MI CUENTA | NEWSLETTER

Problemas en la evaluación de la displasia de cadera

Los métodos tradicionales de evaluación del riesgo de displasia de cadera en perros pueden fallar en el 80% de los casos


La displasia de cadera es una dolorosa enfermedad de las articulaciones que puede provocar cojera y dolor muscular. A medida que se desarrolla la enfermedad, el perro puede ser incapaz de caminar por sí mismo. Las razas de gran tamaño tienen más riesgo de padecer la displasia de cadera, quizá porque sus articulaciones soportan más peso.

Ya que la displasia de cadera se hereda, las razas puras, con su limitada variedad genética, también tienen más riesgo de padecer la enfermedad que los mestizos. Los criadores llevan a sus perros al veterinario para evaluar el riesgo de padecer displasia de cadera antes de hacerlos criar, sin embargo, según informa livescience.com un estudio reciente pone en duda los métodos habituales para evaluar dicho riesgo.
"Creemos que muchos veterinarios no emplean el mejor test para controlar la enfermedad" dice un veterinario cirujano de la University of Pennsylvania, Gail Smith. "En muchos aspectos es un tema de bienestar animal".

Evaluación de las caderas
El estudio echa por tierra el método tradicional de evaluación de una potencial raza reproductora con un método patentado por la University of Pennsylvania denominado PennHIP. En ambos métodos se utilizan radiografías de las caderas de los perros y se busca artritis y relajamiento, o flexibilidad de las articulaciones. Cuanto más laxas, mayor es el riesgo de padecer displasia en la edad adulta.

PennHIP utiliza un enfoque de los rayos X diferente al método tradicional, lo que permite a los veterinarios predecir una futura artritis y displasia de cadera en cachorros de solo 16 semanas. Estudios previos han demostrado que el PennHIP es muy fiable, afirma el investigador.

El presente estudio examinó 439 perros, muchos de los cuales eran razas predispuestas a la displasia de cadera como los German Shepherds, Labrador y Golden Retrievers y Rottweilers. Todos los animales cuyas puntuaciones según el método tradicional indicaban que poseían displasia también indicaron que la tenían de acuerdo con PennHIP.

Pero el 52% de los perros cuya cadera entraba en la categoría de "excelente" según las puntuaciones tradicionales se encontaban en la categoría de riesgo según PennHIP. De forma similar, el 82% de las caderas "buenas" y el 94% de las "correctas" también se encontraban en la categoría de riesgo según el nuevo método.

La lucha contra la displasia de cadera
Es importante señalar de forma precisa el riesgo de displasia de cadera ya que los síntomas se desarrollan más tarde en la vida del animal, cuando los perros ya se han reproducido. Si los veterinarios continúan pasando por alto los perros de riesgo, los criadores continuarán apareando perros con displasia y sus cachorros también la padecerán, según los investigadores. A pesar de los programas de revisión de caderas habituales, los estudios no han demostrado una disminución significativa de la displasia canina en el mundo.

El método PennHIP, inventado por Smith, ya ha sido adoptado por muchas escuelas de adiestramiento canino, así como por la U.S. Air Force y la U.S. Army.

Eventualmente, afirman los investigadores, PennHIP se puede aplicar a personas. La artritis es similar en ambas especies y los métodos preventivos como la pérdida de peso pueden aliviar el dolor tanto en personas como en perros. Si los científicos pueden predecir de forma precisa una futura artritis en cachorros, podrán hacer lo mismo en niños.
"En personas, con los estudios apropiados, evidentemente, es posible que madres de niños susceptibles -y hay muchas- pueden ajustar el estilo de vida, incluido la dieta, para retrasar la aparición o reducir la gravedad de esta condición genética", dice Smith.

La investigación aparece en el Journal of the American Veterinary Medical Association (Sept. 1).

Mas noticias

La raza influye en el microbioma fecal de los perros

Grupo Asís regala tres inscripciones para el Congreso AVEPA-SEVC

La suplementación conjunta de fibra y treonina mejora la respuesta humoral en pollos

Franciso Igea, vicepresidente de Castilla y León, a los veterinarios: “Les agradecemos su trabajo”

Fuente: Guardia Civil / Ministerio del Interior (El Heraldo)

Intervienen carne de cerdo procedente de Rumanía en el aeropuerto de Zaragoza

Noticias de interés

EVENTOS