MI CUENTA |

Perros y humanos con trastorno obsesivo-compulsivo tienen anormalidades cerebrales similares

Este trastorno afecta al 2 por ciento de la población humana


Se ha puesto otra pieza del rompecabezas para entender y tratar mejor el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) con la publicación de una nueva investigación* que demuestra que las anormalidades cerebrales estructurales del Doberman Pinscher afectados por el trastorno compulsivo canino (TCC) son similares a las de los seres humanos con TOC. La investigación sugiere que un estudio más amplio de los trastornos de ansiedad en los perros puede ayudar a encontrar nuevos tratamientos para el TOC y condiciones patológicas similares en los seres humanos.

Los hallazgos son una colaboración entre los veterinarios de la Cummings School of Veterinary Medicine en la Tufts University y los investigadores del McLean Imaging Center en el McLean Hospital, en Belmont, Massachusetts.

Las causas del TOC, que afecta a alrededor del 2 % de la población, no se entienden bien y el trastorno a menudo permanece sin tratar o sin diagnosticar durante décadas. Las personas con este trastorno muestran comportamientos reiterativos o pensamientos persistentes que consumen mucho tiempo e interfieren con las rutinas diarias. Los perros con TCC se involucran en conductas repetitivas y destructivas como lamerse el flanco, perseguirse la cola y masticar. Sin embargo, tanto el TOC como el TCC a menudo responden a tratamientos similares.

"Si bien la muestra del estudio fue pequeña y se necesita más investigación, los resultados confirman que los perros con TCC pueden proporcionar conocimiento y comprensión de los trastornos de ansiedad que afectan a las personas. Los perros muestran las mismas características de comportamiento, responden a la misma medicación, tienen una base genética de la enfermedad, y ahora sabemos que tienen las mismas anomalías estructurales del cerebro que las personas con TOC", dijo Nicholas Dodman, profesor de ciencias clínicas en la Cummings School of Veterinary Medicine en la Tufts University.

El equipo de investigadores examinó una muestra de 16 dobermans. En la comparación de imágenes de resonancia magnética de ocho dobermans con TCC con el grupo control, otro investigador, Ogata encontró que el grupo TCC tenía unos mayores volúmenes de cerebro y de materia gris totales, menor densidad de materia gris en la corteza cingulada dorsal anterior y en la ínsula anterior derecha y mayor anisotropía fraccional en el esplenio del cuerpo calloso (cuyo grado se correlacionaba con la gravedad de los rasgos de comportamiento). Estos resultados son consistentes con los que aparecen en los seres humanos con TOC.

"Ha sido muy gratificante para mí usar nuestras técnicas de imagen desarrolladas para diagnosticar los trastornos del cerebro humano para comprender mejor las bases biológicas de los trastornos de ansiedad/compulsivos en perros, que pueden conducir a mejores tratamientos para los seres humanos y perros con estos trastornos", dijo Marc J. Kaufman, director del McLean Hospital Translational Imaging Laboratory.

"Los perros que se portan mal son a menudo etiquetados como "perros malos", pero es importante detectar y mostrar las bases biológicas de ciertos comportamientos", dijo Ogata. "La ciencia basada en la evidencia es una mejor aproximación para comprender el comportamiento de un perro."

El estudio se construye sobre las investigaciones existentes para entender mejor la etiología de los trastornos compulsivos en animales tales como TCC, que afecta a los Doberman Pincher y otras razas caninas. En 2010, investigadores de la Cummings School of Veterinary Medicine, la University of Massachusetts Medical School y el Broad Institute en el Massachusetts Institute of Technology identificaron un locus genético en el cromosoma canino 7 que coincide con un mayor riesgo de padecer TOC.

*Niwako Ogata, Timothy E. Gillis, Xiaoxu Liu, Suzanne M. Cunningham, Steven B. Lowen, Bonnie L. Adams, James Sutherland-Smith, Dionyssios Mintzopoulos, Amy C. Janes, Nicholas H. Dodman, Marc J. Kaufman. Brain structural abnormalities in Doberman pinschers with canine compulsive disorder. Progress in Neuro-Psychopharmacology and Biological Psychiatry, 2013; 45: 1 DOI: 10.1016/j.pnpbp.2013.04.002.

Mas noticias

Actualidad Actualidad Veterinaria

23 Octubre 2020

23/10/2020

Arsenio Escolar, reelegido presidente de la AEEPP

Empresas Equino

23 Octubre 2020

23/10/2020

Equip WNV participa en una ronda de webinars sobre control de la fiebre del Nilo Occidental

Empresas Animales de compañia

22 Octubre 2020

22/10/2020

Dechra acerca a los veterinarios todo lo que necesitan saber sobre los ácidos grasos omega-3 en la alimentación de perros y gatos

Empresas Animales de compañia

22 Octubre 2020

22/10/2020

Primera Encuesta sobre Gestión Veterinaria realizada por Assis VBA

Actualidad Rumiantes

22 Octubre 2020

22/10/2020

Navarra detecta circulación del serotipo 8 del virus de la lengua azul

Noticias de interés

 
 

EVENTOS