MI CUENTA | REGISTRARME
PortalVeterinaria

¿Necesita mi clínica una app móvil?


El mercado de las aplicaciones móviles, más conocidas como app, crece de forma muy rápida desde hace algunos años y se prevé que siga haciéndolo en los próximos. Por ejemplo, en España, que es el país de Europa con más penetración de los móviles inteligentes tras el Reino Unido, el número de descargas se ha triplicado desde 2011 (clic aquí). En América Latina también crece este mercado a toda velocidad: según un artículo escrito en octubre de 2012 (clic aquí) se estima que en los próximos cinco años habrá un crecimiento promedio del 23,6% en la adopción de aplicaciones y contenido móviles.

¿Es interesante, con este panorama, tener una app en mi centro veterinario? Seguro que no es la primera vez que te haces esa pregunta… Y un artículo publicado en In-touchmobile da algunas respuestas.

En primer lugar, está claro que para cualquier negocio, incluido un centro veterinario, es tan importante conseguir nuevos clientes como retener a los que ya se tienen logrando que se sientan a gusto con nuestra forma de trabajar. Pero las disponibilidades de cualquier centro veterinario para invertir en comunicación y marketing son siempre limitadas y es muy importante que los clientes reciban nuestros mensajes, respondan a ellos y puedan recomendar de forma sencilla nuestra clínica a sus amigos y familiares. En última instancia, nuestro objetivo es que mediante la mejora de las relaciones con los clientes se consiga mejorar también la cuenta de resultados de nuestro negocio.

Y ahí es donde tiene su lugar una app del centro veterinario. Una aplicación móvil es un canal de comunicación directo y permanente con los clientes y, esto es muy importante, no intrusivo. Además, se supone que los clientes que se descargan la aplicación son clientes fieles y esta suposición nos permite tratarlos como tales, como clientes VIP, manteniéndolos informados de las últimas noticias, promociones y ofertas de nuestro centro.

Una ventaja muy importante que nos confiere una app diseñada para nuestra clínica es la posibilidad de enviar notificaciones a los clientes que la hayan instalado en su teléfono o tablet. Este tipo de notificaciones se abre en el 97% de los casos, mientras que un correo electrónico tiene una tasa de apertura sólo del 10%; así, aunque sólo parte de la clientela utilice la app vamos a conseguir llegar a muchos más clientes que mediante notificaciones de correo. Otras utilidades que pueden añadirse a una aplicación móvil son la posibilidad de pedir citas por este medio o consultar protocolos de medicación en casa.

Pero para conseguir nuestro objetivo, es decir, que los clientes utilicen habitualmente la aplicación y no sólo cuando tienen que pedir una cita para su mascota, se pueden añadir otras utilidades como tienda online, la posibilidad de compartir fotos de las mascotas, una forma sencilla de que los clientes nos recomienden a sus contactos, enlaces a los perfiles en redes sociales del centro veterinario…

Como ves, las posibilidades son muchas y las ventajas que se pueden obtener también. Si has llegado hasta aquí, vuelve a preguntártelo: ¿necesita mi clínica veterinaria una app móvil?

Mas noticias

Los lirios son altamente tóxicos para los gatos

La suplementación con astaxantina en perros obesos y sanos tiene efectos antioxidantes

Coccidiostáticos: ¿antibióticos o aditivos?

La especialización veterinaria aumenta la esperanza de vida de los animales

MSD Animal Health patrocina la I edición del Diploma en Podología Bovina de Conafe y la UCM

Noticias de interés

EVENTOS