MI CUENTA |

Los peligros de la anemia infecciosa equina

El virus que la causa se transmite a través de la picadura de moscas


Los caballos infectados con anemia infecciosa equina (AIE), por lo general muestran unos signos tan leves que los propietarios no saben que sus caballos están enfermos. Unos pocos animales infectados mueren por la enfermedad, pero la mayoría parece recuperarse rápidamente, aunque pueden tener episodios periódicos de fiebre, pérdida de peso, debilidad y otros síntomas. Los caballos infectados no transmiten la enfermedad directamente a otros caballos y los seres humanos no son susceptibles al virus. Así que ¿por qué deberían preocuparse los propietarios de caballos por la AIE?

Esta enfermedad es un motivo de preocupación debido a que puede propagarse rápidamente a través de los caballos en una manada o una región más grande. Por medio de las picaduras, las moscas recogen fácilmente el virus de la AIE de un caballo infectado y van a infectar a los animales cercanos.

El virus no vive mucho tiempo en las piezas bucales de los insectos, por lo que la infección se transmite solo entre los caballos que están bastante próximos entre sí. Sin embargo, una vez que un caballo está infectado, el virus vive y se reproduce en su cuerpo el resto de su vida, por lo que un caballo con AIE es un depósito móvil de la enfermedad. Si el caballo es vendido a otro propietario, va a un espectáculo o se integra en otra manada, todos los caballos que estén cerca se encuentran en peligro inmediato de contraer la enfermedad. La mayoría de los caballos recién infectados se pondrán solo ligeramente enfermos. Algunos morirán. Todos se convertirán en portadores de por vida de la AIE y serán capaces de transmitir la enfermedad a otros caballos. Hasta el momento, no existe cura ni vacuna preventiva.

Es fácil saber si un caballo está infectado con el AIE. Un simple y barato análisis de sangre, llamado prueba de Coggins, puede revelar si un caballo es portador de AIE o no está infectado por la enfermedad. Se requiere una prueba de Coggins negativa antes que un caballo pueda entrar en un espectáculo o ser transportado a través de las fronteras estatales. Sin embargo, todavía hay una razón más para realizar el test a los caballos aunque el propietario no planee sacarlos de la granja: como cualquier caballo con AIE es capaz de pasar la infección a los caballos cercanos a través de las picaduras de los insectos, el conocimiento del estado de cada caballo es la única forma de detener la propagación de la enfermedad.

Los caballos que dan positivo en AIE dejan a sus propietarios con una de dos opciones. Una opción es mantener al caballo con una prueba de Coggins positiva aislado de todos los demás equinos no infectados por el resto de su vida. Esto significa que el propietario no puede legalmente deshacerse del caballo, llevarlo fuera de su propiedad o traer nuevos caballos a su propiedad. La alternativa, que muchos propietarios escogen, es la eutanasia.

El artículo entero se puede leer en www.equinews.com.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

19 Enero 2021

19/01/2021

La Federación de Veterinarios de Europa se posiciona sobre la telemedicina

Empresas Animales de compañia

19 Enero 2021

19/01/2021

Virbac anuncia los ganadores de su segundo Concurso de Casos Clínicos en Dermatología

Productos Animales de compañia

19 Enero 2021

19/01/2021

Dechra lanza Felimazole 1,25 mg

Productos Animales de compañia

19 Enero 2021

19/01/2021

Distrivet presenta su nueva gama de productos de la marca Covetrus

Actualidad Salud pública

19 Enero 2021

19/01/2021

Desarrollo de un método “abierto” para evaluar la calidad de la leche

Noticias de interés

 
 

EVENTOS