MI CUENTA | NEWSLETTER

Tratamiento de la dermatitis atópica sin antibióticos

Se estudió la relación entre el sobrecrecimiento bacteriano y las funciones de barrera de la piel


La dermatitis atópica (DA), una condición inflamatoria crónica de la piel y la forma más común de eccema, se estima que afecta hasta un 10 % de la población de EE.UU., y es mucho más común de lo que era hace 50 años. Las estimaciones clínicas veterinarias también muestran que aproximadamente el 10 % de los perros tienen dermatitis atópica. Cómo surge la DA aún no está totalmente entendido, pero un nuevo estudio de investigadores de la Perelman School of Medicine en la University of Pennsylvania y Penn's School of Veterinary Medicine, han puesto al descubierto importantes conocimientos sobre la asociación de la DA en los perros en comparación con los seres humanos.

Los perros con DA comparten características importantes de la versión humana. Por ejemplo, tanto en los seres humanos como en los perros la DA se ha vinculado a la proliferación anormal de bacterias de Staphyloccocus en la piel -en su mayoría Staphylococcus aureus en los seres humanos, y Staphylococcus pseudintermedius en perros.

En el estudio*, el equipo de investigación, compuesto por veterinarios dermatólogos, microbiólogos, patólogos y científicos, rastreó las poblaciones bacterianas, o "microbioma", en la piel de los perros, y las propiedades clave de la función barrera de la piel durante una aparición de DA, y de nuevo después de un tratamiento estándar con antibióticos. Durante el brote, los investigadores observaron una fuerte disminución en la diversidad de la población bacteriana de la piel a medida que ciertas especies de bacterias proliferaban junto con una disminución en la barrera protectora de la piel. Con la terapia con antibióticos, ambas medidas volvieron a los niveles normales.

"Tanto en la DA canina como la humana creemos que existe una relación similar entre la función barrera de la piel, el sistema inmunológico, y los microbios, incluso si las especies de microbios individuales no son idénticas", dijo la autora principal Elizabeth A. Grice, PhD, profesor asistente de Dermatología y Microbiología de la Facultad de Medicina de Perelman en la Universidad de Pensilvania. "La esperanza es que los conocimientos adquiridos a partir de este estudio y otros similares nos permitan un día tratar esta condición mediante la alteración del microbioma de la piel sin necesidad de antibióticos."

Elaboración del estudio

Treinta y dos perros (15 con DA, y 17 sin ella) del Penn Vet's Ryan Hospital se utilizaron para el estudio. En tres ocasiones -en primer lugar durante los brotes de AD en los perros afectados, a continuación, después de 4-6 semanas de antibióticos específicos, y finalmente 4-6 semanas después del fin del tratamiento- el equipo tomó hisopos de varias áreas de la piel en los perros afectados. Examinaron el microbioma de estas muestras mediante la amplificación y secuenciación de copias de un gen bacteriano clave cuya secuencia de ADN es diferente para diferentes especies bacterianas.

Las muestras de los perros con DA en curso tenían casi diez veces la proporción de especies de Staphylococcus, en comparación con los perros de control. Las especies de Corynebacterium también aumentaron, tal como suele suceder en los seres humanos con DA. Una medida estándar de la diversidad de los microbiomas de la piel de los perros también se redujo drásticamente, lo que indicó que la proliferación bacteriana anormal -principalmente de S. pseudintermedius- había desplazado a otras especies bacterianas, inocuas o potencialmente beneficiosas.

En la segunda visita, inmediatamente después de la finalización de la terapia con antibióticos, la abundancia de Staphylococcus y Corynebacterium en la piel de los perros afectados y la diversidad de su microbioma de la piel se había vuelto casi a los niveles observados en los perros de control. Estas medidas se mantuvieron en gran medida igual en la tercera visita, después de terminar con la terapia con antibióticos.

El deterioro en la capacidad de la piel para trabajar como una "barrera" para mantener la humedad y las bacterias dañinas se considera un posible factor en el desencadenamiento o el avance de la DA. Bajo la dirección de Elizabeth Mauldin, DVM DACVP, DACVD, profesora asociada de Dermatopatología en la Penn's School of Veterinary Medicine, los investigadores también probaron la función de barrera de la piel de los perros en cada una de sus tres visitas. Los resultados mostraron que el estado de baja diversidad bacteriana de los brotes de AD –correspondientes con las lesiones de AD en la piel- se correlacionaban con daños en la barrera de la piel, como se indica mediante una prueba estándar de la tasa de pérdida de agua a través de la piel (TEWL).

"No sabemos si el sobrecrecimiento bacteriano está debilitando la función de barrera de la piel o bien si un debilitamiento de la barrera está permitiendo el crecimiento excesivo de bacterias, pero sí sabemos ahora que están correlacionados, y eso es un hallazgo novedoso", dijo Grice.

El equipo de investigación está llevando a cabo más estudios sobre el microbioma en la dermatitis atópica canina, en particular, para determinar cómo la terapia antimicrobiana promueve la resistencia bacteriana.

"Esta investigación es un buen ejemplo del enfoque Una Salud (One Health) a la investigación, el reconocimiento de que estamos tratando con los mismos procesos de la enfermedad en los animales y en los seres humanos", dijo el autor Charles Bradley, VMD, DACVP, conferenciante y dermatopatólogo de patobiología en Penn's School of Veterinary Medicine. "Los resultados destacan la importancia de los perros como modelo para la dermatitis humana y ayudan a sentar las bases de nuevas estrategias terapéuticas, como los casos de trasplantes de microbioma para competir con el crecimiento excesivo de bacterias dañinas, como una alternativa a la terapia con antibióticos."

Puedes leer el artículo completo aquí.

*Charles W. Bradley, Daniel O. Morris, Shelley C. Rankin, Christine L. Cain, Ana M. Misic, Timothy Houser, Elizabeth A. Mauldin, Elizabeth A. Grice. La evaluación longitudinal del microbioma de la piel y Asociación con microambiente y Tratamiento en Canino dermatitis atópica. Journal of Investigative Dermatology, 2016; DOI: 10.1016 / j.jid.2016.01.023

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

01 Junio 2020

01/06/2020

Ya está disponible online el último número de la revista Argos

Actualidad Equino

01 Junio 2020

01/06/2020

La AVEE publica un tríptico sobre la reproducción de la yegua

Actualidad Porcino

01 Junio 2020

01/06/2020

Anprogapor se reúne con el rey para hablar sobre los efectos de la crisis del coronavirus

Empresas Animales de compañia

01 Junio 2020

01/06/2020

Un mundo sin leishmaniosis, el compromiso de LETI

Productos Equino

01 Junio 2020

01/06/2020

E&C Consulting presenta su ambulancia para equinos

Noticias de interés

EVENTOS