MI CUENTA |

La neuroestimulación permite localizar el espacio epidural en perros

Un equipo de veterinarios ha publicado un estudio sobre esta técnica que consigue una tasa de éxito del 89,5 %.


Un equipo de veterinarios de diferentes universidades y centros de todo el mundo, formado por Natali Verdier, Fernando Martinez-Taboada, Pablo E. Otero, José Ignacio Redondo García, Andrea C. Zaccagnini, Alejo A. Costoya, Lisa Tarragona y Diego A. Portela, ha publicado un estudio en el que utilizan la neuroestimulación para localizar el espacio epidural en perros y así administrar adecuadamente el anestésico locorregional. 

El estudio clínico prospectivo contó con un grupo de 20 perros de cliente y tuvo como objetivo determinar si el uso de 0,7 mA de corriente eléctrica fija eran útiles para determinar la localización de la aguja epidural y si esta potencia era mayor que el límite superior del umbral eléctrico mínimo (MET) para la colocación de la aguja epidural sacrococcígea en perros.

Colocación de la aguja epidural con ayuda de la neuroestimulación

Para llevarlo a cabo, durante la anestesia general y con la monitorización estándar, confirmaron la presencia del reflejo rotuliano en todos los perros. Después, insertaron la aguja epidural a través de la unión intervertebral sacrococcígea y confirmaron la ausencia de movimiento de la cola cuando se aplicó una corriente eléctrica fija de 0,7 mA. A continuación, avanzaron la aguja hacia el espacio epidural hasta que se obtuvo la respuesta motora esperada: la prueba de estimulación nerviosa o nerve stimulation test (NST). La NST se consideró positiva cuando provocaba una respuesta motora de los músculos de la cola pero no de los músculos perineales, y se consideró negativa cuando no provocó ningún movimiento de la cola. La corriente eléctrica se cambió a 0 mA y se fue incrementando 0,01 mA hasta que provocó el movimiento de la cola, que se registró como MET. En los casos de NST positiva se administraron 0,05 ml/cm de longitud occipitococcígea de lidocaína al 2 % o de bupivacaína al 0,25-0,5 %. El bloqueo epidural se confirmó por la pérdida del reflejo rotuliano.

Tasa de éxito del 89,5 %

La colocación de la aguja epidural sacrococcígea, corroborada por la pérdida del reflejo rotuliano, se predijo correctamente en el 89,5 % (intervalo de confianza del 95 %: 68,6 %-97,1 %) de los casos. El MET fue de 0,22 mA (0,11-0,36).

Una corriente de 0,7 mA es aproximadamente el doble del límite superior del MET para la colocación epidural. Por lo tanto, este estudio demuestra, con una tasa de éxito del 89,5 %, la idoneidad de utilizar 0,7 mA como corriente eléctrica fija para detectar la colocación de la aguja epidural sacrococcígea en perros.



Natali Verdier, Fernando Martinez-Taboada, Pablo E. Otero, José Ignacio Redondo García, Andrea C. Zaccagnini, Alejo A. Costoya, Lisa Tarragona, Diego A. Portela. Evaluation of electrical nerve stimulation to confirm sacrococcygeal epidural needle placement in dogs. Veterinary Anaesthesia and Analgesia. Published:March 30, 2021. DOI: https://doi.org/10.1016/j.vaa.2020.12.008



Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

11 Mayo 2021

11/05/2021

Ecuphar presenta Epicare y Lococare

Actualidad Actualidad Veterinaria

11 Mayo 2021

11/05/2021

“La red de identificación animal que tenemos funciona, falta homogeneizar las leyes de todas las comunidades”

Empresas Rumiantes

11 Mayo 2021

11/05/2021

El último webinar de Ceva Salud Animal dedicado a los pequeños rumiantes y Eprecis reúne a un centenar de veterinarios

Actualidad Salud pública

11 Mayo 2021

11/05/2021

Un estudio concluye que el riesgo cero no es posible en seguridad alimentaria

Actualidad Animales de compañia

11 Mayo 2021

11/05/2021

Los veterinarios recuerdan que son clave en el control de las colonias felinas y la salud pública

 
 

EVENTOS