MI CUENTA |

Ultrasonografía ocular en Veterinaria

Las mejores imágenes se obtienen con sondas de inmersión


Eduardo Huguet, Carol García e Irene Cerrada
Oftalmovet Oftalmología Veterinaria
Calle Islas Canarias, 32
46023 Valencia
Imágenes cedidas por los autores

La ecografía de alta resolución (HRUS, High Resolution UltraSound) o biomicroscopía ultrasónica (Ultrasound BioMicroscopy, UBM), es un procedimiento diagnóstico que permite obtener imágenes ecográficas de gran precisión de la parte anterior del ojo. A diferencia de la ecografía ocular tradicional con sondas de 7,5 o 10 MHz, cuya penetración es mayor, esta técnica de ultrasonidos funciona con frecuencias de más de 35 MHz, obteniendo imágenes de mayor resolución, con menor penetración intraocular (no sobrepasa los primeros 4 mm del segmento anterior). Esto permite un análisis preciso de las estructuras del segmento anterior y aporta una gran calidad y fiabilidad al diagnóstico de las alteraciones de las estructuras más anteriores del ojo. Resulta, pues, poco útil para estructuras posteriores a la cápsula anterior del cristalino, exceptuando casos de microftalmia, o especies con globos oculares de pequeño tamaño.

De hecho, estas sondas ecográficas de alta frecuencia se han desarrollado mucho en los últimos años por su interés para explorar la córnea, la esclera, la cámara anterior, el iris, el ángulo iridocorneal (AIC), los cuerpos ciliares y la cápsula anterior del cristalino. Con ellas se obtienen resoluciones de 20 a 80 micras, y sus imágenes son comparables a las que se obtendrían con microscopios de pocos aumentos, equivalentes a cortes histológicos de tejidos.

Modo de empleo

Aunque existen sondas de contacto directo, se obtienen mejores imágenes con sondas de inmersión. Si el animal no es suficientemente tranquilo habrá que realizar una sedación o anestesia general, pero en muchos casos es suficiente la administración de anestesia tópica, en gotas oftálmicas. Se coloca una copa óptica sobre el ojo, a modo de blefarostato y para mantener el ojo en inmersión en un líquido transmisor de las ondas (suele utilizarse solución salina balanceada o Ringer Lactato).

La sonda se coloca de forma vertical en este líquido, en dirección axial. Dispone de un péndulo en su extremo, que oscila dentro del líquido. La marca lineal situada en el extremo de la sonda indica el plano de corte de los ultrasonidos y la zona superior de la imagen ecográfica, que viene representada en nuestra pantalla en el lado izquierdo.

Figura 1. La utilización de líquidos nos obliga a posicionar al animal con la cabeza orientada hacia arriba y la superficie ocular perfectamente horizontal.

La utilización de líquidos de inmersión nos obliga a posicionar a las mascotas con la cabeza orientada hacia arriba y la superficie ocular perfectamente horizontal (figura 1). Si la mascota es colaboradora podemos posicionarla en decúbito esternal. En otros casos es más cómodo el decúbito lateral o dorsal, y puede ser necesaria la sedación o la anestesia general del paciente. El inconveniente de estos dos últimos supuestos es que la rotación del globo ocular puede dificultar el posicionamiento de la sonda. No obstante, este inconveniente se soluciona fijando el globo ocular en su conjuntiva bulbar con una pinza de Leriche.

La aplicación de la sonda en exploración transpalpebral produce una atenuación de las ondas que reduce la calidad de las imágenes, por lo que solo se recomienda en caso de herida, traumatismo ocular, o tras cirugía intraocular, para evitar daños en la córnea. En algunos casos la hendidura palpebral es demasiado pequeña para deslizar la copa óptica bajo los párpados, o también puede deslizarse el tercer párpado por debajo de esta, impidiendo así una buena cohesión con la superficie ocular. Esto puede solucionarse aplicando un gel de metilcelulosa u otro gel oftálmico como interfase sobre la superficie de la córnea para sellar la unión de los márgenes de la copa óptica antes de llenarla con el líquido transmisor y evitar así los artefactos de reverberación.

Exploración y hallazgos

Al explorar el ojo realizaremos un estudio por cuadrantes horarios a las a las 12, a las 3, 6 y 9 horas (es muy útil empezar explorando el ojo sano contralateral, siempre que esto sea posible, para tener una apreciación del aspecto “normal” y poder realizar comparaciones (figura 2).

Figura 2. Representación ultrasonográfica de la sección de la parte anterior del ojo y de las diversas estructuras que podremos ver en las imágenes de la siguiente página del artículo.

En la tabla se detallan las principales estructuras que se estudian con esta técnica y las evaluaciones anatómicas o afecciones que pueden diagnosticarse.

Algunas alteraciones oculares y su representación ecográfica en la imagen ultrasonográfica

Córnea

La ecografía de alta resolución es interesante para evaluar las capas corneales, su grosor, organización, integridad, y si ha habido perforación o, por el contrario, se mantiene la mem­brana de Descemet. De esta manera, podemos prever la gravedad y la urgencia con la que actuar y establecer una solución quirúgica adaptada a cada caso.

En este primer caso se observa una úlcera corneal estromal media, adelgazada por ello en su zona central debido a pérdida de sustancia, que repararemos con un injerto que restaure las estructuras dañadas.
Descemetocele. Se observa pérdida de todas las capas que deja la membrana de Descemet al descubierto. Por suerte, esta estructura aún mantiene la cámara anterior intacta. Comprobamos que el iris está bien colo­cado en su sitio y que la cirugía es una reparación exclusivamente superficial.
Perforación. En este ojo con una granulación corneal central podemos apreciar al hacer esta UBM que hubo una perforación hace tiempo, que dejó adherencias del iris a la cara interna de la córnea.
Cuerpo extraño. Estas imágenes de alta resolución ofrecen detalles de un cuerpo extraño atravesando la córnea; de esta manera sabemos que estamos frente a una perforación.
Comprobamos el alcance de una espiga dentro de la cámara anterior, y podemos saber si ha afectado a la integridad del cristalino o de otras estructuras.
Absceso corneal. Se aprecia la integridad de la córnea pero también la pérdida de grosor. Con esta técnica nos aseguramos de que no hay riesgo de entrada de material purulento en el interior del ojo.

Esclera

Episcleritis. La ecografía permite determinar si la esclera mantiene su continuidad y comprobar que no exista invasión de masas o alteración de las capas más profundas.

Cámara anterior

Hipopion. Se observa el depósito de fibrina y/o leucocitos, con cierto grado de organización, localizado en la cámara anterior. En otros casos, se pueden observar adherencias al iris u otras estructuras anteriores, o su implicación en el ángulo iridocorneal.

Iris

Melanoma difuso de iris. Se observa un engrosamiento irídico con proyección anterior y posterior, que cierra el ángulo iridocorneal.

Cristalino

Traumatismo por uña de gato. Se observa el desga­rro de la cápsula anterior del cristalino y la desorga­nización de su estructura. En este caso, el uso de la sonda de 35 Mhz nos permite determinar los daños y plantear el tratamiento quirúrgico.
Luxación anterior de cristalino. Muy útil, sobre todo en aquellos casos donde no hay transparencia de medios o la opacidad corneal dificulta la visión de las estructuras.

Ángulo iridocorneal

La ultrasonografía es una herramienta muy útil para el diagnóstico y seguimiento del glaucoma. Permite efectuar mediciones como la profundidad de la cámara anterior, o diversas medidas del ángulo iridocorneal (AIC) y de la hendidura ciliar.

Globo ocular

Microftalmia. Esta imagen corresponde a un ojo microftálmico, donde se puede apreciar el diamétro ocular com­pleto usando la sonda de 35 MHz. Con este tipo de sonda tan solo podemos ver la totalidad del ojo en estos casos con ojos muy pequeños, o en especies cuyos globos oculares no sobrepasen unos pocos milímetros.

Conclusión

La ultrasonografía biomicroscópica es una técnica no invasiva que ofrece mucha información acerca de las estructuras anteriores del ojo y que no requiere anestesiar al animal en la mayoría de los casos. De ahí su interés y gran utilidad, que le ha dado en los últimos años un sitio privilegiado en las pruebas diagnósticas en oftalmología veterinaria. La ecografía de alta resolución es una técnica que ofrece imágenes dinámicas y los equipos actuales permiten la grabación de secuencias de vídeo que aportan una información, fácilmente interpretable por las diversas opciones de visualización, que permite observar la secuencia de imágenes en vídeo, pero también ver los distintos cortes imagen a imagen, con zoom o tomando medidas de estas. Todas estas prestaciones nos aportan una información muy valiosa para el diagnóstico.

La curva de aprendizaje no es demasiado prolongada, y se obtienen resultados gratificantes desde las primeras pruebas. Aun así es importante conocer adecuadamente la anatomía del ojo; la práctica del ecografista, así como sus conocimientos de oftalmología veterinaria, permitirán diferenciar alteraciones oculares de artefactos ultrasonográficos.

Bibliografía

Aubin, L., et al., 2003, Ultrasound biomicrosccopy of the feline anterior segment, Veterinary Ophthalmology, Vol. 6, 1, 15-17.
Boillot, T. et al, 2014, Determination of Morphological, Biometric and Biochemical Susceptibilities in Healthy Eurasier Dogs with Suspected Inherited Glaucoma. Plos one, Vol. 9, Issue 11, www.plosone.org, e111873
Dietrich, U.M., 2013. Ophthalmic examination and diagnostics, in Gelatt, Veterinary Ophthalmology, 5th Edition.
Dulaurent, T. & Raymond Letron, I., 2007, Anatomie comparée de l’angle irido-cornéen du chien et de l’homme, Revue Méd. Vét., 158, 7, 344-353.
Huguet, E., Pérez, M., Espejo, V., 2013, Ecografía ocular y orbitaria. ARGOS.
Guha, S. et al., 2006, Role of Ultrasound Biomicroscopy (UBM) in the Detection and Localisation of Anterior Segment Foreign Bodies Annals Academy of Medicine, Vol. 35 No. 8.
Kawata, M. & Hasegawa, T., 2013, Evaluation of the distance between Schwalbe’s line and the anterior lens capsule as a parameter for the correction of ultrasound biomicroscopic values of the canine iridocorneal angle, Veterinary Ophthalmology, Vol. 16, Issue 3, p. 169–174.
Patwardhan, S. et al., 2007, Clinical applications of Ultrasound Biomicroscopy in glaucoma, Journal of current Glaucoma Practice, 1(1):30-41.
Ramos Pereira, Y. et al., 2009, Posición de la lente intraocular por biomicroscopía ultrasónica en pacientes operados de catarata traumática y con lentes intraoculares fáquicas, Artisan/Artiflex. REV CUBANA OFTALMOL; 22(SUP):66-72.
Rose, M.D. et al., 2008, Ultrasound biomicroscopy of the iridocorneal angle of the eye before and after phacoemulsification and intraocular lens implantation in dogs, AJVR, Vol 69, No. 2.
Silverman, R.H., 2009, High-resolution ultrasound imaging of the eye – a review, Clin.Experiment Ophthalmol, 37(1): 54-67
Tsai, S. et al., 2012, Gender differences in iridocorneal angle morphology: a potential explanation for the female predisposition to primary angle closure glaucoma in dogs, Veterinary Ophthalmology, Vol. 15, Supplement 1, p. 60-63.
Torrubia, I, 2013, Nuevas tecnologías en el diagnostic y tratamiento del glaucoma en medicina veterinaria, Actualidad veterinaria.

Mas noticias

Empresas Animales de compañia

04 Junio 2020

04/06/2020

Boehringer Ingelheim invita al WebSeminar para auxiliares sobre consejos básicos de educación del cachorro

Actualidad Porcino

04 Junio 2020

04/06/2020

Ya está disponible el suplemento Suis "Qué hay de nuevo en los circovirus porcinos: de los genotipos de PCV-2 al PCV-3"

Empresas Animales de compañia

04 Junio 2020

04/06/2020

La telemedicina ¿oportunidad o amenaza?

Actualidad Animales de compañia

04 Junio 2020

04/06/2020

En los Países Bajos se necesita un permiso veterinario para criar perros braquicéfalos

Actualidad Porcino

04 Junio 2020

04/06/2020

El USDA APHIS actualiza su plan de respuesta para hacer frente a la PPA

Noticias de interés

EVENTOS