forma de Y en las que el brazo más corto de la Y se denomina Fab (fragmento de unión al antígeno) y el cuerpo se denomina región Fc (fragmento cristalizable). La región Fab se une a antígenos concretos, mientras que la región Fc es responsable de gran parte de la actividad biológica al interactuar con las células inmunitarias [12].

Los trabajos realizados con personas y ratones confirman que la mayoría de las inmunoglobulinas introducidas en el tubo digestivo permanecen intactas en su paso a través del estómago hacia el intestino delgado, donde residen las células inmunitarias [13-16]. De hecho, una ligera desnaturalización podría favorecer la capacidad de unión a las células inmunitarias de la región Fc y estimular el sistema inmunitario. Cuando se incorpora el calostro a una dieta completa y equilibrada, hay suficiente matriz alimentaria disponible para la función digestiva y, según estudios llevados a cabo en otras especies, los componentes relevantes de las inmunoglobulinas permanecen inalterados a lo largo de la digestión y tiene un efecto inmunomodulador efectivo. Dado que la mayoría de las inmunoglobulinas de la dieta llegan al intestino delgado, pueden unirse a las células inmunitarias y estimularlas, reforzando el estado inmunitario del animal. Por lo tanto, el máximo beneficio de las inmunoglobulinas de la dieta radica en su capacidad de unión a las células inmunitarias intestinales que, a su vez, estimulan el sistema inmunitario local y sistémico y provocan una inmunidad global mejorada (figura 6).
Figura 6. Mecanismo de acción del suplemento de calostro en la dieta sobre la respuesta del sistema inmunitario.

Comprobación de la mejora de la respuesta inmunitaria a las vacunas


A pesar de la mayor respuesta inmunitaria a la vacuna, no se observó sobreestimulación del sistema inmunitario en estos estudios con perros y gatos. Se monitorizaron diversos marcadores de la actividad del sistema inmunitario para determinar si las respuestas positivas al virus del moquillo canino y al virus de la rabia felina eran una respuesta inmunitaria sistémica mejorada o una indicación de un problema inflamatorio. La proteína C reactiva y el amiloide A sérico (SAA) son proteínas de fase aguda producidas en respuesta a la inflamación [17,18]. Así pues, se usaron como marcadores de inflamación sistémica y estimulación inmunitaria excesiva. Se hallaron niveles plasmáticos normales de proteína C reactiva y SAA en los perros y gatos de los grupos control y con suplemento de calostro y no estuvieron influidos de forma significativa por el tratamiento dietético.

Unos niveles elevados de inmunoglobulinas plasmática totales también son indicativos de una problema inflamatorio generalizado. Los valores plasmáticos totales de IgM, IgG y IgA no fueron significativamente distintos entre los grupos prueba y control tanto en los estudios canino como felino, estando los niveles en el intervalo normal en ambos grupos. En resumen, todos los parámetros de sobreestimulación inmunitaria no mostraron diferencias entre los dos tratamientos dietéticos.

Estos datos indican claramente que a pesar de que el calostro mejoró de forma significativa la respuesta inmunitaria específica (como indican las respuestas específicas a la vacunación frente al moquillo canino o la rabia felina y la estimulación de la inmunidad local), no existe una sobreestimulación del sistema inmunitario. Este es el signo de un sistema inmunitario que responde sólo cuando se le desafía. En consecuencia, es probable que los gatitos y cachorros alimentados con una dieta suplementada con calostro respondan bien a un desafío inmunitario y no sufran por un sistema inmunitario que reacciona de forma exagerada.


También mejoró la calidad de la microflora intestinal


El calostro aumentó la diversidad de la microflora intestinal, lo que redujo la oportunidad de colonización del intestino por patógenos potenciales y protegió frente a los patógenos gastrointestinales bacterianos.
Las poblaciones bacterianas están cambiando constantemente como consecuencia de la renovación celular, cambios en la alimentación y la interacción del microentorno intestinal.

Una mayor estabilidad de la flora intestinal antes y después de una situación estrés se traduce en menos cambios en la población microbiana.

Los animales alimentados con la dieta con calostro tuvieron una flora intestinal más diversa y una mayor similitud en su población microbiana cuando se comparan los resultados antes y después del estrés. Estos hallazgos indican una la estabilidad de la población microbiana frente a una situación estrés. Una población microbiana más estable conduce a una absorción optimizada de nutrientes y una menor susceptibilidad a la diarrea inducida por o relacionada con el estrés.

El calostro aumentó la diversidad de la microflora intestinal. Un mayor grado de diversidad de especies reduce la oportunidad de colonización del intestino por patógenos potenciales y protege frente a los patógenos gastrointestinales bacterianos [19].


Conclusión


Estos estudios demuestran que el suplemento de la dieta con anticuerpos naturales y otros compuestos bioactivos hallados en el calostro tiene efectos beneficiosos para la salud en perros y en gatos. Estos compuestos ayudan a potenciar el sistema inmunitario inmaduro de los cachorros y gatitos para responder mejor a los desafíos y sin sufrir una sobreestimulación. Así mismo, contribuyen a estabilizar la microflora intestinal, disminuyendo el potencial de infección y diarrea asociada a estrés.

