MI CUENTA |

El estudio conjunto de varios biomarcadores permite caracterizar la leishmaniosis grave

Se analizaron marcadores de activación inmune, estrés oxidativo e inflamación


Debido a la complejidad de la leishmaniosis visceral canina (LVC), existen dificultades para establecer una clara relación entre las manifestaciones clínicas y el estado inmunológico. Así, se plantea la hipótesis de que un único parámetro de la respuesta inmune celular o humoral no puede definir claramente la gravedad de la enfermedad. Se necesitan estudios integrados de múltiples biomarcadores para entender mejor su papel en el resultado de la infección por L. infantum. Para ello se realizó una investigación* en la que se evaluaron de forma simultánea biomarcadores de inflamación, de activación inmune, de estrés oxidativo y concentraciones de IgG anti-saliva del flebotomo en suero de perro con diferentes manifestaciones clínicas para caracterizar una firma biológica asociada con la gravedad de LVC.

En un estudio exploratorio transversal, se clasificó una población aleatoria de 70 perros de un área endémica de Brasil de acuerdo a la gravedad clínica de la LVC y la evaluación parasitológica. Se midió un panel de biomarcadores y de IgG anti-saliva del flebotomo en sueros caninos. La evaluación de la expresión de la proteína del perfil de los biomarcadores identificó una firma biológica distinta que podría agrupar por separado los grupos de animales con diferentes puntuaciones clínicas. El aumento de las puntuaciones más graves se asoció con una disminución gradual de LTB4 y PGE2, y un aumento gradual de CXCL1 y CCL2. Los análisis discriminantes revelaron que la evaluación combinada de LTB4, PGE2 y CXCL1 era capaz de distinguir los perros con diferentes puntuaciones clínicas. Los perros con los valores más altos de puntuación clínica también mostraron altas cargas parasitarias y las concentraciones más altas de anticuerpos anti-saliva.

Según los autores, estos hallazgos sugieren que la gravedad clínica de la LVC está estrechamente asociada con un perfil inflamatorio distinto contrastado por una expresión diferencial de los eicosanoides y quimiocinas en circulación. Por otra parte, este estudio permite la evaluación de múltiples biomarcadores en perros, que podría ser importante para la vigilancia LVC en las zonas endémicas.

*Solcà MS1, Andrade BB2,3, Abbehusen MM2, Teixeira CR4, Khouri R2, Valenzuela JG5, Kamhawi S5, Bozza PT6, Fraga DB1,7,8, Borges VM2, Veras PS1,8,Brodskyn CI2,9. Circulating Biomarkers of Immune Activation, Oxidative Stress and Inflammation Characterize Severe Canine Visceral Leishmaniasis. Sci Rep. 2016 Sep 6;6:32619. doi: 10.1038/srep32619.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

23 Noviembre 2020

23/11/2020

Diagnóstico ecográfico en animales exóticos a un nuevo nivel

Empresas Animales de compañia

23 Noviembre 2020

23/11/2020

Dechra muestra este martes 24 de noviembre cómo diagnosticar las otitis más complejas

Actualidad Animales de compañia

23 Noviembre 2020

23/11/2020

Puntos clave en la lucha contra las resistencias a los antibióticos en la clínica veterinaria

Actualidad Rumiantes

23 Noviembre 2020

23/11/2020

La producción de ovino y caprino ya cuenta con su sello de bienestar animal

Actualidad Actualidad Veterinaria

23 Noviembre 2020

23/11/2020

“Ningún sector puede resolver este problema por sí solo”

Noticias de interés

 
 

EVENTOS