MI CUENTA | REGISTRARME
PortalVeterinaria

La mayoría de centros veterinarios estadounidenses ofrecen descuentos en los precios a sus clientes

Los precios de los servicios y productos veterinarios en EE. UU. crecen el doble que la inflación


Uno de los problemas más importantes de la práctica veterinaria en pequeños animales en España es que en muchos casos los servicios que se ofrecen tienen unos precios demasiado bajos… En ocasiones sería discutible incluso si se están ofreciendo ya no por debajo de un umbral de rentabilidad razonable, sino por debajo de su precio de coste. Es la consecuencia de la saturación del mercado con más y más centros veterinarios, fruto en parte de una cantidad demasiado elevada de nuevos licenciados cada año. Aún con estos precios bajos, muchos dueños de mascotas están pasando por dificultades económicas y no pueden pagar por los cuidados mínimos que requiere su animal de compañía.

Mientras, en Estados Unidos los precios de los productos y servicios de los centros veterinarios crecen a ritmo doble que el índice de precios al consumo. Pero también allí los propietarios de animales de compañía empiezan a tener problemas serios para pagar estos precios crecientes y los veterinarios se ven obligados a ofrecer descuentos para no perder a los clientes y, según se explica en una noticia de Vin News Service, para asegurarse de que éstos les están proporcionando todos los cuidados necesarios.

Un estudio llevado a cabo entre noviembre de 2013 y enero de 2014 por Lori Kogan, doctora en Psicología y profesora asociada en el Colegio de Medicina Veterinaria y Ciencias Biomédicas de Colorado, ha cuantificado la frecuencia e importancia de estos descuentos. Nada menos que el 99 % de los 989 veterinarios que respondieron a una encuesta afirmaron hacer descuentos en sus precios de vez en cuando o, muchos de ellos, frecuentemente: el 68 % los hace varias veces al mes, un 36 % varias veces a la semana y un 14,5 % todos los días. No obstante, la encuesta deja claro que los descuentos se hacen en los precios de productos, no de los servicios veterinarios.

Los descuentos se ofrecen, por ejemplo, a clientes que no tienen dinero para pagar, a miembros de colectivos como el ejército, albergues, otros veterinarios, miembros del personal del centro, amigos o familia. Sin embargo, los veterinarios que respondieron a la encuesta de Kogan indicaron que no están dispuestos a regatear un precio con un cliente.

Hacer todos estos descuentos puede acabar siendo un problema para los propios veterinarios porque, según la encuesta, menos del 25 % de ellos llevan una contabilidad específica de lo que les suponen: sin un registro no hay forma de saber cómo están afectando a la rentabilidad de los centros.

Mas noticias

Evaluación del pronóstico de una traqueostomía permanente

Mantienen vivo el cerebro de un cerdo horas después de su muerte

Proyecto SMART broiler: la apuesta de McDonald's por el bienestar animal

Determinación de la dosis de midazolam para la coinducción con alfaxalona en gatos

“La sociedad no es consciente de que la vacunación ayuda a prevenir enfermedades que se transmiten a las personas”

Noticias de interés

EVENTOS