Basándonos en esta investigación reciente, las fórmulas PRO PLAN puppy y kitten han sido formuladas con OptiStart®, que contiene anticuerpos naturales y otros compuestos bioactivos del calostro que han demostrado reforzar el sistema inmunitario de cachorros y gatitos.


Bibliografía (partes I, II y III)


1. Uruakpa F (2002): Colostrum and its benefits: a review Nutrition Research, 22 (6), 755-767
 
2. Tizard T (2008). Veterinary Inmunology: An introduction. 8th Edition. WB Saunders
 
3. Toman M, Faldyna M, Knotigova P, et al. (2002) Postnatal development of leukocyte subset composition and activity in dogs. Vet Immunol Immunopathol 87: 321-326
 
4. Gifford CJ, Seino MM, Markwell JF, Bektash RM (2004) Benefits of bovine colostrum on fecal quality in recently weaned puppies. J Nutr 134: 2126S-2127
 
5. Datos en archivo, 2006-2009]
 
6. Petschow BW & Talbott RD (1991) Response of bifidobacterium species to growth promoter in human and cow milk. Pediatric Research. 29(2), 208-212
 
7. Martin R, Langa S, Reviriego C, Jiminez E, Marin ML, Xaus J, Fernandez L, and Rodriguez JM (2003) Human milk is a source of lactic acid bacteria for the infant gut. J Pediatr 143: 754-758
 
8. Buddington RK (2003) Postnatal changes in bacterial populations in the gastrointestinal tract of dogs. Am J Vet Res 64: 646-651
 
9. Cebra JJ (1999) Influences of microbiota on intestinal immune system development. Am J Clin Nutr 69 (Suppl): 1046-1051S
 
10. Bourlioux P, Koletzko B, Guarner F, Braesco V (2003) The intestine and its microflora are partners for the protection of the host: report on the Symposium “The Intelligent Intestine” held in Paris, June 14. Am J Clin Nutr 78: 675-683
 
11. Hoshower L (1994) Brief communication: immunological aspects of human colostrum and milk- a misinterpretation. Am J Phys Anthropol, 94, 421-425
 
12. Abbas AK and Lichtman AH Basic immunology: functions and disorders of the immune system. Saunders, Philadelphia 2006, 2nd edition: 67
 
13. Hammarstrom L and Robertson AK (1997) Survival of immunoglobulins from different species through the gastrointestinal tract in healthy adult volunteers: implications for human therapy [letter]. Antimicrob Agents Chemother 41(10): 2320
 
14. Kelly CP, Chetham S, Keates S, Bostwick EF, Roush AM, Castagliuolo I, et al. (1997) Survival of anti-clostridium difficile bovine immunoglobulin concentrate in the human gastrointestinal tract. Antimicrob Agents Chemother 41(2): 236-241
 
15. Yokoyama H, Peralta RC, Sendo S, Ikemori Y, Kodama Y (1993) Detection of passage and absorption of chicken egg yolk immunoglobulins in the gastrointestinal tract of pigs by use of enzyme-linked immunosorbent assay and fluorescent antibody testing. Am J Vet Res 54(6): 867-872
 
16. Blum PM, Phelps DL, Ank BJ, Krantman HJ, Stiehm ER (1981) Survival of oral human immune serum globulin in the gastrointestinal tract of low birth weight infants. Pediatr Res 15(9): 1256-1260
 
17. Marnell L et al. (2005) C-reactive protein: ligands, receptors and role in inflammation. Clin Immunol 117(2): 104-11
 
18. Gebhardt C (2009). Use of C-reactive protein to predict outcome in dogs with systemic inflamatory response síndrome or sepsis. J Vet Emerg Crit Care 19(5):450-8
 
19. Kuehl CJ, Wood HD, Marsh TL, Schmidt TM, Young VB (2005) colonization of the cecal mucosa by Helicobacter hepaticus impacts the diversity of the indigenous mucosa. Infection and Immunity 73(10) 6952-6961

Mas noticias

Articulos Animales de compañia

03 Julio 2020

03/07/2020

Un estudio revela que los perros son mucho más viejos de lo que pensamos

Actualidad Rumiantes

03 Julio 2020

03/07/2020

Una investigación buscará la supervivencia de los sistemas ganaderos frente al cambio climático y socioeconómico

Actualidad Animales de compañia

03 Julio 2020

03/07/2020

En marcha un proyecto para el diagnóstico de SARS-Cov-2 en animales de compañía

Actualidad Actualidad Veterinaria

03 Julio 2020

03/07/2020

Los veterinarios aportan al Gobierno claves para minimizar el impacto de nuevas epidemias

Actualidad Actualidad Veterinaria

03 Julio 2020

03/07/2020

Fesvet lamenta que en las conclusiones del Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública del Congreso siga sin mencionarse a la Veterinaria

Noticias de interés

EVENTOS