MI CUENTA |

¿Dermatitis ulcerosa idiopática o dermatitis ulcerosa de comportamiento?

Los comportamientos de aseo repetitivos son indicadores de bienestar deficiente en gatos


La dermatitis idiopática felina en la cabeza y el cuello, también llamada dermatitis ulcerosa idiopática felina (DUI), se considera una enfermedad cutánea rara de origen desconocido. Por lo general, se asocia con una úlcera autoinducida, con costra y sin cicatrización, que se produce principalmente en la parte dorsal o lateral del cuello o entre la escápula donde se produce el aseo. Por lo general, la DUI se diagnostica después de la exclusión de otras causas de prurito. En la medicina felina, la alopecia autoinducida se reconoce como un trastorno del comportamiento (comportamiento repetitivo anormal) debido al lamido excesivo, que es una amplificación de un comportamiento de mantenimiento normal. Tales comportamientos repetitivos, como la alopecia autoinducida o las heridas autoinducidas, se denominan estereotipos y se consideran indicadores de un bienestar deficiente. Los objetivos de este estudio* fueron determinar, primero, si el comportamiento repetitivo asociado con las heridas autoinducidas estaba relacionado con un bienestar pobre, y segundo, si mejorar el bienestar en el entorno del gato conduciría a la curación, gracias al enriquecimiento ambiental.

Participaron en el estudio 13 gatos diagnosticados con DUI por un dermatólogo. Estos gatos fueron derivados a un etólogo para la evaluación de bienestar. Se atribuyó un puntaje de bienestar utilizando una nueva escala de bienestar de 21 puntos. La puntuación media de los 13 gatos con DUI fue de 16, mientras que la media de 35 gatos sanos fue de 7 (diferencia significativa, p <0,001). A continuación, se recomendaron modificaciones importantes en el entorno del gato y en la relación entre propietarios y gatos para los felinos con DUI. En los 15 días posteriores a las modificaciones ambientales, las lesiones ulcerativas se curaron y los puntajes de bienestar mejoraron significativamente (el puntaje medio fue de 6, significativamente diferente del puntaje previo a las modificaciones ambientales), siendo similares a los de los gatos sanos (sin diferencias significativas). Solo un gato fue tratado con un medicamento psicotrópico, y los propietarios eran reacios a mejorar las modificaciones ambientales.

Estos resultados sugieren que la DUI felina es un trastorno del comportamiento que indica un bienestar deficiente y que requiere la gestión por parte de especialistas en conducta, que proponen modificaciones ambientales. Por lo tanto, los autores proponen cambiar el nombre de esta afección a “dermatitis ulcerosa conductual”, dado que los puntajes de bienestar fueron significativamente diferentes de los gatos sanos, y que las modificaciones ambientales modificaron las puntuaciones de bienestar y condujeron a una curación exitosa en todos los casos.

*Titeux E1, Gilbert C1,2, Briand A3,4, Cochet-Faivre N3,4,5. From Feline Idiopathic Ulcerative Dermatitis to Feline Behavioral Ulcerative Dermatitis: Grooming Repetitive Behaviors Indicators of Poor Welfare in Cats. Front Vet Sci. 2018 Apr 16;5:81. doi: 10.3389/fvets.2018.00081. eCollection 2018.

Mas noticias

Actualidad Animales de compañia

22 Octubre 2021

22/10/2021

Manejo del estrés en perros y gatos a través de la nutrición

Actualidad Salud pública

22 Octubre 2021

22/10/2021

La nueva Red Nacional de Vigilancia en Salud Pública mejorará la comunicación sobre resistencias antibacterianas

Actualidad Rumiantes

22 Octubre 2021

22/10/2021

Las investigaciones confirman que los animales de producción no transmiten el coronavirus

Actualidad Actualidad Veterinaria

22 Octubre 2021

22/10/2021

El Colegio de Veterinarios de Badajoz aporta 1.000 euros para La Palma y abre una cuenta de donaciones particulares

Actualidad Actualidad Veterinaria

22 Octubre 2021

22/10/2021

La sanidad animal ha estado a la altura del reto de enfrentarse a la pandemia

 
 

EVENTOS