MI CUENTA | NEWSLETTER

Investigadores franceses han creado un dispositivo para seguir en tiempo real la actividad sexual de las ovejas

Este detector minituarizado permite identificar automáticamente las ovejas en celo


La detección precoz del celo (periodo de una veintena de horas durante las cuales las hembras son aptas para reproducirse) es una etapa crítica para éxito de la inseminación y del mantenimeinto de los ritmos de reproducción de las hembras de un rebaño. En el caso de las ovejas y las cabras esta detección de celo es más delicada, ya que no se sincronizan entre ellas (contrariamente a las vacas) y su reproducción es estacional. Tradicionalmente, para practicar la inseminación artificial en las especies ovina y caprina los ganaderos han recurrido a tratamientos hormonales sistemáticos, para sincronizar los ciclos de las hembras, y, por tanto, sin control de la aparición de celos. Pero en la ganadería ecológica el uso de hormonas está prohibido.

Tal y como publica el Institut National de la Recherche Agronomique francés (Inra) en su página web, investigadores de la unidad de Sistemas ganaderos mediterráneos y tropicales, han desarrollado el dispositivo Alfa qiue permitirá a los ganaderos ecológicos realizar inseminaciones en el momento en el que la oveja está en celo. Además, a los ganaderos que ya practican la inseminación, Alfa les permitirá proceder a la segunda inseminación en las hembras vacías (no gestantes) apoyándose en las detecciones de estos animales y sobre un ciclo natural y no inducido.

Para probar el dispositvo, los investigadores han llevado a cabo un estudio con 58 ovejas Mérinos d’Arles sincronizadas. Los animales se han controlado durante cuatro ciclos sucesivos en el otoño con cinco carneros equipados con el dispositivo Alfa y de un delantal que evitaba la monta en el primer ciclo. Las 3.162 lecturas recogidas pemitieron confirmar la eficacia del dispositivo Alfa para detectar a todas las ovejas en celo y para conocer sus características comportamentales. Las ovejas vacías fueron igualmente identificadas en los ciclos siguientes gracias a los detectores Alfa.

El dispositivo Alfa consta de un detector (Alfa-D) y de u receptor (Alfa-R). El detector se coloca en un carnero con un arnés de cuero. Durante el acercamiento a las hembras en celo, el Alfa-D recoge el número de un chip colocado en la grupa de las ovejas y registra la fecha y la hora. La recogida de datos se efectúa a distancia mediante los Alfa-D colocados en los carneros en actividad gracias a un receptor radio llamado Alfa-R (receptor). La información es analizada e interpretada, lo que permite obtener la lista de ovejas que deben seleccionarse porque están preparadas para la reproducción.

Todavía queda precisar el momento de la ovulación, sobre todo el momento óptimo de la inseminación animal con el fin de mejorar la eficacia. Sin embargo, otros trabajos en curso muestran la posibilidad gracias a Alfa de realizar las inseminaciones de las ovejas evitando los tratamientos hormonales.

De una manera general, el detector Alfa permite a todo ganadero un mejor conocimiento de los periodos de parto, especialmente para la optimización de la gestión del rebaño identificando precozmente las hembras improductivas. Además, gracias a una puerta automática dirigida por el dispositivo Alfa-R se pueden clasificar las hembras que están en celo para su inseminación. 

Mas noticias

¿Tiene ventajas el pastoreo nocturno en sistemas automatizados de ordeño?

La raza influye en el microbioma fecal de los perros

Grupo Asís regala tres inscripciones para el Congreso AVEPA-SEVC

La suplementación conjunta de fibra y treonina mejora la respuesta humoral en pollos

Franciso Igea, vicepresidente de Castilla y León, a los veterinarios: “Les agradecemos su trabajo”

Noticias de interés

EVENTOS