MI CUENTA |

Unos científicos desarrollan la primera inmunoterapia contra el cáncer para perros 

El receptor de las células tumorales humanas y caninas es muy similar


Casi cada segundo un perro a partir de los diez años en adelante desarrolla cáncer. Solo unas pocas terapias derivadas de la medicina humana están disponibles para curar a estos animales. Entre ellas no se encontraba una que ha tenido mucho éxito, por la que los anticuerpos inhiben el crecimiento del tumor. No obstante, en la actualidad un grupo de científicos del inter-university Messerli Research Institute de Vetmeduni Vienna, la Medical University de Vienna, y la University de Vienna han desarrollado, por primera vez, anticuerpos para tratar el cáncer en perros.

Al igual que en los seres humanos, el cáncer en los perros tiene causas complejas. La interacción del ambiente, la alimentación y la predisposición genética son los factores más conocidos. Hoy en día casi todos los métodos de la medicina humana están disponibles para los perros con cáncer, pero este no fue el caso de la inmunoterapia del cáncer.

La denominada inmunoterapia del cáncer -que es el tratamiento de los tumores mediante el uso de anticuerpos- se ha establecido y utilizado con mucho éxito en la medicina humana durante aproximadamente 20 años. Como las células cancerosas tienen antígenos muy específicos en la superficie, los anticuerpos correspondientes se unen a estas moléculas y por lo tanto inhiben el crecimiento del tumor. El mecanismo que se hace efectivo es una señal destructiva enviada por el anticuerpo al interior de la célula cancerígena que hace que se inicie su muerte. En un segundo paso, el sistema inmunitario del paciente también destruye el tumor “marcado” de una manera más eficiente.

La diana es casi idéntica en los seres humanos y los perros

Josef Singer y Judith Fazekas, ambos autores principales del estudio, descubrieron que un receptor que se encuentra con frecuencia en las células tumorales humanas (receptor del factor de crecimiento epidérmico o EGFR) es casi 100 % idéntico al receptor de EGF de los perros. EGFR se utiliza con frecuencia en la medicina humana como la diana de la inmunoterapia del cáncer debido a que muchas células cancerosas llevan este receptor en su superficie. El anticuerpo anti-EGFR se une a las células cancerosas y por lo tanto provoca la destrucción de las células. “Debido a la gran similitud de los receptores en los seres humanos y los perros, este tipo de terapia debe funcionar bien en los perros también”, dicen los científicos. El sitio de unión del anticuerpo a EGFR en el hombre y el perro difiere sólo en cuatro aminoácidos.

Anticuerpos modificados a “perro”

Para asegurar la mejor unión posible del anticuerpo a las células cancerosas en los perros, el anticuerpo humano tenía que ser modificado a “perro” en el laboratorio. En la medicina humana este proceso se conoce como la “humanización” de un anticuerpo. El anticuerpo producido originalmente en el ratón tiene que ser ajustado a las especies para las que se utiliza. Singer y Fazekas reemplazaron los elementos correspondientes en el anticuerpo “humanizado” con elementos del perro. En experimentos con células de cáncer de perro en el laboratorio se encontró que los anticuerpos recién desarrollados, de hecho, se unieron a células cancerosas de perro con mayor especificidad.

El jefe del estudio, Erika Jensen-Jarolim, lo explica de la siguiente manera: “Esperamos que los perros toleren bien estos anticuerpos anticáncer Esto se investigará en estudios clínicos en el futuro y se espera que mejore en gran medida el tratamiento, así como el diagnóstico de cáncer en los perros”.

Mejora de diagnóstico

El anticuerpo recién desarrollado proporciona un beneficio adicional para los perros. Al igual que en la medicina humana, los anticuerpos se pueden acoplar a las moléculas señal. Cuando el anticuerpo se une a una célula cancerosa en el organismo, el anticuerpo acoplado -en este caso un isótopo radiactivo- se puede hacer visible y por lo tanto es capaz de mostrar dónde se encuentran los tumores e incluso las metástasis. Cuando el isótopo seleccionado también contribuye a la desintegración de las células cancerosas, el enfoque se conoce como teragnosis (terapia + diagnóstico).

“La Veterinary Medical University de Viena será el primer centro en el mundo que ofrezca el procedimiento de diagnóstico inmunológico de cáncer más moderno para los perros. De especial interés para mí como doctor en medicina humana es el hecho de que, mediante este enfoque, seremos capaces de iniciar mejoras que beneficiarán a los seres humanos también”, dice Jensen-Jarolim.

La noticia completa la puedes leer en http://www.sciencedaily.com/releases/2014/07/140704134625.htm

Mas noticias

Productos Animales de compañia

15 Enero 2021

15/01/2021

Purina lanza Hydra Care, un suplemento para promover la hidratación en gatos

Empresas Animales de compañia

15 Enero 2021

15/01/2021

Belén Montoya espera a los veterinarios en su charla interactiva sobre la diabetes mellitus

Actualidad Rumiantes

15 Enero 2021

15/01/2021

La depredación sobre el ganado extensivo del lobo podría reducirse con aversión condicionada

Empresas Rumiantes

15 Enero 2021

15/01/2021

Boehringer Ingelheim presenta la Guía para el abordaje de un alto RCS en ovino y caprino lechero

Empresas Porcino

15 Enero 2021

15/01/2021

Novus establece un acuerdo de colaboración con Agrivida para traer nueva tecnología de aditivos al mercado

Noticias de interés

 
 

EVENTOS