MI CUENTA |

Consejos para controlar las alergias en gatos


Causas comunes de alergias en gatos

El acicalado excesivo puede ser por un proceso alérgico, pero también podría deberse a otras razones. Los gatos pueden responder a condiciones incómodas como infecciones del tracto urinario y saculitis anal de esta manera.

El exceso de aseo también puede tener un origen psicógeno; en muchos casos, comienza debido a una verdadera condición dermatológica (por ejemplo, infestación por parásitos) pero se transforma en un hábito, incluso después de que el problema subyacente se haya resuelto. Una alergia puede volverse psicógena muy rápidamente.

Localizaciones más comunes

La ubicación de la lesión es la principal pista para determinar el tipo de alergia:

  • Cabeza y parte caudal del cuerpo: pulgas.
  • Cabeza, cuello y vientre: alergia alimentaria.
  • Patrón difuso: atopia.
  • Las hipersensibilidades inmunitarias también pueden abarcar ubicaciones debajo de la superficie de la piel. Los signos asociados incluyen anomalías de las vías respiratorias superiores, secreción nasal/ocular, asma y enfermedad inflamatoria intestinal.

Dermatitis alérgica por pulgas

El prurito felino puede originarse por la infestación por parásitos. La enfermedad cutánea pruriginosa más común en los gatos es la dermatitis alérgica por pulgas (DAP), que puede ser estacional o no según la región geográfica. Mientras que las picaduras de pulgas son pruriginosas, la mayoría de los gatos desarrollan hipersensibilidad tipo I y tipo IV a los antígenos salivales de las pulgas. La cabeza, el cuello y la mitad caudal del cuerpo típicamente manifiestan alopecia simétrica bilateral, así como dermatitis miliar. Si bien no hay predilecciones por edad, sexo o raza para la DAP, los gatos atópicos, así como los gatos con exposición intermitente a las pulgas, son los más afectados. Los gatos que están expuestos a las pulgas continuamente tienden a desarrollar tolerancia.

El diagnóstico de DAP generalmente se realiza mediante la distribución de lesiones y el nivel de prurito en el gato, así como la presencia de pulgas y/o heces de pulgas. Los tricogramas pueden mostrar pelos rotos. Las pruebas cutáneas serológicas e intradérmicas pueden ser diagnósticas, aunque pueden producirse falsos positivos.

Los pilares del tratamiento de la DAP son los corticosteroides, pero los inmunosupresores como la ciclosporina y el oclacitinib también son efectivos.

Dermatitis por picadura de mosquitos

Al igual que las picaduras de pulgas, las picaduras de mosquito también pueden producir hipersensibilidad (tipo I) en gatos. Las lesiones sanguinolentas, supurantes y pruriginosas generalmente se desarrollan en el rostro, las orejas, la cara y las almohadillas de las patas. Los corticosteroides y los repelentes de insectos son efectivos.

Alergia alimentaria

La alergia alimentaria es una causa poco frecuente de prurito no estacional en gatos. Las placas eritematosas elevadas y costrosas típicamente aparecen en la cabeza, cuello, pabellón auricular y abdomen. Los signos generalmente se ven por primera vez cuando un gato es bastante joven o geriátrico, pero puede manifestarse a cualquier edad.

Una vez que se descartan los parásitos y la infección primaria de la piel, el diagnóstico se puede realizar mediante un ensayo de eliminación de alimentos, realizado durante 8 a 12 semanas. La alergia alimentaria se trata con corticoesteroides, antibióticos y cambios de alimentación a dietas proteicas noveles/hidrolizadas.

Atopia

La atopia es la inflamación cutánea a menudo asociada con la producción de IgE contra los alérgenos ambientales. Al principio, los gatos atópicos pueden tener una barrera cutánea anormal genéticamente predispuesta; los antígenos penetran fácilmente en la piel y son conducidos a los ganglios linfáticos por las células de Langerhans. En ellos, los linfocitos producen anticuerpos que inician la cascada inflamatoria.

Los gatos atópicos tienen lesiones ampliamente distribuidas, y el diagnóstico puede hacerse por antecedentes, signos clínicos y el proceso de exclusión diagnóstica.

La inmunoterapia específica para alérgenos es el tratamiento de elección de la atopia felina. La inmunoterapia se desarrolla a partir de los resultados obtenidos en una prueba de alergia intradérmica o serología (que generalmente muestra altos niveles de IgE en circulación). El tratamiento es más efectivo con un protocolo multimodal que incluye inmunoterapia específica para alérgenos, antiinflamatorios y evitación de alérgenos. Debido a que el estrés puede exacerbar los comportamientos pruríticos, también puede ser recomendable el uso de moduladores de comportamiento como amitriptilina, fluoxetina y clomipramina en gatos con comportamientos pruríticos intensos.



VMX 2020—Tips and tricks for managing feline allergies. 2020-01-23 Joan Capuzzi, VMD. DVM 360.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

06 Julio 2020

06/07/2020

Particularidades del gato en la traumatología y cirugía tiroidea

Articulos Porcino

06 Julio 2020

06/07/2020

Cómo influye la vacunación contra el PRRS en los resultados económicos de las granjas

Actualidad Actualidad Veterinaria

06 Julio 2020

06/07/2020

El concepto “One Health” es el eje del Día Mundial de las Zoonosis

Articulos Animales de compañia

06 Julio 2020

06/07/2020

¿Por qué Vetmedin es el único medicamento autorizado para su uso en la fase preclínica de la enfermedad valvular mitral?

Actualidad Actualidad Veterinaria

06 Julio 2020

06/07/2020

Alicante premia a instituciones y veterinarios destacados por su labor en bienestar animal

Noticias de interés

EVENTOS