MI CUENTA |

Rafael Laguens: “Mi objetivo fundamental es fortalecer y mejorar la FVE manteniéndola unida”


Rafael Laguens es el nuevo presidente de la Federación de Veterinarios de Europa (FVE) desde su elección el pasado 5 de junio. En esta entrevista explica cuál ha sido su trayectoria dentro de la FVE y a qué retos se enfrenta la federación en los próximos años.

En primer lugar, enhorabuena por su reciente nombramiento. ¿Qué ha significado para usted?

Es un gran honor que los compañeros europeos me hayan encomendado la responsabilidad de representarles al frente de la FVE, que viene funcionando con éxito desde 1975. Al mismo tiempo, considero esta elección como un acto de reconocimiento a la veterinaria española, lo que añade para mi un plus de alegría y responsabilidad.

Ha formado parte de la FVE desde 2002. Hasta ahora, ¿cuál ha sido su recorrido?

Desde 2002 he sido parte de la delegación española que ha participado en las diferentes asambleas y reuniones de la FVE. En 2011 fui elegido vicepresidente, encargándome de temas como VetCEE; proyecto que trata de validar la calidad de los programas de formación continuada en Europa y armonizar los diferentes programas existentes o que puedan existir en el futuro. Una de mis últimas tareas como vicepresidente fue responsabilizarme de la encuesta sobre “La profesión Veterinaria en Europa 2014”, en la que han participado 13.000 veterinarios y cuyos resultados están ya disponibles para su difusión.

¿Cuáles son las funciones principales de la FVE?

La FVE, como representante de la profesión veterinaria europea, tiene la misión de trabajar por mejorar la sanidad animal, el bienestar animal, la salud pública y la protección del medio ambiente promoviendo la profesión veterinaria. Junto a las asociaciones que la integran, la FVE tiene como objetivo ayudar a los veterinarios a conseguir un ejercicio profesional de máxima calidad, reconocido y valorado por la sociedad.

Y, para llevar a cabo tan ambicioso cometido, la FVE desarrolla funciones muy variadas: reunir a sus miembros para debatir y alcanzar posiciones comunes que se puedan defender conjuntamente; recoger y vehicular entre sus miembros información de interés; organizar foros de discusión sobre temas de utilidad; mantener un diálogo continuado con políticos e instituciones europeas para conseguir que se tomen las mejores decisiones posibles para veterinarios, ciudadanos y animales; celebrar reuniones con instituciones, ONG, ganaderos, industriales, compañías farmacéuticas y otros sectores para armonizar puntos de vista en beneficio de los animales y las personas; promover el conocimiento de la profesión veterinaria y de su contribución a la sociedad; influir en el contenido de la formación veterinaria pre y posuniversitaria, y a lo largo de la vida, con el fin de conseguir una oferta formativa de calidad; en este sentido cabe destacar el trabajo realizado junto a la Asociación Europea de Establecimientos de Educación Veterinaria (EAEVE) en la evaluación de las facultades europeas

La FVE en cifras
Actualmente la federación está integrada por 46 asociaciones profesionales de 38 países europeos, los 28 que integran la UE más otros como Suiza, Noruega, Islandia, Turquía etc., que no forman parte de la Unión; según las últimas estadísticas la FVE, agrupa a 233.300 veterinarios.

¿Qué objetivos se ha planteado usted en esta nueva andadura?

Mi objetivo fundamental es fortalecer y mejorar la FVE manteniéndola unida, tarea que no es sencilla considerando la heterogeneidad de sus asociaciones miembro, así como la situación política y económica por la que atraviesa Europa en estos momentos. Y, por supuesto, tratar de alcanzar los objetivos fijados en la estrategia 2015-2020, recientemente aprobada.

La FVE fue la responsable del proyecto Callisto, que terminó en 2014. ¿Cuáles fueron sus objetivos y conclusiones?

El objetivo fundamental de este proyecto de investigación multisectorial, interprofesional e interdisciplinar era estudiar las enfermedades zoonóticas que pueden transmitirse entre animales de compañía, seres humanos y animales productores de alimentos. Dado el creciente número de animales de compañía y su importante papel en nuestra sociedad con la proporción de beneficios para la salud y el bienestar de las personas, resulta crucial realizar una comunicación equilibrada de los beneficios y riesgos de los animales de compañía con el objeto de promover conductas saludables, así como la tenencia responsable de mascotas.

Para reducir estos riesgos, entre las conclusiones del proyecto Callisto figura recomendar una serie de acciones políticas y de investigación que deben ser implementadas tanto en el ámbito europeo como nacional: desarrollar sistemas de identificación y registro de las especies de animales de compañía más comunes y establecer programas de vigilancia que permitan recoger datos de las zoonosis relacionadas con estos animales; prestar una mayor atención al estado de salud de los animales que entran a la UE procedentes de terceros países, así como al bienestar animal relacionado con su movimiento transfronterizo; controlar la propagación en Europa de enfermedades y sus vectores para buscar soluciones a esta propagación; monitorizar la aparición de la resistencia antimicrobiana en los animales de compañía, controlar la utilización en animales de compañía de los antibióticos de importancia capital para las personas y desarrollar en paralelo nuevos enfoques a la terapia antimicrobiana.

Promover la educación sobre zoonosis de animales de compañía tanto entre las diferentes profesiones implicadas como entre los propietarios.

¿Llevan a cabo algún otro programa similar actualmente?

No, en la actualidad no estamos desarrollando ningún otro programa de similares características, pero recibimos continuamente invitaciones para participar en diferentes programas, que debemos estudiar para categorizar y priorizar nuestra posible colaboración.

Recientemente se ha celebrado en nuestro país una jornada de la WVA dedicada a la “Salud Única”. En su opinión, ¿qué papel tiene el veterinario clínico y de producción animal para contribuir a este concepto?

Creo que los veterinarios, por nuestro trabajo y formación, en general tenemos más claro este concepto que otras profesiones; no obstante, debemos profundizar en él con más formación y ponerlo en práctica en nuestra tarea diaria. Por otra parte, hay que realizar un esfuerzo de acercamiento, comunicación e intercambio de información con otros profesionales y personas implicadas en la materia como médicos y demás profesionales sanitarios, biólogos, sociólogos, responsables políticos, etc.

Mas noticias

Actualidad Porcino

21 Enero 2022

21/01/2022

Cómo es la respuesta celular que previene a los cerdos de la COVID-19

Actualidad Animales de compañia

21 Enero 2022

21/01/2022

La Dirección General de Derechos de los Animales organiza una charla para veterinarios clínicos para explicar los detalles del Anteproyecto

Actualidad Animales de compañia

21 Enero 2022

21/01/2022

Cómo crear armonía entre la salud física y el bienestar mental en los pacientes felinos

Actualidad Actualidad Veterinaria

21 Enero 2022

21/01/2022

La Fundación Vet+i convoca el VIII Premio Isabel Mínguez Tudela a la Innovación en Sanidad Animal

Actualidad Actualidad Veterinaria

21 Enero 2022

21/01/2022

“El veterinario puede aportar mucho en la prevención de la violencia de género y también en el maltrato a los animales”

 
 

CURSOS

 
 

EVENTOS