MI CUENTA |

Prevención del cólico equino en otoño e invierno

Es muy importante inspeccionar el estado del agua a diario


El otoño es una época de hermosos colores y reuniones familiares, en la que termina la agitada temporada de exposiciones. Sin embargo, es a menudo un tiempo en el que los veterinarios reciben más llamadas relacionadas con cólicos. Aunque no todos los episodios de cólicos se pueden prevenir, si se presta atención al manejo equino ya se tendrá mucho ganado para reducir la incidencia y el sufrimiento de los episodios de cólicos.

El cólico puede ser causada por muchos factores diferentes, así es que vale la pena que los propietarios de caballos dediquen un poco de tiempo para aprender todo lo que puedan acerca de la prevención de este síndrome. Ken Armstrong, es un veterinario equino con una dilatada experiencia y que ha visto muchos caballos con episodios de cólicos que ofrece buenos consejos en www.thehorse.com.

"Depende mucho de las condiciones meteorológicas ya que si la temperatura disminuye puede hacer que se hiele el agua o que aparezca una capa de hielo en la superficie," dice Armstrong. "Esto puede provocar que los caballos beban menos agua. En esta época del año, los animales también están cambiando de una dieta de alto contenido de humedad (hierba) a una dieta más seca (heno seco). Hay que asegurarse de que el caballo tiene agua (fresca y descongelada) disponible ya que a veces el agua se puede congelar durante la noche y no se funde hasta bien entrada la mañana."

Algunos puntos adicionales que hay que tener en cuenta para la prevención del cólico son:

  • Cuidado con las plantas venenosas. La ingestión de plantas tóxicas podría tener un riesgo mayor en el otoño ya que los caballos hambrientos buscan pasto que está disminuyendo. Por este motivo hay que prestar atención a lo que los caballos están comiendo, para asegurarse de que están recibiendo suficiente forraje.
  • Aumento del consumo de forraje y cambio de fuentes de forraje. El otoño es una época de cambios de los ricos pastos húmedos del verano a heno seco, por lo que hay que hacer que esta transición se produzca de una manera gradual sin cambios repentinos en la dieta.
  • Siempre tiene que haber agua fresca y limpia disponible. Las necesidades de agua podrían aumentar como resultado del consumo de la hierba seca así que hay que asegurarse de que hay abundante agua fresca y limpia disponible las 24 horas del día.
  • Hay que revisar la temperatura del agua. Hay que vigilar el agua y proporcionar cubos de agua caliente cuando la temperatura está bajando rápidamente. Se debe controlar la cantidad de agua que consume el caballo para poder actuar de manera preventiva si hay una disminución en el consumo de agua.
  • Vigilar la hidratación. La deshidratación aumenta el riesgo de aparición de cólicos, por lo que hay que supervisar al caballo para detectar cualquier signo de deshidratación.
  • Tener un programa de prevención de parásitos. Es necesario realizar las pruebas apropiadas para el control de parásitos en heces. 

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

23 Octubre 2020

23/10/2020

INDIBA Animal Health tiene múltiples indicaciones en el paciente neurológico

Actualidad Actualidad Veterinaria

23 Octubre 2020

23/10/2020

Arsenio Escolar, reelegido presidente de la AEEPP

Empresas Equino

23 Octubre 2020

23/10/2020

Equip WNV participa en una ronda de webinars sobre control de la fiebre del Nilo Occidental

Articulos Animales de compañia

23 Octubre 2020

23/10/2020

Publicado el primer estudio sobre la distribución de las principales enfermedades caninas transmitidas por vectores en España

Actualidad Actualidad Veterinaria

23 Octubre 2020

23/10/2020

“Europa está en el camino correcto para combatir la resistencia a los antimicrobianos”

Noticias de interés

 
 

EVENTOS