MI CUENTA |   
¿Todavía no estás registrado?

“Resulta incompatible para un profesional dispensar y a la vez prescribir medicamentos”


La Ley 29/2006 de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios presenta, respecto a la normativa anterior, algunas novedades que afectan a la distribución, prescripción, dispensación y utilización de medicamentos de uso veterinario.

Se trata de una ley que lleva ya años vigente, pero la reciente subida del IVA a los servicios veterinarios para animales de compañía del 8 al 21%  en España ha vuelto a crear nuevas dudas acerca de la dispensación, cómo facturarla, de si se pueden vender medicamentos en centros veterinarios… José María Linares Iglesias, secretario del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Almería, nos las explica en esta entrevista.

¿Cuáles son los puntos básicos de la Ley 29/2006 de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios?

En lo que afecta a nuestra profesión, la nueva ley del medicamento regula el medicamento veterinario como un producto con características propias, al igual que el medicamento de uso humano, por lo que deberá cumplir todos los estándares de calidad y seguridad, y ofrecer garantías de cara al medio ambiente y la salud animal y pública. En este marco, el medicamento veterinario deja de ser considerado como un medicamento especial más.

Como consecuencia del desarrollo de esta ley y la aplicación de la normativa comunitaria, aparecen reales decretos que modifican aspectos importantes del medicamento veterinario, sobre todo en asuntos como dispensación y prescripción, y nuevas posibilidades en el ejercicio clínico veterinario.

En consonancia con estas modificaciones, la comunidad autónoma andaluza tiene en vigor el Decreto 79/2011 sobre normas reguladoras del medicamento veterinario.

¿Cómo va a afectar a las clínicas y centros veterinarios?

Continúa en vigor la prohibición de dispensar medicamentos, ya que la competencia profesional está avalada por farmacéuticos colegiados.

El R.D. 1132/2010 sobre medicamentos veterinarios ofrece al veterinario la posibilidad de prescribir excepcionalmente medicamentos veterinarios autorizados en otros países de la Unión Europea y en supuestos de vacío terapéutico. Por otra parte, se aclara expresamente la posibilidad de solicitar para las clínicas un depósito de medicamentos de uso hospitalario, cuyo listado de productos está a punto de ser aprobado en Andalucía, para que los titulares de centros veterinarios puedan incorporarlos a su botiquín.

El comercio especializado del animal de compañía puede vender medicamentos si se acredita como ECD (Establecimiento de Comercio Detallista). ¿Una clínica veterinaria sin tienda, también se puede acreditar como ECD para poder vender medicamentos veterinarios?

No ha habido ninguna novedad normativa al respecto. Se puede obtener autorización autonómica para comercializar medicamentos veterinarios en instalaciones que no sean centros veterinarios o actividades cuyo titular no sea veterinario en ejercicio profesional. Resulta incompatible para un profesional dispensar y a la vez prescribir, al menos en España.

¿Es obligatoria la presentación de una receta para obtener el producto?

Desde luego, para aquellos productos zoosanitarios y medicamentos veterinarios en cuya autorización de venta se exprese la leyenda “bajo prescripción veterinaria”. Una entidad detallista o autorizada para dispensar estos productos nunca debe entregar medicamentos sometidos a prescripción veterinaria sin recoger la receta correspondiente.

Las farmacias, ¿van a poder seguir vendiendo medicamentos veterinarios?

Las oficinas de farmacia podrán seguir comercializando medicamentos veterinarios como hasta ahora, cumpliendo como el resto de entidades autorizadas las condiciones de dispensación. No precisan autorización específica como detallistas de la administración autonómica.

¿Qué es la receta electrónica? ¿De qué modo afecta a la clínica de pequeños animales?

El formato de receta electrónica es una previsión novedosa que el R.D. 1132/2010 establece como opción de prescribir si el veterinario posee firma electrónica. El desarrollo de la norma en Andalucía queda pendiente del establecimiento de la plataforma informática RECEVET, elaborada por el Consejo Andaluz de Colegios Veterinarios.

Lógicamente y atendiendo a la obligación de conservación y archivo de recetas, tanto veterinario, ya sea de animales de compañía o exóticos, de équidos o de animales de producción, como dispensador deberán conservar el documento electrónico.

Antes de que apareciera esta nueva ley cada comunidad autónoma tenía su propia regulación. ¿Se van a unificar los criterios en todas?

Puedo opinar en el ámbito de Andalucía, donde la regulación autonómica ha sido inmediatamente posterior a la modificación del R.D. 109/1995 del medicamento veterinario, respetando esta normativa nacional y desarrollando aspectos ya previstos en función de las competencias en materia de sanidad.

La ley de salud pública reconoce a los centros veterinarios como centros sanitarios y los equipara con las farmacias como centros promotores de salud del ciudadano. ¿De qué modo afecta esto al colectivo veterinario?

Quedará pendiente del desarrollo reglamentario de esa ley y su aplicación efectiva, más allá del reconocimiento de los profesionales veterinarios como valedores de la salud pública. Una cuestión definitiva será la disponibilidad presupuestaria para hacer efectiva la participación de centros veterinarios en ese tipo de actividades.

¿Cuál es la opinión general de los veterinarios?

Desde un punto de vista general, la nueva legislación acoge algunas demandas del colectivo en cuanto a la disponibilidad de botiquín veterinario con depósito de medicamentos de uso hospitalario. Del mismo modo, también se clarifican los límites de la administración de medicamentos a los animales según sean de compañía o de producción, y del tipo de sustancia.

Por el contrario, hay unanimidad entre los profesionales clínicos que siguen demandando una liberalización de la dispensación de los medicamentos de uso veterinario directamente por parte de veterinarios en ejercicio, ya que la regulación legal vigente es restrictiva y rígida.

Esta aspiración legítima ha sido históricamente recogida por la Organización Colegial Veterinaria a través de sus consejos autonómicos y Consejo General y transmitida formalmente a los ministerios de Sanidad y Agricultura, así como a la Agencia Española del Medicamento. Es una práctica habitual la intervención del veterinario clínico en la administración directa de medicamentos, vacunas y antiparasitarios, que supone una garantía añadida para la salud de quien contacta directamente con mascotas y para la salud pública en general. Así, en numerosos países de la Unión Europea con altos niveles de exigencia en el cuidado y la salud de los animales de compañía, está permitida la dispensación directa por parte del veterinario en los casos que atiende.

Mas noticias

Actualidad Actualidad Veterinaria

02 Diciembre 2022

02/12/2022

La sostenibilidad protagoniza los debates del VII Congreso Internacional de Alimentación Animal

Artículos Animales de compañía

02 Diciembre 2022

02/12/2022

Nuevos descubrimientos sobre las bacterias que transmiten las pulgas de los gatos

Actualidad Actualidad Veterinaria

02 Diciembre 2022

02/12/2022

El empleo veterinario vuelve a aumentar en noviembre

Empresas Equino

02 Diciembre 2022

02/12/2022

VetNova, en la I Jornada de Actualización en Medicina Veterinaria Equina

Empresas Animales de compañía

02 Diciembre 2022

02/12/2022

Help4Vets destaca este mes varios vídeos de Belén Montoya sobre medicina felina

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS