MI CUENTA | NEWSLETTER
PortalVeterinaria

Los gatos aumentan de peso a medida que envejecen


Imagen de Quinn Kampschroer (Pixabay)Imagen de Quinn Kampschroer (Pixabay)

¿Están engordando los gatos? Hasta este momento, los dueños de las mascotas y los veterinarios no estaban seguros. Ahora, los investigadores de la Universidad de Guelph han accedido a los datos de más de 19 millones de gatos para obtener una imagen del aumento y la pérdida de peso a lo largo de su vida.

Los investigadores del Ontario Veterinary College (OVC) descubrieron que la mayoría de los gatos siguen aumentando de peso a medida que envejecen, y que su peso promedio está aumentando. Los hallazgos, publicados en el Journal of American Veterinary Medical Association, revelan que incluso después de que los gatos alcanzan la madurez, su peso sigue creciendo hasta que tienen, en promedio, ocho años, indica Science Daily.
“Esta investigación, la primera de su tipo en utilizar un grupo de datos tan grande, proporciona una importante información de referencia para los veterinarios y dueños de mascotas sobre los cambios en el peso del gato”, afirmó la profesora Theresa Bernardo, Presidenta de IDEXX en Emerging Technologies and Bond-Centered Animal Healthcare. “Como seres humanos, sabemos que debemos esforzarnos por mantener un peso saludable, pero para los gatos no ha habido una definición clara de lo que es eso. Simplemente no teníamos los datos”, dijo Bernardo. “Establecer el patrón del peso de los gatos a lo largo de su vida nos proporciona pistas importantes sobre su salud”.

Cambio de peso a lo largo de la vida

El autor principal, el Dr. Adam Campigotto, junto con Bernardo y su colega el Dr. Zvonimir Poljak, analizaron 54 millones de medidas de peso tomadas en los centros veterinarios de 19 millones de gatos como parte de su investigación de doctorado. El equipo de investigación desglosó los datos para estratificar las diferencias entre el género, la esterilización y la raza.
Los autores encontraron que los machos tendían a alcanzar picos de mayor peso que las hembras y los esterilizados o castrados solían ser más pesados que los enteros. Entre las cuatro razas puras más comunes (Siamés, Persia, Himalaya y Maine Coon), el peso medio alcanzó su punto máximo entre los seis y los 10 años de edad. Entre los gatos domésticos comunes, se alcanzó el máximo a los ocho años. Además, el equipo observó que el peso medio de los gatos domésticos castrados de ocho años aumentó entre 1995 y 2005, pero se mantuvo estable entre 2005 y 2015.
“Nos preocupa la obesidad en la mediana edad, porque sabemos que puede provocar enfermedades en los gatos, como diabetes, enfermedades cardiacas, osteoartritis y cáncer”, dijo Campigotto. “Ahora que tenemos estos datos, podemos ver que los pesos de los gatos tienden a seguir una curva. Aún no sabemos la trayectoria del peso ideal, pero al menos es un punto de partida para comenzar estudios adicionales”.
El equipo observó que el 52 % de los gatos del grupo de estudio tenía solo una medición del peso corporal en el archivo, lo que puede sugerir que sus dueños no regresaron con sus animales para los controles regulares del veterinario o bien que los llevaron a una clínica veterinaria diferente.

La importancia de monitorizar los cambios de peso

Bernardo afirmó que al igual que las personas deben tratar de mantener un peso saludable a medida que envejecen, es importante monitorizar los cambios de peso en los gatos. “Los gatos tienden a pasar desapercibidos porque ocultan sus problemas de salud y no visitan a un veterinario con tanta frecuencia como lo hacen los perros. Así que uno de nuestros objetivos es entender esto para ver si hay intervenciones que puedan proporcionar más años de vida saludable a los gatos”. Hablar del peso corporal durante toda la vida de una mascota podría ser una puerta útil para que los veterinarios involucren a más propietarios en la salud de sus mascotas, agregó.
“La monitorización del peso corporal es un indicador importante de la salud tanto en humanos como en animales. Es un dato que se recopila comúnmente en cada cita médica, es fácil de monitorizar en casa y es una puerta de entrada fácil al bienestar animal basado en datos”. Para los propietarios preocupados por la salud o el aumento de peso de su gato, Campigotto aconseja comprar una balanza y adquirir el hábito de pesar a su mascota. “Que el gato gane o pierda peso puede ser un indicador de un problema subyacente”, concluyó.
El equipo de investigación planea estudiar formas de reducir la obesidad de los gatos, incluyendo el uso de comederos automáticos que podrían dispensar la cantidad adecuada de alimentos. Estos alimentadores podrían incluso incorporar básculas.
“En última instancia, estamos haciendo hincapié en la salud del gato más que solo en la enfermedad”, dijo Campigotto. “A medida que investiguemos los datos y creemos nuevos conocimientos, los veterinarios podrán ofrecer a los clientes planes de bienestar basados en la evidencia, permitir la identificación y el tratamiento de enfermedades más temprano y una mejor calidad de vida para sus animales”.



Adam J. Campigotto, Zvonimir Poljak, Elizabeth A. Stone, Deborah Stacey, Theresa M. Bernardo. Investigation of relationships between body weight and age among domestic cats stratified by breed and sex. Journal of the American Veterinary Medical Association, 2019; 255 (2): 205 DOI: 10.2460/javma.255.2.205

Mas noticias

CEVE señala medidas para que los animales no contraigan listeriosis

¿La presencia de vocalización artificial afecta a las cerdas y a los lechones en lactación?

Los veterinarios, imprescindibles ante un brote de origen alimentario como la listeriosis

AMVAC recuerda que tener un animal de compañía es una gran responsabilidad

El Hospital Veterinario Valencia Sur se incorpora a AniCura

Noticias de interés

EVENTOS