MI CUENTA | NEWSLETTER

¿Cómo están llevando las clínicas veterinarias la obligación de registrar las horas trabajadas?


Dos semanas después de la entrada en vigor del registro obligatorio de las horas de trabajo sigue habiendo muchas dudas sobre cómo llevarlo a cabo. Y todo ello a pesar de que el Gobierno editó una Guía sobre el registro de jornada. En ella, entre otras cuestiones, se señalaba que los trabajadores autónomos (como es el caso de muchos veterinarios) no están obligados a llevar un registro de horas.

Aun así, en muchos hospitales veterinarios todavía no está claro cómo actuar. Es por ejemplo lo que señala Miguel Ángel Valera, gerente de la Policlínica Veterinaria Centauro, que afirma que “tenemos información, pero es contradictoria. No queda claro que la normativa española esté en sintonía con las directivas comunitarias, por lo que me parece que puede sufrir modificaciones hasta que sea definitiva”.

Una sensación que comparte Jordi Calvo, de Blau Veterinaris, para quien “la medida nos pilla a pie cambiado”, y que recuerda que la guía del ministerio no apareció hasta después de entrar en vigor la medida. “Teníamos alguna noción por la obligatoriedad del registro de la jornada de los trabajadores a tiempo parcial, pero lo cierto es que quedan un montón de dudas”.

Pero no todo son opiniones adversas. Ahí está la de Héctor Gómez, del Anicura Abros Hospital Veterinario, quien confiesa que “la asesoría laboral con la que trabajamos y el equipo encargado dentro de Anicura de resolver estos temas nos han asesorado convenientemente, con lo que ha sido muy fácil implementarlo”.

Jordi Calvo (Blau Veterinaris): Jordi Calvo (Blau Veterinaris): "Tengo dudas de que llegue a ser una medida efectiva para lo que fue creada: minimizar las horas extras no retribuidas, aunque es posible que contribuya a minimizar el fraude".

La guía editada por el ministerio no ha logrado solventar muchas dudas que han surgido a numerosos profesionales. “¿Es obligatorio el registro para los trabajadores autónomos? ¿Y para los gerentes o administradores de los hospitales veterinarios? ¿Cómo se contabilizan las pausas y descansos?”, enumera Jordi Calvo, que ha consultado a su gestoría y la propia guía del ministerio. Por ese último punto, el de los descansos, también se preguntan en Anicura Abros Hospital Veterinario: “Las dudas se refieren sobre todo a cómo registrar horas de descanso, horas complementarias, descansos entre turnos, etc.”, comenta Héctor Gómez.

Por su parte, Miguel Ángel Valera señala otro punto interesante: “Nos interesa conocer los dispositivos digitales que funcionan bien, pero nadie "se moja" recomendando un modelo fiables. Una investigación por parte de la OCU estaría bien para tener una referencia”.

Con dudas o sin ellas, la normativa está ya en marcha, y hay que cumplirla, tal y como recuerda Héctor Gómez. “Es algo que tenemos que cumplir, igual que otras regulaciones. Simplemente se explica el procedimiento y se aplica”, comenta. “Llevará un tiempo hasta que todos estemos acostumbrados a hacerlo y no cometamos errores u olvidos”. Más reticentes se mostraron en un principio en Blau Veterinaris, “debido al desconocimiento, seguro”, aclara Jordi Calvo, quien añade que los veterinarios de su centro “dudaban de cómo les podría afectar. Una vez explicada la finalidad, no ha habido problemas. Ahora falta que lo cumplan, porque hemos empezado haciendo el registro en papel”.

Miguel Ángel Valera (Policlínica Veterinaria Centauro): Miguel Ángel Valera (Policlínica Veterinaria Centauro): "Habría que perseguir los contratos a tiempo parcial que, en la realidad, hacen jornadas completas, más que a los que hacen jornadas completas".

También en papel se estaba llevando a cabo ya el registro en la Policlínica Centauro, “y seguiremos haciéndolo así hasta que se aclare cómo se va a implementar de forma definitiva”, añade Miguel Ángel Valera. “Aún hay lagunas teóricas sobre algunos aspectos, como los descansos durante la jornada (que no parecen ser tiempo laboral pero computan como tales) o el tiempo extra que se dedica algunas veces, que nosotros compensamos con mañanas libres cuando se acumulan horas.

Para el gerente de la Policlínica Centauro “es más cuestión de voluntad y de negociación que de ser estrictos en fichar: si se hacen más horas, se pagan o se da tiempo libre equivalente”. Pero también precisa: “Sí que habría que perseguir los contratos a tiempo parcial que, en la realidad, hacen jornadas completas, más que a los que hacen jornadas completas”.

Por la particularidad de los horarios y cómo se ordena la jornada laboral, cabe preguntarse si los veterinarios clínicos no consideran que deberían tener algún tipo de excepción a la obligación del registro de horas laborales. En este sentido hay opiniones diversas: 

“Las profesiones sanitarias, tanto veterinarios como médicos y enfermeros, por las características propias de las jornadas de guardias y urgencias, sí deberían tener alguna diferenciación para permitir jornadas de algo más de ocho horas para poder solapar los turnos y que haya comunicación entre los equipos salientes y entrantes; pero, en mi opinión, no más de diez horas para evitar errores producidos por el cansancio”, afirma Miguel Ángel Valera. ¿Y cómo puede solucionarse esto?. El gerente de Centauro cree que “es responsabilidad de patronal y sindicatos veterinarios reflejar en el convenio colectivo cómo regular este tema en nuestro sector, para que su aplicación sea más sencilla y no genere controversias ni malentendidos entre propietarios y empleados de las clínicas veterinarias”.

Héctor Gómez (Anicura Abros Hospital Veterinario): “Las dudas se refieren sobre todo a cómo registrar horas de descanso, horas complementarias, descansos entre turnos, etc.”.Héctor Gómez (Anicura Abros Hospital Veterinario): “Las dudas se refieren sobre todo a cómo registrar horas de descanso, horas complementarias, descansos entre turnos, etc.”.

Por su parte, Jordi Calvo señala que los mayores problemas con el registro de horas trabajadas en las clínicas veterinarias pueden venir “en referencia a los turnos de urgencias y domicilios, aunque en la práctica no debería haber diferencias” entre el sector laboral veterinario y otros. No obstante, sobre la implantación del control de horas confiesa que “tengo dudas de que llegue a ser una medida efectiva para lo que fue creada: minimizar las horas extras no retribuidas. Admite que “es posible que contribuya a minimizar el fraude”, aunque “habrá que esperar un tiempo para valorar su eficacia”.

“El hacer el registro es simplemente un requisito”, afirma Héctor Gómez, quien no ve diferencia entre los horarios veterinarios y el resto de trabajos. “La dificultad pienso que radica en conseguir hacer horarios adecuados que se ajusten al cumplimiento laboral y poder al mismo tiempo dar una buena atención al cliente, debido a la variabilididad de carga de trabajo que tenemos de unos días a otros: conseguir una buena conciliación y dar buena calidad de trabajo al mismo tiempo no resulta en muchas ocasiones fácil de conseguir”.

Mas noticias

La peste porcina africana preocupa también a los productores de alimentos para mascotas

Mónica Alemán, Universidad de California, EE. UU.

“España cuenta con especialistas en medicina interna de excelente calidad que han contribuido con importantes aportaciones”

El Observatorio de la Cadena busca soluciones a la problemática de la industria cárnica transformadora

Modelo de Clínica Veterinaria: Especializado en el rendimiento

Los simbióticos en la dieta de los broilers pueden reducir la colonización intestinal por Salmonella

Noticias de interés

EVENTOS