MI CUENTA |

La combinación de ácidos grasos omega-3, magnesio y zinc puede mejorar algunos de los trastornos del comportamiento

Se investigaron un total de 48 perros


Los descubrimientos recientes han demostrado que las posibilidades de que un perro desarrolle un trastorno del comportamiento pueden depender de varios factores, incluida la nutrición. El presente estudio* fue diseñado para evaluar la eficacia de un suplemento dietético que contenía ácidos grasos omega-3, magnesio y zinc en algunos trastornos de comportamiento comunes en una población de perros domésticos de Irán.

Material y método

En total, se investigaron 48 perros: 6 sin ningún trastorno de conducta (grupo de control) y 42 perros con al menos un trastorno de conducta común, es decir, actividad excesiva, eliminación inapropiada, temor, destrucción y agresión hacia personas y perros desconocidos (grupo de prueba). Todos recibieron dosis orales diarias de cápsulas de gelatina de suplementos de aceite de pescado que contenían 330 mg de ácido eicosapentaenoico y 480 mg de ácido docosahexaenoico.

Además, todos los perros recibieron 12-15 mg/kg de citrato de magnesio y 5 mg/kg de sulfato de zinc. Los datos se obtuvieron mediante un cuestionario que completaron los dueños dos veces antes (días 0 y 42) y dos veces después del periodo de tratamiento complementario (días 84 y 126).

En el cuestionario se preguntaba a los propietarios si su perro había mostrado alguno de los 6 trastornos de conducta comunes en una escala tipo Likert de 5 puntos que iba de 0 (nunca o muy raramente) a 4 (muy a menudo).

Resultados

Los resultados no mostraron cambios significativos para ninguna de las escalas de trastornos de conducta evaluados en el grupo de control. En perros con trastornos de conducta, los resultados mostraron una reducción significativa en la puntuación media para la gravedad del temor (p = 0,0083), la destructividad (p = 0,002) y la eliminación inadecuada (p <0,001). Además, no hubo diferencias significativas en la puntuación media para la gravedad de la actividad excesiva (P = 0,162), la agresión hacia los perros (P = 0,281) y la agresión hacia personas desconocidas (P = 0,09) durante el curso del estudio.

Conclusión

Los autores afirman que los resultados de este estudio apoyan la hipótesis de que una combinación de ácidos grasos omega-3, magnesio y zinc puede mejorar algunos de los trastornos del comportamiento.

*Rahimi Niyyat M1, Azizzadeh M1, Khoshnegah J2. Effect of Supplementation With Omega-3 Fatty Acids, Magnesium, and Zinc on Canine Behavioral Disorders: Results of a Pilot Study. Top Companion Anim Med. 2018 Dec;33(4):150-155. doi: 10.1053/j.tcam.2018.08.006. Epub 2018 Aug 30.

Mas noticias

Actualidad Actualidad Veterinaria

15 Junio 2021

15/06/2021

Los veterinarios de toda Europa se comprometen a lograr un sistema de alimentación sostenible

Empresas Animales de compañia

15 Junio 2021

15/06/2021

Los perros policía regresan a las aulas para mejorar la estimulación sensorial y motriz de personas con diversidad funcional

Actualidad Rumiantes

15 Junio 2021

15/06/2021

Un manual describe las estrategias de adaptación y mitigación de vectores de transmisión en vacuno

Productos Animales de compañia

15 Junio 2021

15/06/2021

Zoetis lanza VetScan Imagyst, una nueva solución diagnóstica impulsada por inteligencia artificial

Actualidad Salud pública

15 Junio 2021

15/06/2021

Editado un informe sobre cambio climático y seguridad alimentaria

 
 

EVENTOS