MI CUENTA |

Distribución y control de las filariosis en Europa


La filariosis del corazón (Dirofilaria immitis) y la dirofilariosis subcutánea (D. repens) son endémicas en muchos países del sur y del este de Europa: Portugal, España, sur de Francia, Italia, Grecia, Croacia, Bosnia, República Che­ca, Turquía y Hungría (D. repens). Los humanos pueden padecer ambas infec­ciones de forma accidental, de ahí la im­portancia de su control.

Los cambios climáticos favorables para el desarrollo de la densidad de sus vectores (mosquitos culícidos) y el in­cremento del número de mascotas que viajan han aumentado el riesgo de estas infecciones en perros y gatos. La diro­filariosis puede ser potencialmente letal para perros y gatos, y su periodo de pre­patencia es de 6-8 meses.

Actualmente no existen repelentes/in­secticidas que eviten la transmisión de la infección; por ello, el control depende del uso de fármacos de acción microfi­laricida que eliminen las formas inmadu­ras antes de su migración hacia el cora­zón, bien en administración por vía oral (mensual), por vía tópica (mensual) o in­yectable (anual). Empleando los produc­tos apropiados, la formación de vermes adultos puede prevenirse eficazmente. En la mayoría de zonas de Europa en las que la infección es endémica, la época de riesgo de dirofilariosis generalmente abarca de abril a octubre. No obstante, en la Cuenca Mediterránea y en las Islas Canarias la infección puede transmitirse durante todo el año. Los cachorros y ga­titos deben iniciar el tratamiento preven­tivo de la dirofilariosis lo antes posible tras su nacimiento (de acuerdo con las recomendaciones del fabricante).

En áreas endémicas o de riesgo de in­fección por vermes del corazón, convie­ne hacer análisis de sangre a los perros adultos para comprobar la existencia de microfilarias circulantes y antígenos de adultos antes de iniciar un tratamiento preventivo por primera vez. La repeti­ción anual de las pruebas asegura que el tratamiento preventivo, incluyendo el grado de cumplimiento del propietario, es el adecuado.

Dirofilaria repens puede infectar tanto a perros como a gatos. La mayoría de las infecciones son asintomáticas, aunque pueden encontrarse nódulos fríos e in­doloros que contienen parásitos adultos en la superficie de la piel de los anima­les infectados. Sólo en caso de infeccio­nes graves o en animales sensibilizados puede haber dermatitis de diversa con­sideración. La mayoría de los casos de infecciones zoonósicas por Dirofilaria en Europa están provocadas por esta es­pecie. Como en el caso de D. immitis, la infección por D. repens cursa con micro­filaremia. Es importante determinar si las microfilarias son de D. immitis o de D. repens mediante la técnica enzimática de las fosfatasas ácidas.

La mayoría de los antihelmínticos pre­ventivos de la infección por dirofilarias tienen el potencial de controlar también infecciones por otros vermes y, por ello, puede elegirse un fármaco de amplio es­pectro para controlar los otros nemato­dos y cestodos, si es necesario.

Además, el tratamiento puede exten­derse a lo largo de todo el año para ase­gurar un control continuado de los pa­rásitos no estacionales, como en el caso de Echinococcus spp. y Toxocara spp., cuando sea necesario.

Mas noticias

Articulos Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

Nuevo protocolo quimioterapéutico para el linfoma multicéntrico o mediastínico felino de alto grado

Empresas Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

Calier dona 50 ordenadores para apoyar la formación de jóvenes durante el curso 2020-2021

Empresas Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

Grupo Zendal convoca la II edición de los Internacional Zendal Awards

Empresas Animales de compañia

30 Julio 2020

30/07/2020

El Vet Symposium 2020 de Royal Canin tendrá formato de streaming

Actualidad Porcino

30 Julio 2020

30/07/2020

Desarrollan un nuevo método que detecta más fácilmente el virus de la PPA

Noticias de interés

 
 

EVENTOS